Carta a la Luna 325 – Off

Era un reflejo abrazado al dolor
era el invierno devorando el calor
tal vez quise reír y tuve que llorar
era un desierto, un extraño bajo el sol

Ahora me voy de aquí, harto de soñar
camino hasta el final, doy un paso más
en este espacio, el tiempo se apagó…

Era la lluvia y yo moría de sed
era una excusa, no sabía querer
tal vez lo imaginé y era tan real
era el mar y sólo pude naufragar

Ahora me voy de aquí, basta de mentir
palabras sin hablar, vuelvo a escribir
en este espacio, el tiempo se apagó…

Carta a la Luna 286 – Pronto

Pronto dormiré
dejaré este camino
esta piel no ira conmigo
no existe el destino en realidad
hay mentira en la verdad
y nunca es también un siempre
pronto me iré y parecerá
que me apago en silencio
me iré desde los huesos
y desde un poco más adentro
pronto este tipo será historia
un momento en la memoria
un abrazo espacial que se extinguió
pronto seré textos en tu orbita lunar
un principio del final para empezar
esa música que nunca acabará
pronto seré sur inevitable
lo seguro en lo improbable
pero siempre seré yo
y esta historia fue real
tal vez no recuerde nada
o tal vez un día, tu mirada
buenas noches donde estés
sé que todo es como tiene que ser.

Carta a la Luna 283 – A veces, nada

A veces por tu pueblo
como un fantasma
en el desierto
nadie sale a saludar
nadie quiere contestar
vuelve sin respuesta el eco.

A veces por los suelos
como una huella
de un tiempo muerto
nadie sabe la verdad
nadie quiere recordar
vuelve frío tu silencio.

A veces por la historia
como un beso
en el recuerdo
nada vuelve a ser real
nada vuelve a palpitar
vuelve nada y nada espero.

Carta a la Luna 223 – Me hace vivir

Desprendí al temor de la piel, escuché tu canción y estallé, por tu efecto y mi reacción, mis sentidos quieren volar, tocar tu órbita lunar, tu belleza es espacial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Dibujé tu nombre en mi piel, recordé tu sonrisa y despegué, entre niebla y oscuridad, las estrellas no brillan más, quisiera poderte encontrar, tu mirada es especial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Ignoré el frío en la piel, me abrí y te pude ver, entre ruido y tempestad, sé que voy hasta el final, no es necesario soñar, tu energía es muy real, lo que siento por ti, me hace vivir.

Carta a la Luna 207 – Espero que sepas

Sigo visitando el pueblo que construiste, sigo sintiéndome un poco triste, porque tu sonrisa se marchó, porque la que llevo guardada no es igual, es mejor en vivo, es mejor el corazón lleno que vacío, tu calor y no este absurdo frío, sigo contigo y cada vez menos conmigo.

Sigo confiando en lo que siento, en que todo esto es real y no un cuento, porque sentí cada segundo contigo tan fuerte, porque sigo escribiendo todos los días, porque te quiero aún sin tenerte, cada día en mis manos naciendo un poco de ti, cada día en el pecho muriendo un poco de mi.

Sigo adjuntando mis pedazos, sin inspiración intentando algunos trazos, porque tus ojos se llevaron el efecto de la musa, porque tengo la imaginación demasiado confusa, porque todavía respiro un poco de ti, el tiempo se ríe y aún se apiada de mi, espero que sepas que sigo AQUÍ.

Carta a la Luna 164 – Inevitable

El espacio, envolviendo las ideas, las estrellas iluminan las mareas, tu sonrisa en el mar, en el pecho una canción que compuse para ti, si te vas, cierro los ojos un momento y sé que volverás.

El espacio, arrastrándome despacio, los cometas, dibujando algo de ti en sus estelas, en mis manos fluye todo lo que siento, aterriza en un papel, si te vas, cierro los ojos un momento y sé que volverás.

