Carta a la Luna 364 – Procesos

Espero que el golpe aterrice certero
entero el espacio y yo a la mitad
mintieron y lo acompañaron de un beso
salieron sonriendo y yo quería entrar
extraño el proceso de querer a lo lejos
absurdo el instante en el que quise odiar
ahora la calma a llegado al puerto
ahora la luna no baila con el mar

Insomnio querido, ya no duermas conmigo
detesto tu estilo, tu y yo no vamos más
el sueño un día, huyendo despavorido
la noche era un cuento de nunca terminar
absurdo el proceso de todos mis excesos
extraño el espejo, no me podía mirar
ahora el tiempo me enseña a ser viejo
ahora la luna brilla en otro lugar…

Carta a la Luna 325 – Off

Era un reflejo abrazado al dolor
era el invierno devorando el calor
tal vez quise reír y tuve que llorar
era un desierto, un extraño bajo el sol

Ahora me voy de aquí, harto de soñar
camino hasta el final, doy un paso más
en este espacio, el tiempo se apagó…

Era la lluvia y yo moría de sed
era una excusa, no sabía querer
tal vez lo imaginé y era tan real
era el mar y sólo pude naufragar

Ahora me voy de aquí, basta de mentir
palabras sin hablar, vuelvo a escribir
en este espacio, el tiempo se apagó…

Carta a la Luna 299 – Dicen tanto

Dicen, que seguro cambió la estación
a pesar de lo que congeló
que se escucha hasta mi corazón
que quizás ya perdí la razón
dicen, que por fin aprendí a querer
que encontré sólo porque perdí
que seguro no pueda volver
dicen, que robé una nave espacial
de la luna y de la mujer
que por fin aprendí a esperar
que abracé una estrella fugaz
dicen, que aprendí a reírme de mi
que escribí cada día por ti
que pinté tu sonrisa en papel
dicen, que se acerca a galope el final
la mentira juega a ser verdad
que la música otra vez cantará
dicen, que la vida vuelve a girar
que un segundo sabe a eternidad
que subió y que caerá
dicen, que me importa y que así será
y tal vez lo correcto esté mal
que aún respiro y vuelvo a soñar…

Carta a la luna 262 – Propenso

Después de ti
es antes
porque si
porque explotó
el pecho quebró
después de ti
principio
al final
querer no bastó
guardé el corazón
después de ti
cenizas de mi
para revivir
acción a distancia
por tanta constancia
frenaron mis pasos
caí en pedazos
después de ti
aún aquel beso
abrazos y cuentos
princesa y dragón
verdad y ficción
paseo inmortal
mi musa lunar
me hice ajeno
me diste silencio
guardo esa canción
herida, sin voz
queriéndote así
tal vez no dormí
o no desperté
tu sabes y sé
jamás lo fingí
que sigo aquí
consciente
y ausente
propenso al fin
conmigo
y sin ti.

Carta a la Luna 249 – Hoy por seis

Hoy no desperté y sin dormir,
esta noche de mañana y sin ti,
hoy el universo no amaneció,
un latido que se fue y no volvió.

Hoy rompió el silencio una canción,
hoy perdió el tiempo mi corazón,
tengo aún pendiente tanto aquí,
tengo de respuesta nada de ti.

Hoy encontré que me perdí,
tengo escondido lo que sentí,
hoy salté más alto para caer,
aún no puedo dejar de querer.

Carta a la Luna 243 – Las malas lenguas

Dicen que yo ya no soy el mismo,
dicen las estrellas que perdí,
dicen que persigo un espejismo,
dice tanto el corazón de ti.

Dicen que todo esto es imposible,
dicen que te ponga en tu lugar,
dicen que mi impuesto es deducible,
dicen que me tengo que callar.

Dicen del amor y del dolor,
dicen que te deje de querer,
dicen que sin ti estoy mejor,
dicen que ya no vas a volver.

Dicen que no finja respirar,
dicen que regrese a los vicios,
dicen que ya no puedo volar,
dicen que escoja el precipicio.

Dicen tantas cosas por ahí,
dicen que es mejor encarcelado,
dicen que ya nadie quiere así,
dicen que no siga enamorado.

Dicen que el dinero y la sonrisa,
dicen que las cartas no te llegan,
dicen que me asome a la cornisa,
dicen que me rinda a la condena.

Dicen que te adorarte es blasfema,
dicen que es igual estar sin ti,
dicen que es inútil esta espera,
dicen que tu no piensas en mi.

