Carta a la Luna 404 – Lejos

Sigue el recuerdo, aquí pegado al suelo
me caí de una estrella, aún pienso en ella
sigue el tiempo empujando, el aire asfixiando
se perdió tras un cometa y yo en este planeta

Y escribo otra vez, al final y empecé
sin corazón y sin saber
Pero lo sé y lo sé muy bien
ahora estoy lejos, no volveré

Sigue el incendio, quemando y me enciendo
se acabó el juego, sé muy bien lo que quiero
sigue la cabeza, la memoria empieza
se tardó la conciencia, nada me interesa

Y escribo otra vez, al final y empecé
sin corazón y sin saber
Pero lo sé y lo sé muy bien
ahora estoy lejos, no volveré

Carta a la Luna 400 – Es igual

El tiempo se rasgó
el sol desconectó
y pronto me iré de aquí

El ruido estalló
la luna se perdió
y no queda nada aquí

Ya no importa si caí
si un mal día me perdí
si ya no sobreviví
si el aire escapó de mi
es igual…

El frío se extendió
el pulso terminó
y no quiero estar aquí

El sueño no volvió
el cielo se rompió
no quiero morir aquí

Ya no importa si caí
si un mal día me perdí
si ya no sobreviví
si el aire escapó de mi
es igual…

Carta a la Luna 397 – Despegar, despertar

Despegar hacia el centro
derretirme un momento
decifrar el secreto
permitirme el silencio

Golpear contra el suelo
caminar sobre el fuego
no saber que estoy muerto
provocar más al tiempo

Sonreírle a quién quiero
ser más viejo, como nuevo
es tan fugaz lo eterno
despertar de este sueño…

Carta a la Luna 385 – Viaja viajero

Viajero de esta historia
explora en la memoria
un pulso antiguo y más
rastrea las estrellas
abrázate a ellas y serás

Viajero astronauta puedo ser
intento abandonar la piel
un mago en el desierto
alegra a este sediento
no quiero y doy un paso más

Viajero de canción astral
muriendo para no matar
un preso inventado
quizás acorralado
por tanta y tanta libertad

Viajero ya sin tiempo
me voy porque lo entiendo
un sitio que esta ardiendo
ya lo siento mordiendo
pero me tengo que arriesgar…

Carta a la Luna 382 – Sin saber

Cayó el recuerdo y se rompió
en los pedazos me encontró
no sé si tuve, lo mantengo o se perdió

El tiempo escapa del reloj
se quema lento bajo el sol
no sé si vine alguna vez, pero me voy

La suerte un día me mordió
después de un rato se marchó
no sé si quiero que regrese o ya no

Nada me importa al final
que otra vez vuelve a empezar
no sé si lo que escribo vaya a regresar…

Carta a la Luna 353 – También adiós

Este adiós, debe suceder
sin preguntar y yo sin responder
este adiós no termina
este adiós es bienvenida

Este adiós abre los brazos
rompe el miedo en pedazos
este adiós, siempre conmigo
tú verás lo que se queda contigo

Este adiós es porque quiero
porque era mentira y no verdadero
este adiós no es tan importante
es sólo un paso hacia adelante

Este adiós es aprendizaje
por haberme equivocado tanto
este adiós, para seguir el viaje
mientras el espacio, se va apagando…

Carta a la Luna 318 – Quiero porque quiero

Discapacidad emocional
amateur y tan profesional
lengua viva alrededor
vestido de seda y antifaz

Corazón cansado de estallar
seducción confusa, tan femme fatal
brazos desatados en tempestad
nado entre estrellas por estrellar

Demasiado ego, demasiada sal
danza violenta, astronauta a desechar
pulso bajo cero, sonda musical
quiero porque quiero, quiero terminar.

Carta a la Luna 289 – Viajando

Viajando y respiro de regreso
viajando aprendí a estar despierto
viajando dando giros y conmigo
viajando, tan errante el destino
viajando con el corazón distante
viajando y nada es tan importante

Viajando me desgasto en el tiempo
viajando hoy me siento como nuevo
viajando capeando el siniestro
viajando, recordando algo nuestro
viajando con los pies pisando el suelo
viajando siento el cuerpo más ligero

Viajando con la locura consciente
viajando el miedo es irreverente
viajando abrazado a lo imposible
viajando nada es irreversible
viajando siento frío pero quema
viajando en libertad por el dilema
viajando se hace débil esta pena

Viajando quiero igual pero distinto
viajando sonriendo y luego existo
viajando en silencio y entre gritos
viajando solo doy y ya no exijo.

Carta a la Luna 263 – Para seguir, aunque no estás

Para seguir
me gusta imaginarte
aunque me duela
porque golpea
me gusta recordarte
aunque me hiera
esa sonrisa
en cuarto menguante
y esos ojos
donde perdido
te descubrí
donde te vi
realmente, a ti
sin exteriores
sin tantas voces
sólo canciones
y ahora tú
tan extraviada
y ahora todo
me sabe a nada
y aún no sé
por qué no dices
si me recuerdas
o lo que esperas
no sé por qué
te quiero tanto
por qué respiro
y sigo vivo
y sin dudarlo
aquí te escribo
aunque no estás
sigues conmigo.