Carta a la Luna 395 – Viajando otra vez

Oceanos de arena, espejismo y dilema
voces enemistadas, lenguaje en la mirada
viajando estoy otra vez, dónde estaré…

Frases que sin palabras, saltaron por la ventana
sigue golpeando el pecho, mientras me alejo
viajando estoy otra vez, dónde estaré…

Apagando la cabeza, esto termina y empieza
siempre es hoy y mañana, aún no se inventa
viajando estoy, ya lo ves, dónde estaré…

Carta a la Luna 345 – Quizás

Inunda el cielo, fabricando el sur
incendia el tiempo, abrazando la luz
no doy un paso más, caigo sin ver
quizás me pierda y no quiera realmente volver

Lluvia en sueños, el desierto durmió
ciego el espacio, un sonido estalló
no puedo respirar, pero sigo aquí
quizás me apague una noche y no quede de mi

Sonrisa exacta, siempre sobre papel
viajando en cartas, partiendo en mi piel
de mi algo se fue, pero estoy bien
quizás no importe el futuro del pasado, que llegó hoy también…

Carta a la Luna 289 – Viajando

Viajando y respiro de regreso
viajando aprendí a estar despierto
viajando dando giros y conmigo
viajando, tan errante el destino
viajando con el corazón distante
viajando y nada es tan importante

Viajando me desgasto en el tiempo
viajando hoy me siento como nuevo
viajando capeando el siniestro
viajando, recordando algo nuestro
viajando con los pies pisando el suelo
viajando siento el cuerpo más ligero

Viajando con la locura consciente
viajando el miedo es irreverente
viajando abrazado a lo imposible
viajando nada es irreversible
viajando siento frío pero quema
viajando en libertad por el dilema
viajando se hace débil esta pena

Viajando quiero igual pero distinto
viajando sonriendo y luego existo
viajando en silencio y entre gritos
viajando solo doy y ya no exijo.

Carta a la Luna 261 – Solo, no

Solo no, extraño
como un astronauta
que quiere a la luna
soñando despierto
durmiendo jamás
viajando en las venas
quiero despegar.

Solo no, pero sin ti
rodeado del mundo
rodeado de mi
a veces lejano
y aveces por dentro
sigues sucediendo
pero no aquí.

Solo no, pero en silencio
no vive el sonido
te fuiste
se ha ido
el aire es escaso
el ritmo sin visa
ecos de tu risa
dejé de jugar
dejé de pensar
te di el corazón
perdí la razón
ahora las sombras
principio y final
tal vez seré libre
tal vez inmortal.

Carta a la Luna 259 – Tiempos sin ti

El astronauta y la Luna imposible, no la encuentra, ya no vuelve…contempla en silencio su mundo apagado, escribe las cartas porque no sabe parar de quererla, no sabe como cortar lo que siente…espera callado, espera por ella, espera un abrazo o el fin, de un golpe preciso, también de sus manos.

Tiempos de cambio
a cambio de nada
voces lejanas
vacías, calladas
fuga del sol
eclipse al calor
sube la deuda
no existe una tregua
pierdo las luces
sin fuerza
a patadas
mensaje en silencio
partiendo el cuerpo
posible esperanza
ahogada de ganas
quisiera buscarte
impulso al instante
quisiera olvidarme
y vuelvo a quererte
despierta la noche
no sales
te escondes
yo sigo viajando
por ti
viajando
por ti
a expensas de mi
porque me hace daño
te espero hace años
siento que me quiebro
y ya no te veo
aprieto los ojos
los puños
los dientes
hasta el corazón
frenó de repente.

Carta a la Luna 217 – Vivo y sin ti

Esta noche perdí el miedo, el reloj se me rompió, el calor poco a poco se apagó, no sentí que respiraba y muy poco el corazón, tengo todavía tatuada tu canción, quisiera romper las sombras para ver si estás ahí, duele tanto estar vivo y sin ti.

Esta noche la tormenta, abrazó y me pegó, creí verte pero era una ilusión, no siento que estoy despierto y me olvido de quien soy, tengo el pecho abierto sin temor, quisiera que el sol brillara para ver si estas ahí, duele tanto estar vivo y sin ti.

Esta noche no se acaba, todo gira sin control, tu recuerdo otra vez me alimentó, sabes bien de lo que hablo, sabes que te quiero tanto, seguiré por ti viajando aunque pierda la razón, quisiera estirar los brazos y alcanzarte desde aquí, duele tanto estar vivo y sin ti.