Carta a la Luna 200

El astronauta, perdido en la quietud de la oscuridad y el paso del tiempo espacial, sintió fragilidad en la coherencia, frío profundo y una especie de confusión desde los huesos…sin perder tiempo, temiendo un día perderse por completo en su propia memoria, puso en cada uno de los sobres restantes guardados en su mochila, el mismo título: “Carta a la Luna”…finalmente, se tatuó en ambas manos, la palabra “Luna”. Y a continuación, escribió para ella:

Perdiendo el norte, sólo hay sur, alguien me cortó hasta la luz, perdí el sentido y no sé bien dónde estoy, sé lo que quiero y lo que tengo, sé que me duele todo el cuerpo, perdí la fuerza porque tú eras mi motor, ya no recuerdo bien quién soy, no sé si vengo o si voy, perdí en tu ausencia y ahora pierdo la razón…

Perdí el destino de mi viaje, alguien robó mi equipaje, sé me perdió también hasta la inspiración, sé lo que siento y te siento, sé que se acaba mi canción, ya no recuerdo el sonido de mi voz, tatué tu nombre en mis manos, para saber que hago aquí, tal vez pronto no sepa nada de mi…

Perdiendo el rumbo en la cabeza, alguien está cerrando puertas, perdí el calor cuando el frío me abrazó, sé que te quiero y te espero, sé que tal vez me apague al fin, perdí el aire pero jamás retrocedí, ya lo demás no sabe a nada, si no aparece tu mirada, hambriento el vacío y yo soy la carnada…

Perdido escucho al silencio, doscientas cartas de amor, un traje de astronauta y en la mano el corazón, perdí la rabia y aprendí, gracias por creer tanto en mi, te juro que yo lucharé por resistir, puedo perderme intentando encontrarte, puedo olvidarme intentando recordarte, no tengo nada que pedir y aunque decidas no volver, no te dejaré de querer…


PD: Alguien dijo una vez, que “No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.”, esa fue, luna, mi manera de verte siempre, esa fue mi suerte…lo que llevas dentro, fue motivo suficiente para decidir, de un salto, cruzar el espacio entero para llegar a ti, aún si la probabilidad de ello, fuese de un 1%. Gracias por tu vida, una vez más.

Carta a la Luna 195 – Viajando

Viajando solo voy ligero, llevando sólo lo que siento, las luces de tus ojos entre mis recuerdos, quisiera saber más de ti, ahora que sé más sobre mi, quisiera a veces olvidar que sigo aquí, llevo a veces el latido congelado, a veces te escribo las cartas tiritando, no sé si tienes algo que decir, no sé si con todo este frío te pueda oír, si no termino es porque siento que aún no empiezo…

Viajando por este universo, con el fantasma de la suerte, guardándote un abrazo por si vuelvo a verte, ahora que nada más me importa, que saber que eres feliz, aunque se quiebre el corazón, esto es así, a veces te traiciono y quisiera olvidarte, pero vuelves a aparecer en cualquier parte, no sé si pueda algún día encontrarte y que también tú quieras encontrarme a mi…

Viajando siempre sin ningún camino, guiando siempre, los latidos y no el destino, no soy lo que pueda tener, no soy el traje que ahora llevo, no soy un cargo, un trabajo o dinero, siempre fui el que estaba al lado, enamorado de la luna, lo que te doy no se lo di nunca a ninguna, con la certeza de realmente no saber, no sé si pueda comprender, pero es que no puedo dejarte de querer…

Carta a la Luna 193 – No sé si tú

El sonido de mi paso es invisible en el espacio, los planetas y cometas no se enteran, el pasar del tiempo infinito no me espera y ya nada va a volver, ya no hay nada que temer, despertar todos los días sin soñar, en cada carta algo de mi, sabes que vine a por ti, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

El fluir de tus mares por los trazos de mis manos, la respuesta para mi, es sentir, hundirme en tus ojos y sentir, nada nunca se vuelve a repetir, ya no hay monstruo en el espejo, si me pierdo o me encuentro ya da igual, es lo mismo, el final de un abismo fue el comienzo para mi, sabes lo que siento yo por ti, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

El dolor por el ego está muerto, antes ciego, ahora tuerto veo mejor, cuando uso solamente el corazón, es el ojo y mi motor, tu energía me incendió y ya no paro, es difícil, muy difícil todo esto, pero es mío y lo abrazo, todo esto es mi elección, mi cero coma uno por ciento, es mi vida y mi verdad, cuando ya no puedo más, sigo igual, sin querer, te quiero tanto, sabes lo que eres para mi, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

Carta a la Luna 157 – En cada carta

Mañanas y días enteros de ti, de tu sonrisa, de tu mirada, abriendo y cerrando latidos, resumiendo siempre el infinito, estás guardada y escapando en mi cabeza, dando vida a la belleza otra vez, me robaste esas ganas de correr y ahora estoy mucho mejor, porque aprendí como querer, ahora no puedo perder, escribiré tu reacción en lo que siento, en cada carta el corazón.

Galaxias enteras, latiendo por ti, por esa risa, por esa brisa que no acaba y da vida, abriendo siempre el reloj, desarmando el tiempo y pintando todo en color, dando voz hasta al silencio, las estrellas en tu cuerpo floreciendo, me quebraste el cristal del miedo, me enseñaste a decir que si, ahora no puedo morir, escribiré a tu vida cada día, en cada carta el corazón.

Universos enteros chocando atraídos por ti, magnetismo increíble, luna moviendo los mares de cada sistema, moviendo el flujo en mis venas, cargando de fuerza mis manos, letra a letra un poco de mi, todo esto es para ti y siempre fue así, me enseñaste que el milagro es posible, que todo empieza aunque termine, ahora no puedo mentir, escribiré, para ti siempre hay tiempo, en cada carta el corazón.