Carta a la Luna 204 – Por aquello

Por aquello que encontré en tus ojos, es que ahora me pierdo, por aquello que dejé de sentir, es que ahora siento, por aquello que sufrí, es que sano y caigo enfermo, por aquello que viví, es que aprendí sin aire a sobrevivir.

Por aquello que encontré en tu sonrisa, es que sonrío, por aquello que quemó, es precisamente por lo que ahora sólo hace frío, por aquello que entregué en un abrazo, por aquello que me rompió en pedazos, por aquello que se fue, es que ahora ya no sé volver.

Por aquello que encontré en tus mañanas, escribo más de doscientas cartas, por aquello que pareció, por aquello que se desenmascaró, por aquello que soñé, es por lo que ahora sudando, desperté, por aquello de lo que creí estar tan seguro, es que ahora todo parece tan absurdo.

Por aquello que pegó fuerte y que ahora me duele, por aquello que besó y venció al tiempo, es que ahora a mi no pertenezco, por aquello que incendia la revolución en mi centro, es por lo que sigo latiendo, por aquello que me arranqué del pecho, aquello que me dejó incompleto.

Carta a la Luna 20 – La mujer en ti

El astronauta por fin, libre de las nubes espaciales que no le dejaban verla con claridad, volvió a recibir el calor de su rostro en forma de luz, cogió lápiz y papel y escribió muy emocionado a su inspiración espacial:

No te puedo prometer un castillo o coches de lujo,

sólo lo que sé por seguro, te puedo dar

te prometo mis días y mi creatividad, todo mi querer hasta el infinito

y la admiración que siento por tu sonrisa cada día,

y cada noche de tu vida en la mía…

Hoy le escribo a la mujer en ti, luna…la que empieza sonriendo en el alba…

soy simplemente un tipo que te adora por todo lo que eres,

y no únicamente por lo que se ve…

quien te conoce sólo por estar ahí, brillando entre las estrellas,

no ha visto ni la mitad…

Eres absolutamente cósmica, una energía impresionante

y que tuve la suerte de abrazar…

Me gusta creer que vine primero, del otro lado del mar,

y ahora el viaje es espacial,

y que de alguna manera sabía que te iba a encontrar…

Eres un poco de todo lo que más me gusta, resumido en esa sonrisa lunar…

una colección de los mejores momentos de todos mis sueños,

proyectada desde esa mirada especial…

No eres belleza solamente, eres pura creatividad,

me late tan rápido el corazón cada vez que te veo crear…

cada vez que escribes con pasión sobre el universo a tu alrededor.

Y siempre estuviste ahí…y es ahora que por fin lo puedo notar…

ahora por fin, siento que te puedo tocar…