Carta a la Luna 341 – Me voy en un viaje

Temprano es de noche, el frío mordió
escapo entre gritos, no existe el dolor
promesas del aire, todo se asfixió
me voy en un viaje, buscando al sol

Dejé el equipaje al fondo del mar
vendí los recuerdos, no saben parar
estrellas fugaces, deseos en paz
me voy en un viaje, sin mirar atrás.

Carta a la Luna 292 – Restos aquí arriba

Un café que sepa a despedida
una frase que nunca se atrevió
la mentira de aquello que creía
la sonrisa que todo lo cambió
el remedio y promesa en la caída
la indiferencia que todo desgastó
el después del golpe del silencio
el momento, que juro, fue verdad
el dilema de un abrazo individual
el final que nunca acabará
al vacío tengo unas palabras
pero sé, tienen que caducar
por mirarte tuve que internarme
una noche en un bosque espacial
el que escribe, late un poco menos
y mis manos se quieren jubilar
estoy listo para perder el juicio
estoy listo para dormir en paz
tengo el tiempo pidiéndome la hora
un recuerdo que ahora me olvidó
tengo tanto que ahora no respira
y el resto, se fue y no me avisó.

Carta a la Luna 121 – Todo por fin va a mejorar

Se acabó nuestra prisión mental, esos barrotes de barro y desiertos en el espacio asfixiándonos despacio, con la presión de un dictador inflado de cuello abultado, ahora damos el paso al otro lado del charco que nos quiso ahogar, sonríe tranquila princesa lunar, todo por fin va a mejorar.

Se acabó el aguantar, tenía que terminar y estoy feliz porque te veo respirar con una sonrisa, un festival se organizó bajo mi camisa, y creo que oí a tu corazón echarse unas risas, ahora demos el paso largo hacia adelante, revive ese blog súper chic y elegante, todo por fin va a mejorar.

Se acabó pero en realidad empieza, un nuevo viaje y paz en la cabeza, lo siento por mis mañanas a tu lado, porque eres lo mejor que me ha pasado…cada día durante más de un año, pero confío en la suerte de poder volver a verte y muchas veces, este cambio era evidente, ahora damos un paso necesario, lejos de aquel tirano de cuello engrasado, hoy abrimos el candado y alguien cantó esa canción con ritmo de libertad, todo por fin va a mejorar.

Carta a la Luna 108 – Más de ti

Un momento en tu mirada, tiene magia y tiene paz,
cada sonrisa de tus labios, adicción total,
yo te observo desde lejos, pero siempre estás aquí,
ya no sé si estoy soñando, pero siento tanto desde que te vi.

El incendio en mi pecho, siempre me sabe a ti,
en cada cielo de mis sueños, luna, siempre estás ahí,
yo te quiero desde el centro de mi vida, cada día un poco más,
ya no sé si estoy dormido, pero contigo todo es mucho más real.

Cuando escribo y te recuerdo, todo está mejor,
tu me dejas sin aliento y ya no existe más dolor,
yo quisiera abrazarte sin relojes y besarte una vez más,
eres de mis días lo más bello, por la noche quien me vuelve a inspirar.

Carta a la Luna 32

Cruzo un campo de asteroides, pero ya sin miedo, voy contento

y siempre estas ahí luna, ese hecho no puede cambiar, 

ahora eres muchas canciones que conozco y llevo en este viaje

y ese es todo mi equipaje, eso mis ganas por arriesgarme y vivir

estoy muy bien ahora, esquivando algunas rocas, por fin siento paz.

Es muy lindo ver mis manos escribiéndote a la luz de tu mirar desde lo alto,

me gusta hacerlo mientras canto junto a una música cómplice y que amo,

sé que es corta la vida, pero que bueno es poder así vivirla,

con un motivo incendiándome el pecho de emoción cada día.

Esta revolución cósmica en mi interior, me mantiene queriendo ser mejor

estas ganas de energía lunar, me mantienen sonriendo por lo que me das

tengo todavía mi vida y este camino infinito por tus senderos de estrellas

dónde por fin me verás con claridad,

ofreciendo mi corazón  y absolutamente nada más.

Carta a la Luna 30

Gracias Luna, por tu enorme sonrisa…mientras pueda disfrutar de ella,

mi energía sonreirá y brillará más que cualquier estrella.

Algunas personas solo pueden soñar lo que yo puede en ti encontrar

y para eso tuve que saltar fuera de mi planeta, me tuve que arriesgar…

mientras ilumines la noche, viajaré feliz, sin importar donde vaya a terminar.

Gracias Luna, porque alimentas mi inspiración, eres como un eterno motor

que me mueve por el espacio exterior, flotando en paz, por fin sin temor

Me gusta escribirte y cantarte alguna canción…soy una persona mejor

cuando puedo alegrarte el corazón

Gracias Luna, por treinta cartas por ti inspiradas,

por las ganas de mis manos cada vez que escriben encantadas,

gracias por seguir ahí, y por cada uno de mis latidos…

en serio, me encanta haberte conocido.