Carta a la Luna 288 – En constelación

Consecuencia y cero gravedad
insolvencia a nivel estructural
despertar y volver a despegar
hacia el sur soy inmortal
descendencia del fantasma espiritual
procedencia de un pueblo espacial
coincidencia jugando a realidad
tú no estás y ya te vas
reacción en cadena e infección
medicina agresiva al corazón
espiral y virtual absolución
hoy eclipse y mañana redención
astronauta enamorado de la luna
una historia se grabó en constelación.

Carta a la Luna 287 – No regresan

No regresan las mañanas
todo lo que se llevó
no regresan las pestañas
enmarcando esa visión
de dos soles esmeralda
donde me hice astronauta
y donde de tanto perderme
un buen día me encontré
no regresa pero vuelve
a momentos el color
no me importa mi destino
no quiero este sabor
de mil grises salpicando
este corazón helado
mi alegría está esperando
por un golpe de calor
no regresa el latido
que firmé en tu honor
aquí el eco es prohibido
el sonido se me ahogó
en la garganta del espacio
poco a poco y muy despacio
la marea ahora es alta
del naufragio vivo yo
no regreso pero vuelvo
el recuerdo se enraizó
no tiene ningún sentido
pretender que no dolió
pero ahora este tipo
viajará por otro viaje
más ligero de equipaje
por sonrisa y reacción.

Carta a la Luna 282 – Tengo algo

Tengo insomnio en mis sueños
tengo tinta en los dedos
cartas que no sé si llegarán
tengo un hambre pasajero
que aprendió a ayunar
tengo el fin para empezar
tengo ahora la esperanza
con ataques de ansiedad
tengo guardado este cuento
que nunca pudo acabar
tengo todos mis latidos
a punto de caducar
tengo todos los sentidos
ahogados por naufragar
tengo tanto y tú tampoco
acierto si me equivoco
tengo un paso más que dar
queda tanto por andar
tengo tu acción y mi reacción
tengo un beso recurrente
tengo la verdad que miente
y yo tengo también nada
demasiado exagerada.

Carta a la Luna 223 – Me hace vivir

Desprendí al temor de la piel, escuché tu canción y estallé, por tu efecto y mi reacción, mis sentidos quieren volar, tocar tu órbita lunar, tu belleza es espacial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Dibujé tu nombre en mi piel, recordé tu sonrisa y despegué, entre niebla y oscuridad, las estrellas no brillan más, quisiera poderte encontrar, tu mirada es especial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Ignoré el frío en la piel, me abrí y te pude ver, entre ruido y tempestad, sé que voy hasta el final, no es necesario soñar, tu energía es muy real, lo que siento por ti, me hace vivir.