Carta a la Luna 346 – Demasiado

Demasiado ego y huele a humo
vestidos de todos, de ninguno
y el corazón siempre a la espalda
plástico con pulso y dice nada

Sociedad de los poetas tuertos
ciego el amor, aquí manda el dinero
sentimiento en sal, frases de cristal
besos por monedas, cruz descomunal

Viajes al espacio respirando el tiempo
cartas de mis manos, música y recuerdo
abrazo helado, cruzando el desierto
astronauta extraño, dices lo que siento.

Carta a la Luna 330 – Será mi partida

Será esta mi partida
el camino se termina
apretando bien las muelas
esperando que no duela
cuida bien a las estrellas
y sonríe tanto como puedas
será este mi final
la distancia abrazará
unos meses, semanas o días
hasta siento la caída
el vacío está a punto de llegar
todo bien, no estoy tan mal
solo es un paso más
una huella para siempre
el astronauta de salida
será esta mi partida
y nadie me acompañará…

Carta a la Luna 298 – Cercano a lo lejos

Encierro abierto y campo espacial
libertad que interpreta el silencio
melodía inquilina lunar
haciéndome eco
estoy muy despierto
descifrando el principio final
voz alada rompiendo a cantar
un susurro ganando terreno
y este cuento, estoy más atento
afluencia en masa estelar
los cometas partiendo al llegar
grados menos y gravedad cero
ya no me detengo y no me contengo
precipicio sensual sideral
la mirada de nunca acabar
astronauta, escribo sin pausa
revivo en papel algo más
sonrisa en tsunami del mar
quemando este hielo
quebrando el cielo
el desgaste hoy me dejó nuevo
la caída me pone de pie
y el dolor me cura el cuerpo
y siento la piel, latiendo otra vez.

Carta a la Luna 294 – Viaje angosto

Digo poco esta noche
el viaje se hace escaso
sin decir ya lo diré
y nunca sabré el por qué
si decide mi cabeza
arrancarme la certeza
y sembrarme una duda
un recuerdo que sin cura me enfermó
digo que no lo diré
esta vez me descuidé
el pasado fue veloz
no lo pude detener
las ideas que inventan
escenarios de mentira
la memoria que disfraza la emoción
ahora vuelve el corazón
la marea se relaja
el silencio ahora encaja
y todo vuelve a su color
ahora me siento mejor
siento el frío y me abrigo
si recuerdo ahora sonrío
voy sintiendo el calor
el sendero se me acaba
aún me pesa la mirada
y prefiero una canción
esta bien, esto termina
estoy bien, no ha sido nada
no sé que será mañana
pero hoy sé que aún estoy.

Carta a la luna 294 – Todo bien

Todo bien, digo que si
siento esto y vuelve a mi
soy y vuelo en picada
ya por fin no pienso en nada
aún vestido de astronauta.

Todo nace y llega al fin
o quizás va a repetir
voy y vengo sin aliento
este cuento se acabó
o tal vez algo empezó.

Todo surge desde abajo
hace días que no canto
desde dentro, desde aquí
es más libre el sentimiento
viaja lento ahora en mi.

Todo es polvo en el viento
somos llamas del incendio
asumimos sin sustento
y perdemos tanto tiempo
ahora abrazo lo que tengo
cada día vivo y muero
soy eterno a momentos.

Carta a la Luna 280 – Aquí nada

Abrazo violento
de espacio y tiempo
sabor del pasado
bajando despacio
prisión y regazo
caer tan despacio
final de mi cuento
extraño argumento
y nada aquí
perdido en mi
después de escribir
vivo de memoria
después de decir
mal sabor de boca
no entiendo
y no quiero entender
da igual entender
no vas a volver
quizás me iré
o ya me había ido
y no lo supe ver
corazón dormido
anestesia y sonrisa
pisé la cornisa y caí
perdí el sentido
estoy, pero siento
que no sigo aquí.

