Carta a la luna 406 – Sin tiempo

Viejo el suelo y este lugar
todo quieto en el tiempo
yo volví, pero ya no estoy aquí
tanto tiempo, tanto tiempo…

Sabio el grito que me rompe
todo en calma sobre el mar
yo volví, pero tú no estas aquí
tanto tiempo, el silencio…

Advertisements

Carta a la Luna 396 – Poco tiempo es tiempo

Tengo poco tiempo y por eso vale tanto
tengo algo dentro golpeando, golpeando
tengo la raíz, ya no escapo por las ramas
tengo lo que siento, lo demás me sabe a nada

Tengo poco tiempo y por eso escribo tanto
tengo este sueño despertando, despertando
tengo en la cabeza algo haciendo las maletas
tengo lo que siento, lo demás no me interesa

Tengo poco tiempo y por eso tengo tanto
tengo mar adentro un reflejo esperando
tengo el recuerdo, una sonrisa en el espacio
tengo lo que siento, queda poco, tengo tiempo.

Carta a la Luna 383 – Sin idea

Hay tanto que no sabes de mi
como el peso de mis pasos
haciéndose ligeros, por sordera
hay tanto, luna, que no ves desde allí
como el pecho abierto, ahora blindado
la verdad que ves como mentira
esa razón que no sé por qué, no confía
no viste que quedé sin aire un día
y no llegué latiendo a la noche
esa noche, que duró tanto
pero sigo aún andando
paso a paso, hasta el final
viendo todo terminar
yo empiezo un nuevo viaje
sin lugar para equipaje
si no puedes, si no quieres
si decides que no entiendes
todo bien, sin despedida
yo ya voy a la deriva y sin parar
sólo puedo continuar, viajando al sur
ya no busco, ya no sé dónde estás tu
es absurdo, pero sin embargo, es
siempre cuando todo se termina
ves más claro, ves la herida…

Carta a la Luna 206 – Enamorado de ti

Si el olvido canta victoria y me gana jugando a saber quién soy, es porque sólo tengo lugar para tu sonrisa, bailando al compás de mi corazón, si pierdo la razón es porque te adoré con locura, prefiero caer junto a mi, que volar y perder tu hermosura, tatuada en mi vida, te recuerdo tan exacta todavía, si algo callé es porque siempre te puse primero, el silencio ganó simplemente porque te quiero, despierto, no duermo y me pierdo un poco más en mi, apretando los labios sigo enamorado de ti…

Si la certeza abandona también mi cabeza, espero tener todavía tu imagen conmigo, apareciendo, quizás, cuando duela y haga frío, no me arrepiento de nada de lo que hice por ti, lo haría mil veces de nuevo, quisiera tanto que estés aquí, prefiero un segundo a tu lado, que por esta vida haber pasado sin conocerte, quisiera tanto que seas mi presente y un deseo al futuro, de nada ahora puedo estar seguro, sólo de lo que siento, aunque mañana no me acuerde de mi, sé que no he querido tanto, como te quiero a ti…

Carta a la Luna 202 – Si no te encuentro

No sé muy bien a dónde voy, no veo nada alrededor, llevo apretado en el puño la razón, no sé por qué no estás aquí, no queda mucho más de mi, cuando te fuiste también siento que me fui, ya no importa el destino, ya se borró hasta el camino, si no te encuentro pronto, luna, estoy perdido…

No sé muy bien de dónde vengo, pero aún sé a donde voy, siento la pena asfixiando al dolor, no sé por qué esto es así, por qué me olvido hasta de mi, por qué la vida se pintó toda de gris, ya no me importa más el riesgo, me importa sólo lo que siento, si no te encuentro pronto, luna, pierdo el centro…

No sé muy bien por qué no estás, sólo te fuiste, así sin más, tal vez no quieras que te vaya a buscar, pero no puedo evitarlo, respiro por quererte tanto, creo que ni si quiera yo sabía cuanto, ahora no sirve estar callado, quisiera oírte decir algo, si no te encuentro pronto, el corazón se habrá apagado…

Carta a la Luna 187 – Ojalá estuvieras

Estuviste siempre ahí, al salvarme de mi mismo, eres esa medicina y una dulce enfermedad, me volviste a inspirar, lo que dice tu mirada sin hablar es espacial, energía que alimenta cada carta hambrienta, me haces mucho bien y no sé si te das cuenta, sé que puedo esperar, pero a veces es difícil porque creo que te veo y la verdad es que ahora mismo, no estás.

Saliendo de un abismo, con tu mano en la mía, el universo estalló, empezó a llover color y el silencio me gritó, tu sonrisa es una droga espacial recorriéndome las venas, yo intentaré llegar en una pieza, te quisiera encontrar aunque me pierda, pero a veces es difícil, porque creo que te veo y la verdad es que ahora mismo, no estás.

Entre el espacio y la pared, a veces yendo al revés, eres musa inevitable, batería infinita entre mis manos y el papel, me empecé a mover cuando aprendí a no correr, empecé a respirar casi sin aire a tu lado y reviví, tengo tanto para ti…pero a veces es difícil, porque creo que te veo y la verdad es que ahora mismo, no estás.