Carta a la Luna 60 – Viaje Lunar, día 8

A veces siento que somos uno, que ahora está incompleto,

a veces sueño con el día que nuestros brazos se encuentren de nuevo,

y te pueda susurrar un cuento al oído cuando no puedas dormir,

regalarte un poema improvisado, firmado siempre con un beso…

A veces siento tanto por ti que me da miedo,  pero no lo quiero detener,

que no sé que hacer con toda esta energía golpeando por dentro,

a veces miro hacia mi planeta y sé que no me importa volver…

A veces me siento tan pequeño en este espacio, siento frío y respiro lento,

pero otra vez la belleza de tu sonrisa me da fuerzas y recobro el aliento,

a veces te encuentro cuando todo parece perdido, me haces sentir tan vivo…

A veces te quiero tanto que te siento en el aire y estás, sin estar conmigo,

sentado fuera de tu casa sonriendo como un niño cada vez que te recuerdo…

a veces desearía cogerte de la mano y empezar un viaje juntos por el universo.

Carta a la Luna 54 – Viaje lunar, día 2

Vuela siempre en libertad Luna preciosa,

nunca temas abrir tus alas espaciales de par en par,

abre también la puerta enorme de tu creatividad

y regalale al universo un poco de tu magia sideral.

Ríe y sé feliz siempre, donde sea que vayas,

eres una energía única entre todas las demás,

Aún no creo la suerte que tuve al poderte encontrar,

aquí entre tantas estrellas y en mi planeta, del otro lado del mar.

A veces parece que las cosas no tienen sentido sin tu sonrisa,

a veces no comprendo esto que llevo dentro y  que me hace vivir,

a veces no puedo conmigo, de lo mucho que siento por quererte a ti.

Siempre confundiendo sueños con realidad cuando estás a mi lado,

eres impresionante, milímetro a milímetro, latido a latido…

te guardo en el pecho, y voy hacia ti derecho, aunque me pierda en el intento,

por ti luna, mi vida sonríe sin descanso, cada vez que te veo o te siento,

cada vez que cruzas esa puerta por las mañanas, me quedo sin aliento…

Carta a la Luna 30

Gracias Luna, por tu enorme sonrisa…mientras pueda disfrutar de ella,

mi energía sonreirá y brillará más que cualquier estrella.

Algunas personas solo pueden soñar lo que yo puede en ti encontrar

y para eso tuve que saltar fuera de mi planeta, me tuve que arriesgar…

mientras ilumines la noche, viajaré feliz, sin importar donde vaya a terminar.

Gracias Luna, porque alimentas mi inspiración, eres como un eterno motor

que me mueve por el espacio exterior, flotando en paz, por fin sin temor

Me gusta escribirte y cantarte alguna canción…soy una persona mejor

cuando puedo alegrarte el corazón

Gracias Luna, por treinta cartas por ti inspiradas,

por las ganas de mis manos cada vez que escriben encantadas,

gracias por seguir ahí, y por cada uno de mis latidos…

en serio, me encanta haberte conocido.

Carta a la luna 21 – Hoy

El astronauta continúa el viaje…algunos kilos menos y respirando muy lento, cerró la mano durante un rato para que entrara en calor y así poder escribir a la luna que le miraba desde lejos…él era feliz cuando sentía que conectaban allí, entre tantos kilómetros de distancia…entonces creía respirar mejor, se sentía con fuerzas y las palabras iban apareciendo en el papel…

Hoy, soy un tipo que se divorció de la tristeza…

y se juega todo, porque cree en la belleza,

de hacer lo que se siente y no en lo que se piensa…

Hoy, prefiero vivir sólo lo que dure este viaje hacia ti,

que morir durante un siglo engañado en mi planeta…

Hoy, me hice fuerte y enterré al cobarde que corría por mis venas

hoy, me río de mis miedos solo por la idea de llegar a ti…

Un solo momento contigo es suficiente para que desaparezcan mis penas,

hoy, todo lo que tengo, es tu vida reflejada en mi

Hoy, el dolor quiso ganarme la partida…pero la esperanza estaba decidida

y sonrío al pensar que tal vez algún día, le pondré el acento a tu alegría…

Y es que sigo enamorado de tu vida…de cada segundo de tu sonrisa

hoy, te quiero tanto…soy ese latido en el espacio, dirigiéndose hacia ti