Carta a la Luna 272 – Cosas pasan

Superstición
y premonición
mente demente
corazón potente
grito, ruido y vibración
destrucción sentimental
mente de madera
corazón de metal
oxidándose en tu sonrisa
lejana y ajena ahora a mi
sin dinero para el rescate
asfixiado y sin aguante
brisa cero en mis ventanas
noche entera en mis mañanas
destino sin piedad
ciego por luchar
escapista y camino sin final
media luz entre sombras
sol calentándome las sobras
caminando caminar
no parar y es verdad
que todo fue mentira
o el movimiento previo a esquivar
ensayar, la función debe continuar
es igual, todo gira por girar
el destino y su siniestro
arrancándome el camino
y mis manos sin parar
escribiendo
regalándome a trozos sin parar
para ti y para mi
a la luna o a ninguna
a la vida que empieza
para poderse terminar
a pasar sin encontrarnos
si prefieres, ignorarlo
a pesar de lo que siento
si revivo o si muero
lo que quiero es lo de menos
mientras muerdo la galaxia
para que no se me pierda
mientras relleno el espacio
de tu cero a la izquierda.

Carta a la Luna 259 – Tiempos sin ti

El astronauta y la Luna imposible, no la encuentra, ya no vuelve…contempla en silencio su mundo apagado, escribe las cartas porque no sabe parar de quererla, no sabe como cortar lo que siente…espera callado, espera por ella, espera un abrazo o el fin, de un golpe preciso, también de sus manos.

Tiempos de cambio
a cambio de nada
voces lejanas
vacías, calladas
fuga del sol
eclipse al calor
sube la deuda
no existe una tregua
pierdo las luces
sin fuerza
a patadas
mensaje en silencio
partiendo el cuerpo
posible esperanza
ahogada de ganas
quisiera buscarte
impulso al instante
quisiera olvidarme
y vuelvo a quererte
despierta la noche
no sales
te escondes
yo sigo viajando
por ti
viajando
por ti
a expensas de mi
porque me hace daño
te espero hace años
siento que me quiebro
y ya no te veo
aprieto los ojos
los puños
los dientes
hasta el corazón
frenó de repente.

Carta a la Luna 257 – Pasos de mi

Mis pasos ahora pesan
rompen el camino
principios de nostalgia
atadas con los dientes
a mis ojos ya nublados
fuertes vientos
trago amargo
incansable la locura
enamorando a la cordura
frágil pulso de mi suerte
y astronauta por quererte
inservible el mecanismo
que me hacía respirar
tan lejano esperarte
no te vi jamás llegar
golpe exacto en el pecho
tan torcido sin derecho
encendí un volcán por ti
para que sepas volver
tengo el humo para mi
erupción de lo imposible
un poema a lo inservible
lava hirviente en la piel
despegué de un punto ciego
arrastre a pulso mi cuerpo
no miré y no huí
no escapé jamás de aquí
entre polvo de estrellas
entre truenos y cometas
dando gritos por la voz
que rió porque estoy solo
dando todo y no quitando
tú sonrisa y yo dolor
se acabó esa frontera
desactivo mi sistema
soy de hueso y corazón
soy de carne de cañón
por momentos extranjero
para ti quizás recuerdos
soy también sobre el papel
soy un tiempo que perder
si se aburre la belleza
en su juego, una pieza
soy presente y no pasado
soy el beso que te he dado
soy por ti y siempre por mi
soy un siempre hasta el fin
soy también quizás eterno
porque muero todo el tiempo
soy al fin lo que yo siento
y jamás lo que poseo.

Carta a la Luna 256 – ¿Volverás?

Debo ver el horizonte
sin tu puesta de sol
debo opacar el norte
romper esa ilusión
y no te mueves más
no vas a saludar
decides de cabeza
torciste la belleza
buscándote perdí
queriéndote sin fin
desastre huracanado
silencio en la canción
derrame de tensión
prisión para soñar
princesa espacial
soltaste al dragón
ardió todo en dolor
y quise continuar
te juro, no paré
no pude detener
todo siguió igual
la sangre bajo cero
la herida es de un beso
excusa anestesiada
clavada en la espalda
amor tan devaluado
tatuaje en mis manos
de ti, me tengo a mi
cruzando la locura
rogando por la cura
preciosa inmensidad
inundas mi espacio
vibrando muy despacio
lo cierto es la mentira
silbando por el suelo
mordiendo sin piedad
lloviendo sin consuelo
tristeza en el altar
proceso familiar
te quiero y no lo niego
te quiero, es lo que siento
tus ojos me soltaron
tus brazos olvidaron
escribo por aquí
clavándome al papel
no me quisiera ir
¿y tú quieres volver?