Carta a la Luna 343 – Luz oxidada

Tanto tiempo navego, bajo tus aguas
la memoria en mis dedos, corre descalza
el sol ríe en secreto, arden mis alas…

Tanta magia olvidada, era un sueño
apretando la sombra, luz oxidada
el espacio vacío, no queda nada…

Cada paso me habla, yo sin palabras
la canción se desnuda, sobre la almohada
el adiós se libera, marcho en calma..

Carta a la Luna 342 – En nada

Seca en sombra la lluvia
no se ve nada
la pared y la espada
cruzan miradas

Flor de noche olvidada
ríe en la nada
corazón sin palabras
duerme en calma

Dios de barro en las botas
no creas nada
la garganta asfixiada
sueña que canta

Astronauta en mis venas
flota en la nada
cartas en las estrellas
viajan eternas…

Carta a la Luna 54 – Viaje lunar, día 2

Vuela siempre en libertad Luna preciosa,

nunca temas abrir tus alas espaciales de par en par,

abre también la puerta enorme de tu creatividad

y regalale al universo un poco de tu magia sideral.

Ríe y sé feliz siempre, donde sea que vayas,

eres una energía única entre todas las demás,

Aún no creo la suerte que tuve al poderte encontrar,

aquí entre tantas estrellas y en mi planeta, del otro lado del mar.

A veces parece que las cosas no tienen sentido sin tu sonrisa,

a veces no comprendo esto que llevo dentro y  que me hace vivir,

a veces no puedo conmigo, de lo mucho que siento por quererte a ti.

Siempre confundiendo sueños con realidad cuando estás a mi lado,

eres impresionante, milímetro a milímetro, latido a latido…

te guardo en el pecho, y voy hacia ti derecho, aunque me pierda en el intento,

por ti luna, mi vida sonríe sin descanso, cada vez que te veo o te siento,

cada vez que cruzas esa puerta por las mañanas, me quedo sin aliento…

Carta a la Luna 37

Cuando te veo aparecer todo se detiene, solo tu te mueves

cuando estas a mi lado me quedo sin aliento pero respiro perfectamente…

una mañana más de ti para inspirarme todo el día contigo en la mente.

Cuando te miro se me acaban los minutos y todo parece eterno

mi mejor momento es ver tu vida sonriente,

cada mañana es un regalo de la suerte a mi presente.

Cuando no estás y te recuerdo todo ríe alrededor…

se ilumina el espacio y cada paso es mejor que el anterior,

voy paseando acompañando a mi sonrisa y corazón..

y es que te quiero…me siento nuevo…gracias Luna otra vez, por tu calor.