Carta a la Luna 110 – Marea espacial

La marea espacial bailando para ti al compás,
estrellas sumergidas brillando sin respirar,
el ritmo de mi pecho, hace eco en tú reflejo,
la belleza en tu energía, hace efecto y yo conecto.

La corriente espacial, ahora quiere aterrizar,
grandes olas y planetas sobre mi veo volar,
el ritmo de tu risa, como un sónar en el silencio,
desde los ríos en mis venas fluyo, hacia ti derecho.

Tu marea espacial va meciendo mi universo,
en mi barca sideral rema fuerte lo que siento,
el ritmo en tú parpadeo, me detiene en el tiempo,
no hay tormenta que detenga, no naufragará éste incendio,
a tu orilla una botella y una carta, que firmé con un “te quiero”.

Carta a la Luna 93 – Viaje Lunar 2 – Día 6

Cuando te veo, los relojes pierden tiempo y los planetas ya no giran,
cuando te veo, estoy despierto o dormido pero se que no es mentira,
cuando te veo hay carnaval en mi alegría y la vida es más vida con tu vida,
cuando te veo o te recuerdo, me inspiras a escribirte lo que siento cada día.

Cuando te siento, se detiene hasta el viento y me tiemblan las rodillas,
cuando te siento creo que me lo imagino pero se que no es mentira,
cuando te siento mientras viajo entre estrellas, con el soundtrack de tu risa,
cuando te siento y respiro enamorado, lo que daría por tenerte a mi lado…

Cuando apareces y tus pasos ponen ritmo a tus caderas mientras llegas,
cuando apareces y tus ojos dicen más que los poemas, no es mentira,
cuando apareces y revelo con mis ojos el secreto de mi viaje por el espacio,
cuando apareces y quisiera resumirte lo que siento, con un beso y un abrazo.

Carta a la Luna 76 (lado A) – Los planetas y las estrellas

Hoy te vi otra vez y pusiste mi universo al revés
y se cayeron los planetas y las estrellas,
ya no quiero ocultarme bajo el miedo,
ya no temo escribirte que te quiero.

Hoy volviste a mi lado y sentí el magnetismo en el costado
y explotaron los planetas y las estrellas,
ya no puedo inventar que no lo siento,
ya no quiero evitar el sentimiento.

Hoy te volví a ver y creí enloquecer sólo con ver tu mirada
y se iluminaron los planetas y las estrellas,
ya no puedo regresar a esa casa, que se agrieta,
ya no quiero escapar sobre un cometa.

Hoy te vi y casi me muero pero me siento como nuevo, como el primero que recorre este camino con tu luz como destino y te digo otra vez cuanto te quiero y que te espero aquí flotando en un mar oscuro y estrellado voy nadando y estoy cantando, con los labios vencidos por el frío tu canción hizo de abrigo y se quedó conmigo, con este astronauta que te escribe y que a veces te habla y no se cansa, no se rinde, lo que llevo dentro no se extingue y siempre te distingue sonriendo allí a lo lejos..aquí en mis sueños.