Carta a la Luna 301 – Rumbo cero

Rápido, me gatillo en respuesta
a la pregunta espacial de mi final
entre estrellas hubo encuesta
apostaron que no respiro de verdad
¿fui un loco por quererte?
¿fui más cuerdo por callar?
nada importa en realidad
el camino va a acabar
y empezar en otro giro
eterno, extraño, tan voraz
astronauta, más o menos
luna llena, sonreirás
las heridas siempre cierran
y las huellas quedarán
siempre te miré con el iris de mi vida
y soñé por el espacio estelar
recordé la canción sobre un tipo
que te vino a buscar…

Carta a la Luna 193 – No sé si tú

El sonido de mi paso es invisible en el espacio, los planetas y cometas no se enteran, el pasar del tiempo infinito no me espera y ya nada va a volver, ya no hay nada que temer, despertar todos los días sin soñar, en cada carta algo de mi, sabes que vine a por ti, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

El fluir de tus mares por los trazos de mis manos, la respuesta para mi, es sentir, hundirme en tus ojos y sentir, nada nunca se vuelve a repetir, ya no hay monstruo en el espejo, si me pierdo o me encuentro ya da igual, es lo mismo, el final de un abismo fue el comienzo para mi, sabes lo que siento yo por ti, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

El dolor por el ego está muerto, antes ciego, ahora tuerto veo mejor, cuando uso solamente el corazón, es el ojo y mi motor, tu energía me incendió y ya no paro, es difícil, muy difícil todo esto, pero es mío y lo abrazo, todo esto es mi elección, mi cero coma uno por ciento, es mi vida y mi verdad, cuando ya no puedo más, sigo igual, sin querer, te quiero tanto, sabes lo que eres para mi, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

Carta a la Luna 53 – Viaje lunar, día 1

Contigo tengo una sonrisa por cada una de mis tonterías,

una mirada que se engancha y no termina,

un pequeño golpe en el hombro o un dibujo sobre mi.

Contigo tengo la creatividad pegando saltos todo el día,

y una emoción que nunca baja y que te admira,

un sentimiento que no viví en toda mi vida.

Contigo tengo la ilusión a flor de piel como rutina,

el corazón bien abrigado por el motor de la esperanza,

mil preguntas y sólo una respuesta que se llama como tú.

Contigo ser feliz es más completo y el momento es eterno,

yo lo pienso y tu lo dices, o lo pensamos y lo decimos al mismo tiempo,

compartimos algo grande que no se explicar muy bien pero lo siento,

contigo a mi lado o en mi pecho es mucho mas bonito, estar vivo y sonriendo.