Carta a la Luna 403 – Después, nada

Después, lo eterno no alcanzará
el tiempo absurdo, se gastará
después, cuando no sea ahora
nada otra vez será

Después, el ego envejecerá
los ojos ciegos, se apagarán
después, cuando todo acabe
nada otra vez, ni nadie

Después, el espacio olvidará
mis cartas aquí se perderán
después, cuando yo me vaya
nada escrito, ni en palabras…

Carta a la Luna 395 – Viajando otra vez

Oceanos de arena, espejismo y dilema
voces enemistadas, lenguaje en la mirada
viajando estoy otra vez, dónde estaré…

Frases que sin palabras, saltaron por la ventana
sigue golpeando el pecho, mientras me alejo
viajando estoy otra vez, dónde estaré…

Apagando la cabeza, esto termina y empieza
siempre es hoy y mañana, aún no se inventa
viajando estoy, ya lo ves, dónde estaré…

Carta a la Luna 392 – Sonríe y mira

La violencia de aquella sonrisa
rompiendo el crimen de una pena
la curva haciendo cicatriz en el dolor
la vida vibrando otra vez alrededor

Los ojos reflejando un beat del corazón
robándole estrellas al espacio
dibujándote en ellos muy despacio
sintiendo sin palabras, hablando sin razón.

Carta a la Luna 359 – Sonrisa y papel

Salí a caminar y la noche se volvió a despertar
el insomnio es habitual, las pastillas naufragando en el mar
la sonrisa y el papel, nadie lo quiere entender
ahora sigo yo a mis pies

Camuflaje emocional, pasarela y apariencia del final
las palabras mentirán, la mirada se crió en sociedad
la sonrisa y el papel, nadie lo quiere saber
ahora escribo otra vez

Astronauta artificial, apagándose en mi pecho al respirar
la canción estallará, el silencio ahora dice mucho más
la sonrisa y el papel, nadie quiere responder
ahora, vuelve a oscurecer…

Carta a la Luna 351 – Cielo roto

El cielo rompió el cristal y el reflejo
a millones de kilómetros, me acerco
canto en fiebre, empujando cada paso
el oxígeno es terco, es tan escaso

El efecto de mis brazos se perdió
el sonido de mi boca caducó
este traje, aferrándose herido
el tiempo que gastamos sin sentido

Y mis manos, extrañando extrañas
los espejos rotos bajo las pestañas
estas cartas, como sombras pasajeras
las palabras, aún en ritmo por mis venas.