Carta a la Luna 371 – Restos adiós

Salgo un rato a respirar
no descanso bajo el mar
navegando en la corriente
ya quizás nunca regrese

Atentado espacial
explotó y no va más
llueve el sol sobre mis manos
sobre restos voy descalzo

Inconsciencia orbital
omitiendo la verdad
sólo traje un abrazo
y unas carta bajo el brazo

No fue nunca suficiente
morbo de dejar pendientes
adivinando entre dientes
el presente estuvo ausente

Si, resulta que es así
me iré lejos de aquí
llevo aire en la maleta
libertad en la cabeza

Un café de despedida
entrando por la salida
nada importa en realidad
el que llegó ahora se va…

Carta a la Luna 69 – Una hora junto a ti

El astronauta escribe a la luna con el corazón latiendo con mucha fuerza, parece que tuvo un pequeño problema con un meteoro gordo y cobarde que intentó cubrirla con su sombra….el viajero tiene ganas de abrazarla y decirle que todo estará bien, que ella es mucho más grande, que la protegerá de cualquier problema y que nunca se rendirá, aunque deba enfrentarse a la galaxia siempre estará a su lado…el meteoro desapareció, porque lo que no vale la pena no suele durar demasiado…el astronauta, frente a la luna, por fin escribió:

Hoy, una hora junto a ti y tuve todo en un momento,

una hora con tus manos y tus ojos increíbles sonriendo,

con tu boca y su alegría, no sé que decir…sólo que te quiero.

Hoy, una hora junto a ti y me inspiras un poema en un segundo,

no me importa el universo mientras viva tu sonrisa en mi mundo,

con la magia de tus días, no sé que decir…sólo que te espero.

Hoy, una hora junto a ti y un regalo para mi está mañana,

por la noche en mi ventana, con tu luz sobre mi cama de acampada,

con un beso y un abrazo en mi recuerdo, eres lo mejor que tengo.

Hoy, una hora junto a ti y te prometo que te siento hasta en el aire,

y quisiera susurrarte un secreto, que te cure el corazón cuando estés triste,

tal vez no tenga demasiado pero contigo te aseguro, tengo más que suficiente,

vales tanto que el infinito es pequeño, tienes mi vida enamorada para siempre.

Carta a la luna 21 – Hoy

El astronauta continúa el viaje…algunos kilos menos y respirando muy lento, cerró la mano durante un rato para que entrara en calor y así poder escribir a la luna que le miraba desde lejos…él era feliz cuando sentía que conectaban allí, entre tantos kilómetros de distancia…entonces creía respirar mejor, se sentía con fuerzas y las palabras iban apareciendo en el papel…

Hoy, soy un tipo que se divorció de la tristeza…

y se juega todo, porque cree en la belleza,

de hacer lo que se siente y no en lo que se piensa…

Hoy, prefiero vivir sólo lo que dure este viaje hacia ti,

que morir durante un siglo engañado en mi planeta…

Hoy, me hice fuerte y enterré al cobarde que corría por mis venas

hoy, me río de mis miedos solo por la idea de llegar a ti…

Un solo momento contigo es suficiente para que desaparezcan mis penas,

hoy, todo lo que tengo, es tu vida reflejada en mi

Hoy, el dolor quiso ganarme la partida…pero la esperanza estaba decidida

y sonrío al pensar que tal vez algún día, le pondré el acento a tu alegría…

Y es que sigo enamorado de tu vida…de cada segundo de tu sonrisa

hoy, te quiero tanto…soy ese latido en el espacio, dirigiéndose hacia ti