Carta a la Luna 342 – En nada

Seca en sombra la lluvia
no se ve nada
la pared y la espada
cruzan miradas

Flor de noche olvidada
ríe en la nada
corazón sin palabras
duerme en calma

Dios de barro en las botas
no creas nada
la garganta asfixiada
sueña que canta

Astronauta en mis venas
flota en la nada
cartas en las estrellas
viajan eternas…

Carta a la Luna 92 – Viaje Lunar 2 – Día 5

Con la sinceridad a niveles espaciales,
te digo que te quiero y que te espero,
viví en el mar, luego volé a otra ciudad
y ahora soy astronauta en cero gravedad,
no estoy loco, pero me faltó poco,
ahora estoy contento y te siento hasta en el viento,
no soy del cuento ni el príncipe ni el dragón,
mientras pelean soy el que trepa a tu balcón,
ese que sueña mientras dibuja un corazón,
el que sonríe cuando escucha tu canción,
soy este tipo que no se quiere rendir,
ese que haría lo que sea…por verte feliz.

Estoy seguro que no soy el primero,
pero tal vez sea el único que en tú galaxia es forastero
por una oportunidad, perdida en un millón,
de poderte tocar y tenerte a mi lado,
no estoy solo, tu siempre estas conmigo al volar,
yo quiero darte un abrazo estelar…
de esos que dejan huella y que se suelen extrañar,
yo quiero ser ese motivo principal
para que sonrías y tengas ganas de cantar,
soy la esperanza de ese que late en mi pecho,
ese que viaja sin parar y va derecho,
soy este tipo que te puede asegurar,
el infinito no se puede comparar
cuando apareces y me pones a temblar,
la existencia es muchísimo mejor, si es contigo.