Carta a la Luna 195 – Viajando

Viajando solo voy ligero, llevando sólo lo que siento, las luces de tus ojos entre mis recuerdos, quisiera saber más de ti, ahora que sé más sobre mi, quisiera a veces olvidar que sigo aquí, llevo a veces el latido congelado, a veces te escribo las cartas tiritando, no sé si tienes algo que decir, no sé si con todo este frío te pueda oír, si no termino es porque siento que aún no empiezo…

Viajando por este universo, con el fantasma de la suerte, guardándote un abrazo por si vuelvo a verte, ahora que nada más me importa, que saber que eres feliz, aunque se quiebre el corazón, esto es así, a veces te traiciono y quisiera olvidarte, pero vuelves a aparecer en cualquier parte, no sé si pueda algún día encontrarte y que también tú quieras encontrarme a mi…

Viajando siempre sin ningún camino, guiando siempre, los latidos y no el destino, no soy lo que pueda tener, no soy el traje que ahora llevo, no soy un cargo, un trabajo o dinero, siempre fui el que estaba al lado, enamorado de la luna, lo que te doy no se lo di nunca a ninguna, con la certeza de realmente no saber, no sé si pueda comprender, pero es que no puedo dejarte de querer…

Carta a la Luna 188 – Tú, Luna

Medias luces, espacial, no dormir, dejar de soñar, el fantasma de mi peor versión exiliado, tú y una canción, siempre tú, por este camino tú, mi corazón y tú asociados, tú y yo extrañando…

La explosión que no sé oyó, magia, tú sonrisa y yo a pintar, tratando a veces de abrazarla, clavada en el centro de mi, tú, y nada se parece a ti, te quiero, aunque no estés aquí, te veo, tú y yo viajando…

Las palabras para decir, lo que llevo, te siento desde aquí, en algún lugar lejano del espacio, tú sin mi, yo sin ti escribiendo, manteniendo cuerda a la locura, expandiendo mi libertad, mi verdad, tú y mi vida enamorada, dedicándote otra carta , tú Luna, tú y yo sin ti.

Carta a la Luna 135 – Volví a despertar

Sigo despertando, porque me dormí, las heridas con antojo de sal, la noche mantiene esa sensualidad espacial, la luz se abstiene y siempre vuelvo a cantar, no vuelvo a soñar, volví a despertar.

Sigo anestesiando ese golpe frontal, sigo acariciando tu recuerdo y nada más, mañanas sin más que yo conmigo, que diferente era todo contigo y otra vez intento respirar, no vuelvo a soñar, volví a despertar.

Sigo viajando por un camino, embarrado de destino y mis pasos tropezando una vez soñaron que flotaban, el amor ausente de repente por capricho juvenil, yo latente, tú estando sin estar y no vuelvo a soñar, volví a despertar.

Sigo cantando sin canciones, todas eligieron a mamá, me quedé sin la custodia, con un tatuaje de tu boca dando un beso en la memoria, aprendiendo a convivir con eso doy un paso más y no vuelvo a soñar, volví a despertar.

Sigo y ya no persigo, frío pero todavía vivo, duele pero aún sonrío, eligiendo siempre la sensación de un abrazo, ciertos momentos como un balazo y vuelvo a apretar los dientes, nada existe si no haces lo que sientes, luna, todo pasa, envejece, encantadores de serpientes dando siempre la razón, yo siempre doy el corazón y no tengo nada más, ya no vuelvo a soñar, hoy volví a despertar.

Carta a la Luna 81

Una carta para explicarte que me muero por ti,
81 intentos de decirte lo que me haces sentir,
alba en mi ventana y el primer latido de mi corazón.

Una carta para explicarte lo que me gustas mujer,
para escribirte lo que sucede cuando te vuelvo a ver,
magia en tus ojos y el primer latido de mi corazón.

Una carta para decirte lo que me inspiras mujer,
para besarte con cada letra sobre este papel,
y por qué no, para decirte otra vez, que eres lo mejor,
que he visto, sentido y que adoro con todo mi corazón.

Una carta es un poco de mi y quisiera dártelo todo, quisiera siempre repetir…cuando se trata de ti, siempre uno es poco, es mejor dos, tu y yo. Ayer por la noche te vi y reímos, lo pasamos muy bien y me sentí como nuevo, como un niño pequeño, feliz y a tu lado volviendo y viajando por las calles del espacio y de la noche, iba vibrando de emoción por tener la suerte enorme de tenerte a mi lado, a unos centímetro de mi y de mi corazón loco, de ti enamorado…paramos y te vi con los brazos abiertos y te juro que morí y reviví en un mismo segundo, corrí a ti y me perdí en un abrazo entre tu vida y la mía, sujetando con fuerza pero con cuidado tu energía, mujer, yo me quería perder ahí mismo, quedarme dormido contigo en ese momento amarrado y ya no sentía el frío.

Eres la mejor sensación sin discusión, te quiero y te espero como siempre como hoy…ayer en las puertas de tu casa lunar estuve contigo, fue sólo un momento pero fue para mi eterno, hubo un silencio total y me sentí como nuevo y te digo otra vez y mil veces que te quiero, te quiero desde que empieza el sentimiento y cuando lo puedo decir con palabras, cuando lo puedo escribir en esta carta, cuando te puedo abrazar o darte un beso de esos que matan al miedo…te quiero, de verdad, desde dentro, no me rindo, aquí sigo ya no puedo morir, sólo sé respirar de ti, eres para mi una obra de arte, espacial y perfecta. Te adoro luna preciosa, eres entre las estrellas una diosa, la musa que vive en mi sonrisa, eres cada latido de mi corazón.