Carta a la Luna 363 – Peor el sol

Caminando por la noche y el espacio
apretando en las manos una carta
no me importa el final, porque tiene que llegar
y la luna ya no sale, por aquí no se ve a nadie
me robé un rato al sol, pero fue mucho peor
porque quema, pero no me da calor

Caminando paso a paso, muy despacio
me acompaña un recuerdo que no calla
la cordura es pesada, la dejé por ahí tirada
y la luna se ha marchado, ni un cuarto ha quedado
me robé un rato al sol, pero fue mucho peor
porque quema, pero no me da calor

Caminando, hace frío, no me paro
voy curado por haberme enfermado
las estrellas despertando, todo otra vez girando
y la luna está dormida, se olvidó la despedida
me robé un rato al sol, pero fue mucho peor
porque quema, pero no me da calor

Carta a la Luna 356 – Divergencia

Perdí la discapacidad
di el siguiente paso
me estafó la realidad

Abrí el libro al final
seguí hablando descalzo
todo esto es nada más

El espacio en ruido inundado
el motor está fallando
algo paró y ya no hay más

Necesaria indiferencia
princesa y suela en la cabeza
lo imposible va a gritar

Divergencia en la razón
cicatriz del corazón
un abrazo que olvidó

El espacio entero empapelado
poco a poco con mis manos
otra carta al despegar…

Carta a la Luna 353 – También adiós

Este adiós, debe suceder
sin preguntar y yo sin responder
este adiós no termina
este adiós es bienvenida

Este adiós abre los brazos
rompe el miedo en pedazos
este adiós, siempre conmigo
tú verás lo que se queda contigo

Este adiós es porque quiero
porque era mentira y no verdadero
este adiós no es tan importante
es sólo un paso hacia adelante

Este adiós es aprendizaje
por haberme equivocado tanto
este adiós, para seguir el viaje
mientras el espacio, se va apagando…

Carta a la Luna 351 – Cielo roto

El cielo rompió el cristal y el reflejo
a millones de kilómetros, me acerco
canto en fiebre, empujando cada paso
el oxígeno es terco, es tan escaso

El efecto de mis brazos se perdió
el sonido de mi boca caducó
este traje, aferrándose herido
el tiempo que gastamos sin sentido

Y mis manos, extrañando extrañas
los espejos rotos bajo las pestañas
estas cartas, como sombras pasajeras
las palabras, aún en ritmo por mis venas.

Carta a la Luna 350 – Medianoche y más

Medianoche, escribiendo en una estrella
desechando, sin problema mis ideas
el espacio ahora gira, entre vértigo y caída
soy de mi, ahora de todos
estoy rodeado, estoy solo

Medianoche, asomado a la ventana de mi vida
sujetando fuerte al corazón en la cornisa
el espacio ahora sabe a despedida
soy momentos, poco eterno
tanto frío, aún latiendo

Medianoche, a la sombra de un recuerdo
anestesia enamorada, pateando el proceso
el espacio ahora fluye más despacio
soy el mismo, ahora extraño
soy la huella, dando un paso.

Carta a la Luna 349 – Aún estoy aquí

Desperté y todavía cicatrizando
estas cartas en la luna orbitando
sin mentirme ahora cambio y doy un paso
la verdad es un instante en intervalos
bajo el sol un latido fue menguando
pero aún estoy aquí

Ahora abrazo algún vacío
el camino cae conmigo
el calor haciendo frío
soy igual, el mismo tipo, soy distinto
de mis huellas nacen textos, mueren sueños
astronauta, estoy presente pero lejos y ausente
pero aún estoy aquí

Sigo extraño conociéndome de nuevo
casi un año escribiendo, haciendo sombra en el cielo
la sonrisa en amuleto y un disparo como un trueno
otro paso, estoy más cerca
el corazón siempre lo intenta
una luz y es de noche, otra vez
la canción gritó en silencio al nacer
aún respiro allí en el fondo
el espacio esta muy solo
todos se tienen que ir
pero aún estoy aquí.

Carta a la Luna 343 – Luz oxidada

Tanto tiempo navego, bajo tus aguas
la memoria en mis dedos, corre descalza
el sol ríe en secreto, arden mis alas…

Tanta magia olvidada, era un sueño
apretando la sombra, luz oxidada
el espacio vacío, no queda nada…

Cada paso me habla, yo sin palabras
la canción se desnuda, sobre la almohada
el adiós se libera, marcho en calma..