Carta a la Luna 81

Una carta para explicarte que me muero por ti,
81 intentos de decirte lo que me haces sentir,
alba en mi ventana y el primer latido de mi corazón.

Una carta para explicarte lo que me gustas mujer,
para escribirte lo que sucede cuando te vuelvo a ver,
magia en tus ojos y el primer latido de mi corazón.

Una carta para decirte lo que me inspiras mujer,
para besarte con cada letra sobre este papel,
y por qué no, para decirte otra vez, que eres lo mejor,
que he visto, sentido y que adoro con todo mi corazón.

Una carta es un poco de mi y quisiera dártelo todo, quisiera siempre repetir…cuando se trata de ti, siempre uno es poco, es mejor dos, tu y yo. Ayer por la noche te vi y reímos, lo pasamos muy bien y me sentí como nuevo, como un niño pequeño, feliz y a tu lado volviendo y viajando por las calles del espacio y de la noche, iba vibrando de emoción por tener la suerte enorme de tenerte a mi lado, a unos centímetro de mi y de mi corazón loco, de ti enamorado…paramos y te vi con los brazos abiertos y te juro que morí y reviví en un mismo segundo, corrí a ti y me perdí en un abrazo entre tu vida y la mía, sujetando con fuerza pero con cuidado tu energía, mujer, yo me quería perder ahí mismo, quedarme dormido contigo en ese momento amarrado y ya no sentía el frío.

Eres la mejor sensación sin discusión, te quiero y te espero como siempre como hoy…ayer en las puertas de tu casa lunar estuve contigo, fue sólo un momento pero fue para mi eterno, hubo un silencio total y me sentí como nuevo y te digo otra vez y mil veces que te quiero, te quiero desde que empieza el sentimiento y cuando lo puedo decir con palabras, cuando lo puedo escribir en esta carta, cuando te puedo abrazar o darte un beso de esos que matan al miedo…te quiero, de verdad, desde dentro, no me rindo, aquí sigo ya no puedo morir, sólo sé respirar de ti, eres para mi una obra de arte, espacial y perfecta. Te adoro luna preciosa, eres entre las estrellas una diosa, la musa que vive en mi sonrisa, eres cada latido de mi corazón.

Carta a la Luna 70

Cualquier día contigo es mejor y te lo demuestro a mi modo,

cualquiera de tus sonrisas y por dentro tiembla todo,

cualquiera de tus miradas y en un segundo me enamoro.

Cualquiera de tus palabras y cuando arrugas la nariz,

cualquiera de mis canciones si las canto junto a ti,

cualquiera de mis mañanas si te quedas cerca a mi.

Cualquier golpe en el hombro cada vez que te provoco,

cualquiera de tus abrazos y el corazón se vuelve loco,

cualquier momento tuyo y la eternidad dura muy poco.

Cualquiera de tus silencios, que me dicen mucho más,

cualquiera que sea el problema, para ti yo voy a estar,

cualquier momento es bueno para decirte que te quiero…

cualquier noche es perfecta si te encuentro en mis sueños.

Carta a la Luna 68

Hoy se rompe el puente y me quedo en tu orilla, pronto te veré,

vivo entre planetas, galaxias, algunos cometas y no quiero volver,

luna, eres mi universo, no me importa el tiempo, por fin te encontré.

Hoy soñé con un beso, salté de la cama y contento me puse a escribir,

siempre te llevo sonriendo por dentro haciendo perfecto el poder vivir,

eres como fuego intenso por todo el cuerpo cuando estás aquí, junto a mi.

Hoy, entre ayer y mañana eres mi presente, en cada segundo te vuelvo a ver

lo que yo siento por ti jamás lo viví ni aquí ni en mi mundo…volví a nacer,

luna, eres mi energía, la musa perfecta, el miedo jamás me podrá vencer.

Carta a la Luna 63 – El regreso

Esta mañana la luna apareció otra vez en los ojos del astronauta…no sabía que decir, lo que siente por ella, hoy se hizo más fuerte…quería que el momento dure para siempre…por eso, espero casi hasta el final del día y por fin escribió:

Llegaste y reinventaste la belleza en un segundo espacial en mi universo,

me calentaste el corazón en un momento, en un incendio tan intenso,

ahora se que no eres perfecta para mi, luna…eres mucho mejor que eso.

Llegaste, sonreíste, me miraste y la razón se fue a un viaje sin regreso,

te lo confieso, casi te abrazo sin soltarte pero me detuve a tiempo,

lo que trajiste esta mañana fue pura inspiración abreviada en dos besos.

Llegaste y atrapaste en tu mirada a mi vida enamorada en un instante,

ahora te escribo emocionado por tu energía y te prometo que hasta tiemblo,

sé que te quiero sin remedio y que te espero aunque me pierda en el intento.

Llegaste, y tengo ganas de luchar por la esperanza de besar esa sonrisa,

de inventarme una canción para que bailemos juntos y sin prisa,

llegaste y otra vez fuiste, definitivamente lo más lindo que he visto éste día.