Carta a la Luna 379 – Entre

Entre la sal que se quedó
en el sabor que me dejó
entre la piel y el corazón
algo cambió

Entre lo amargo del adiós
la despedida saludó
entre el antes y el final
algo empezó

Entre palabras que se van
a hacer un tour dentro del sol
entre todo lo que se fue
algo llegó…

Carta a la Luna 323 – Poco sabor

El sabor del espacio ahora
es tan frágil, tan escaso
es más plano a cada paso
sabe un poco también a ti
sabe a ruido, a espejismo
el sabor de esta sombra
que me abraza y me devora
es primario y muy antiguo
sabe a falso, sabe a engaño
las estrellas espolvoreadas
y aún no sabe
no sabe a nada
el crujir de mis pisadas
sobre mi ultimo camino
traen al eco intrigado
si mi voz siguiera viva
si quisiera enfocarte
la canción se fue con ella
a sembrar en otro valle
el desierto de las penas
lo dejé a punto de lluvia
mis dibujos y mis manos
mi sonrisa verdadera
la mirada gritó tanto
pero se usa la cabeza
para hablar de sentimientos
y que pena
que condena
al del centro le usamos para cuentos
como acento en una frase
un tatuaje, un poema, un anclaje
corazón es el reflejo
de lo que llevamos dentro
sólo un nombre
un motor representante
somos vida y somos muerte
somos también algo de suerte
y somos magia
no un traje, unos zapatos
o una máscara
para siempre o sólo un rato
la apariencia es la demencia
el reflejo accidentado
de un modelo obligado
astronauta o sólo un tipo
o algún tipo de astronauta
un intento, un regalo
sin ningún destinatario
voy mejor y voy helado
aún escribo, a veces canto
ya no espero, ya no extraño
queda poco y será un año.

Carta a la Luna 321 – Menos del espacio

Voz, deprisa y el sonido
la pregunta y el olvido
el dilema por tus huesos
si me voy también regreso

Un abrazo aplazado
mi canción o un disparo
el final y ese sabor
no estoy mal, estoy mejor

El espacio se me acaba
viejo el traje de astronauta
las manos aún recuerdan
el corazón ahora despierta.

Carta a la Luna 314 – Paisajes y pasajes

Constelación sabor a sal
agujeros negros, gravedad parcial
salto al vacío y toco el mar
rompiendo las olas sabré naufragar

Paseo inmerso, paseo espacial
bloqueo adverso de tanto pensar
desprendió el silencio, se sumergió
ya pagué el precio, estoy mejor

Pasos tras mis pasos, ya no estoy
mientras me desgasto, mientras me voy
mantra germinando en bosque estelar
hoy por las venas, por fin, libertad.

Carta a la Luna 287 – No regresan

No regresan las mañanas
todo lo que se llevó
no regresan las pestañas
enmarcando esa visión
de dos soles esmeralda
donde me hice astronauta
y donde de tanto perderme
un buen día me encontré
no regresa pero vuelve
a momentos el color
no me importa mi destino
no quiero este sabor
de mil grises salpicando
este corazón helado
mi alegría está esperando
por un golpe de calor
no regresa el latido
que firmé en tu honor
aquí el eco es prohibido
el sonido se me ahogó
en la garganta del espacio
poco a poco y muy despacio
la marea ahora es alta
del naufragio vivo yo
no regreso pero vuelvo
el recuerdo se enraizó
no tiene ningún sentido
pretender que no dolió
pero ahora este tipo
viajará por otro viaje
más ligero de equipaje
por sonrisa y reacción.

Carta a la Luna 280 – Aquí nada

Abrazo violento
de espacio y tiempo
sabor del pasado
bajando despacio
prisión y regazo
caer tan despacio
final de mi cuento
extraño argumento
y nada aquí
perdido en mi
después de escribir
vivo de memoria
después de decir
mal sabor de boca
no entiendo
y no quiero entender
da igual entender
no vas a volver
quizás me iré
o ya me había ido
y no lo supe ver
corazón dormido
anestesia y sonrisa
pisé la cornisa y caí
perdí el sentido
estoy, pero siento
que no sigo aquí.

Carta a la Luna 216 – Cuando tú estabas

Ya no recuerdo mi nombre, tengo gastado este uniforme, vuelo sin prisa pero sin parar, sigo cruzando el paisaje espacial, tengo tatuado tu abrazo en la piel, enamorado al derecho y revés, quisiera estar junto a ti otra vez.

Ya no espero que llegue el milagro, no me interesa el futuro o el pasado, vuelo incierto que no va a acabar, sigo buscando y no puedo encontrar, tengo grabado el sabor que probé, enamorado y no sé si me ves, quisiera estar junto a ti otra vez.

Ya no intento infringir otra ley, sin respirar juro que respiré, vuelo y no pienso en aterrizar, sigo contigo y no puedo parar, tengo en llamas a mi corazón, enamorado por fin sin razón, cuando tú estabas, todo era mejor…

Carta a la Luna 197 – A veces creo verte

Otra vez vuelve a anochecer, cubrió una sombra la ilusión, en mi cabeza la razón se extinguió, por los caminos de mis venas, sigue viajando el calor, sobre la piel el frío me anestesió, no sé dónde fuiste a parar, ¿por qué no te puedo encontrar?, a veces creo verte pero no estás.

Otra vez vuelve a anochecer, cantó una estrella tu canción, en mi sistema tu sonido se quedó, perdí la luz y el color, perdí el aroma y el sabor, cuando te fuiste te llevaste lo mejor, no sé dónde fuiste a parar, ¿por qué ya no puedo soñar?, a veces creo verte pero no estás.

Otra vez vuelve a anochecer, perdido siento que me voy, en mi cabeza todo ya desconectó, por el recuerdo que se aferra, resiste aún mi corazón, el traje de astronauta ya se me rasgó, el aire dice que se va, mientras escribo para ti, envío en el sobre un trozo más de mi, no sé dónde fuiste a parar, si estas palabras llegarán, a veces creo verte pero no estás.

Carta a la Luna 143 – Confío más

Confió más en el fruto prohibido, que en el tipo que lo prohibió, prefiero un minuto libre haber vivido que la eternidad sin sabor, limpio el destino de mis venas, aullando a la luna llena, sangra el sueño y se marea, esta noche ya no es fugaz en mi estrella.

Confío más en tu mirada, que en todas tus palabras, prefiero un abrazo tuyo porque me sabe a libertad, prefiero el sol en reposo y verte golpear la oscuridad, ten cuidado del que NO te contradiga, de ese que a todo “SI” te diga…esta noche ya no es fugaz en mi estrella.

Confío más en mis manos para escribir lo que siento, que en cualquier poema o canción, a veces mi corazón adicto piensa en la extinción, cuando vuela un meteorito también lo pienso yo,tanto quisiera, pero quién pudiera, luna nueva, domesticaré con amor mis penas, esta noche ya no es fugaz en mi estrella.