Carta a la Luna 374 – Dice

Dice el cielo sobre mi
todo está acabando
dice cada paso por aquí
algo está fallando

Recuerdo que abrí
el pecho hacia ti
después me perdí
y terminé para volver a comenzar

Recuerdo mentir
diciendo la verdad
recuerdo escribir
cada palabra y la puerta del final

Dice el tiempo que me fui
mientras estoy llegando
dice algún recuerdo al sonreír
sólo eres humano

Recuerdo morir
mirando hacia atrás
recuerdo vivir
abrir los ojos bien cerrados y amar

Y luego partí
al sur de la ficción
después sucedí
moví los brazos y salí a respirar…

Carta a la Luna 284 – Para seguir aquí

Para seguir respirando
tuve que romperme
tuve que girar y ver
el viaje de caída
para seguir conmigo
tuve que asfixiarme
tuve que amarrarme
a una posibilidad
tuve que estirarme
por una corta eternidad
tuve que decir que no
cuando quería gritar que si
tuve que dejar morir
mentir y pretender vivir
para seguir, apagué el corazón
sin avisar corté la transmisión
para soñar que sigo aquí
tendré que fingir dormir
por encontrarte me perdí
dejé el planeta y no volví
tuve que estallar al fin
para poder volver a mi.

Carta a la Luna 273 – Calles y caminos

Estas son mis calles
de cualquier ciudad
corrientes eternas
fluyendo en las venas
mis pasos exactos
caminos abstractos
huellas necesarias
vistas o difusas
haciéndome a trozos
causándome destrozos
construyen ese ruido
cayeron desde el nido
pegó aquí el silencio
las voces sienten miedo
mirar al lado y ya no ver
jugar a ser ciego, dejar de oír
pisar sendero de este fin
beber el veneno
volver a vivir.

Carta a la Luna 241 – Debo pero no debo

El astronauta, preso de una nube de gases tóxicos espaciales, mezclados con la difícil situación de haber perdido de vista a la Luna, alucinó y sintió que era aplastado por el vacío de la tristeza, hoy perdió esperanzas mientras escribía totalmente ajeno, mientras mordía la ironía de estar muriendo en el espacio por seguir aquello que le daba vida, por seguir al corazón.

Debo imaginar esa respuesta porque callas,
debo rodar por la cuesta de mis ganas,
debo ser inteligente y apagar mi corazón,
debo ser de lo que siento, una prisión
debo seguir incompleto y callado,
debo fingir y mirar al otro lado,
debo dejar de quererte tanto a ti,
debo dejarme morir para seguir.

Debo aprender a sonreír sin ser feliz,
debo reciclar mis últimos latidos,
debo vivir por vivir y sin sentido,
debo ser socialmente correcto,
debo rezarle seguido al dinero,
debo dejar de dedicarte esa canción,
debo hacerle caso sólo a la razón,
debo hacerme el duro y no extrañarte,
debo dejar de verte en cualquier parte.

Debo aceptar que sin más te fuiste,
debo acostumbrarme a estar triste,
debo dar respuestas pero nunca preguntar,
debo abstenerme para siempre de soñar,
debo asimilar que ya no puedo respirar,
debo ser artista sin poderme inspirar,
debo hacerme el tonto y olvidarme de crear,
debo ser un cero a la izquierda hasta el final.

Carta a la Luna 227 – Cuando es ahora

Cuando dije que te quería, habló el corazón,
cuando dije que podía, no sabia del dolor,
ahora que me pierdo dentro mío y sin ti,
ahora que golpea el frío sobre mi,
dime por qué aún sigo aquí.

Cuando pude abrazarte, todo el resto se apagó,
cuando entré en tus ojos, de repente algo cambió,
ahora que te fuiste en silencio, sin nada que decir,
ahora que me sabe a nada vivir sin ti,
dime por qué aún sigo aquí.

Cuando te confesé lo que sentía, no te mentí,
cuando tú me sonreías, me hacía tan feliz,
ahora aunque me apago, todavía escribo para ti,
dime por qué aún sigo aquí.

Carta a la Luna 223 – Me hace vivir

Desprendí al temor de la piel, escuché tu canción y estallé, por tu efecto y mi reacción, mis sentidos quieren volar, tocar tu órbita lunar, tu belleza es espacial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Dibujé tu nombre en mi piel, recordé tu sonrisa y despegué, entre niebla y oscuridad, las estrellas no brillan más, quisiera poderte encontrar, tu mirada es especial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Ignoré el frío en la piel, me abrí y te pude ver, entre ruido y tempestad, sé que voy hasta el final, no es necesario soñar, tu energía es muy real, lo que siento por ti, me hace vivir.

Carta a la Luna 179 – Para vivir

Me gusta todo lo que empieza en ti, esta noche, otra vez sobreviví, me gusta el color que pintaste en el espacio, me gusta escribir despacio para ti, me gusta tu sonrisa porque me hace sonreír, me gusta que me inspires a vivir.

Me gusta el infinito de tu abrazo, me gusta tu reflejo sobre el mar, me gusta esa canción cuando es contigo, me gusta tu sonido espacial, me gusta si me pongo a dibujarte, me gusta si me pierdo en tu mirada, me gusta dedicarte estas cartas, me gusta que me inspires a vivir.

Me gusta saber que eres feliz, aunque no estés ahora mismo junto a mi, me gusta si te atreves, sacando todo lo mejor de ti, me gusta el momento exacto en que apareces, me gusta si tatúo en tus manos, me gusta sentirme enamorado, me gustas tú porque me inspiras a vivir.

Carta a la Luna 174 – Después de la vida

Después del deseo en una estrella, después de la tormenta y la marea, después de mis manos y mil cartas, después de vestirme de astronauta, después de un beso en la memoria, después del final de mis historias, después de mi derrota y mi victoria, después de todo lo que  yo viva, siempre estarás tú.

Después del milagro del amor, después de los golpes del dolor, después de cruzar todo el espacio, después de aprender a ir despacio, después de tú sonrisa y su efecto, después de mi huída y tú regreso, después de mis noches y tus días, después de todo lo que yo viva, siempre estarás tú.

Después de decirte que te quiero, después de vivir, por ti me muero, después de un café y un té rojo, después de la vida y sus antojos, después de un abrazo justiciero, después de escribir por ti de nuevo, después de un dibujo enmarcado, después de todo lo que ha pasado, después siempre es antes porque vuelves, después de todo eres la luna, después de ti no existe ninguna, después de todo lo que yo viva, siempre estarás tú.

Carta a la Luna 153 – Tiempo y más

Ahora que no puedo de dormir, ahora que recuerdo vivir, ahora que vivo junto a ti, aunque casi no estés por aquí, ahora que sonrío y me pierdo, ahora que revivo y no muero, ahora quisiera besar, también ponerme a cantar, tengo en mis manos un texto y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Ahora que escapé de la farsa, ahora que sé ver más allá, ahora te veo en mi ventana, aunque no te pueda tocar, ahora que cerré mi cabeza y abrí la puerta lunar, ahora quisiera abrazar, quizás volver a soñar, tengo en mis manos el fuego y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Ahora que escapé del deshielo, ahora que caliento el sendero, ahora que te vi y no te encuentro, pero me volviste a inspirar, ahora que exilié a mis miedos, ahora que quisiera gritar, ahora un recuerdo intenso me volvió a visitar, tengo en mis manos la fuerza y más, tengo un tiempo en la eternidad.