Carta a la Luna 234 – Arriesgarme

Un paseo eterno espacial, una apuesta imposible, mis sentidos inservibles y me pierdo en mi, pero sé muy bien por qué me fui, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Un descanso racional, inevitable herida por latir, aunque se quiebre, el corazón sabe seguir, pero si tu no estás, no sé por cuanto más, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Un equilibrio artificial, un intento mudo de gritar, ya sin aire en realidad, sólo el que escapa de mi, si te interesa, espero aún estar aquí, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Carta a la Luna 199 – Cruzando el espacio por ti

No sé si sigo vivo o simplemente sobrevivo, no sé que día es hoy porque aquí es siempre de noche, la gravedad, el blanco y negro espacial, filtraron algo en mi cabeza, no sé si estoy entero o me faltan piezas, el corazón ya no golpea al latir, quisiera engañar a la muerte y seguir, cruzando el espacio por ti.

No sé si sigo cuerdo o en la cuerda floja, camino al filo de la locura, quisiera atar un lazo a tu cintura, soñar de nuevo contigo, luna, perdiendo fuerzas, mantengo el tipo, me trago todo lo que no digo, mis manos sólo quieren verte, no planeé sentirte tan fuerte, quisiera engañar a la suerte y seguir, cruzando el espacio por ti.

No sé si respiro o me ahogo, si es agua o me hundo en el lodo, quisiera hacerme amigo del tiempo, mirarte y decir que te quiero, poder verte en el horizonte, pero nebulosas te esconden, no sé si tú tienes el remedio, ya sea un abrazo o veneno, quisiera saber si tienes algo que decir, mientras aún pueda seguir, cruzando el espacio por ti.

Carta a la Luna 183 – De mi

El fantasma de mi barrio se acercó a mi cabeza, el ruido de mis calles empieza, oscuro el espacio, las estrellas se alejan, cometas agotados caminan y no vuelan, yo sigo con mi viaje, no llevo equipaje… y sigo enamorado de ti, no sé que será de mi.

El recuerdo a patadas me despierta ideas, el triste argumento del silencio me espera, colores y paisajes de lugares remotos, quedaron en mi sueños y todos se me han roto, despierto en mi viaje, dentro de este traje…y sigo loco por ti…no sé que será de mi.

El momento que regresa, ya no sienta cabeza, el recuerdo de tus ojos, el sonido de tu risa, el calor entre mis manos, la musa en tu sonrisa, aprendí a esperar, a no tener prisa, yo sigo en tu camino, muero pero siempre revivo…y sigo respirando por ti…no sé que será de mi.

Carta a la Luna 169 – Todavía sigo aquí

Sobre el manto negro de la noche inmutable del espacio, dibujando el camino hacia ti, sobre la piel un traje de astronauta alquilado, por lo pronto aguanta bien, sobre mi cabeza un gran casco, donde existo yo y el aire que respiro, porque todavía sigo vivo, sigo sintiendo y sigo aquí.

Sobre mil planetas he volado, abrigado por el fulgor de las estrellas, sé que no vine por ellas pero me hacen compañía, sobre mi puedes oír mil teorías, pero tú sabes bien quién soy, ese que envolvió para regalo el corazón, porque todavía sigo sintiendo, estoy vivo y sigo aquí.

Sobre tú sonrisa escribí varios poemas, algún dibujo, una oda y un esquema, pero aún con todo eso, tratar de describirla es blasfema, sobre mis ojos tú imagen infiltrada, cuando hace frío siempre quema, me perdí por encontrarme en tú mirada, pero vivo, porque todavía respiro, sigo sintiendo y sigo aquí.