El espacio, seduciéndome y me arraigo, cada día un poema, luna eterna, tú en mis pasos, en mis horas todo el tiempo enfocándose en ti, para mi quedas tú, cuando quiero escapar y evitar disfrazar el respirar, yo no sé, pero sé, lo que siento es real…si te vas, volverás, no lo puedo evitar.

Carta a la Luna 137 – Te espero desde aquí

Subido en un árbol espacial, observo la distancia criminal y el tiempo muerto reviviendo para mi, espero que un día aparezcas aquí, espero abrazándome para engañar al frío, espero y hago este bosque mío, escribo protegido del qué dirán, escribo enamorado, te veo aunque no estás…te espero sin dormir, te espero desde aquí.

Mirando el horizonte espacial, estrellas y cometas pero tú no estás, el corazón experimenta un panic attack, mis textos describiendo toda mi verdad, no sueño más, espero con canciones, mis condiciones sólo son querer y amar, nada más, no existe más y la verdad es que te siento pero no estás…te espero sin dormir, te espero desde aquí.

Sonriendo si recuerdo tu risa espacial, mañanas en desiertos, viajo por dunas de sal, quisiera verte luego, otro café de aquellos, quisiera sólo un beso y hacer todo esto real, espero inspirado igual, espero en un laberinto sensorial, espero que sonrías siempre luna, haz lo que sientas para estar segura que es de verdad, yo siento otra vez esta mañana tu figura entrando…pero no estás…te espero sin dormir, te espero desde aquí.

Carta a la Luna 134 – Sin mirar atrás

Decido seguir, no me voy a rendir, no puedo morir pero dejé de respirar, escribo poemas bajo un huracán, no aguantan mi piernas si quiero correr, sólo saben caminar, por un camino de hielo sólo quiero continuar, no voy a mirar atrás.

Decido seguir, te puedo sentir, sobreviví a mi propia extinción, bajo una tormenta te volví a escribir, no sé si me escuchas pero volví a cantar por ti, por un bosque de estrellas me perdí y sólo quiero continuar, no voy a mirar atrás.

Decido seguir, decido confiar, dejé mucho atrás para encontrarme aquí, escribo y mis venas vuelven a arder, compito con nada y no perderé, me duele y patea, pero lo siento real, no me voy a ignorar y sólo quiero continuar, sin mirar atrás.

Carta a la Luna 108 – Más de ti

Un momento en tu mirada, tiene magia y tiene paz,
cada sonrisa de tus labios, adicción total,
yo te observo desde lejos, pero siempre estás aquí,
ya no sé si estoy soñando, pero siento tanto desde que te vi.

El incendio en mi pecho, siempre me sabe a ti,
en cada cielo de mis sueños, luna, siempre estás ahí,
yo te quiero desde el centro de mi vida, cada día un poco más,
ya no sé si estoy dormido, pero contigo todo es mucho más real.

Cuando escribo y te recuerdo, todo está mejor,
tu me dejas sin aliento y ya no existe más dolor,
yo quisiera abrazarte sin relojes y besarte una vez más,
eres de mis días lo más bello, por la noche quien me vuelve a inspirar.

Carta a la Luna 90 – Viaje Lunar 2 – Día 3

No daré un sólo paso atrás, no miraré sobre mi hombro,
no tengo ganas de regresar, esta vez ya no me escondo,
sólo sé que lo que siento es real y no lo pienso ocultar,
veo tu luz y esa sonrisa que se dibuja en el espacio,
yo recorro tu sendero, con calma, respirando muy despacio.

Esta mañana fué la primera de la segunda que no estás,
dejé todo en su lugar y publiqué nuestra noticia en esa nave espacial,
mirando de vez en cuando al lado y poniendo tu canción,
siempre que recuerdo esa mirada, se me alegra el corazón.

Esta noche, te volveré a soñar y me pondré a cantar al despertar,
veo a lo lejos entre las estrellas esa estela de tu vida y te vuelvo a imaginar,
cuando despierte sentiré que estas conmigo y lo estás, siempre estás,
mientras escribo esta carta que tú inspiras…creo oírte respirar.