Carta a la Luna 402 – Desierto y noche

Desierto y noche, luces del final
voz de caída, nadie va a esperar
qué sueño extraño, regresó a por mi
cuando despierte no estaré más aquí

Luna en mis cartas, viajan sin parar
quizás orbitan, reflejando en el mar
qué importa nada, yo no tengo lugar
naufragio interno, restos por encontrar…

Carta a la Luna 321 – Menos del espacio

Voz, deprisa y el sonido
la pregunta y el olvido
el dilema por tus huesos
si me voy también regreso

Un abrazo aplazado
mi canción o un disparo
el final y ese sabor
no estoy mal, estoy mejor

El espacio se me acaba
viejo el traje de astronauta
las manos aún recuerdan
el corazón ahora despierta.

Carta a la Luna 148 – Simplemente te encontré

El astronauta se encontró con la Luna:


Hoy, luna a mi lado, sin querer te había encontrado y regresó una canción al oído, otra vez vibró tú voz, otra vez esa sonrisa, no había prisa, pasó lento, compartiendo unas palabras, también miradas, quizás un té o un café, simplemente te encontré.


Hoy, luna de mañana, apareciste en mis ventanas, me encontraste tu también, paseando por el espacio, limpié el cristal despacio y ahí estabas, respiraba, inevitable recordaba, el reloj se me rompió, el pecho otra vez miró y miré, simplemente te encontré.

Hoy, luna de noche, te confieso me gustó, me hizo bien, me empujó, me diste algo que se me olvidó, el destino en el camino, y mis manos escribiendo diferente, algo cambia de repente y no se tú, pero yo me alegré, simplemente te encontré.