Carta a la Luna 403 – Después, nada

Después, lo eterno no alcanzará
el tiempo absurdo, se gastará
después, cuando no sea ahora
nada otra vez será

Después, el ego envejecerá
los ojos ciegos, se apagarán
después, cuando todo acabe
nada otra vez, ni nadie

Después, el espacio olvidará
mis cartas aquí se perderán
después, cuando yo me vaya
nada escrito, ni en palabras…

Carta a la Luna 392 – Sonríe y mira

La violencia de aquella sonrisa
rompiendo el crimen de una pena
la curva haciendo cicatriz en el dolor
la vida vibrando otra vez alrededor

Los ojos reflejando un beat del corazón
robándole estrellas al espacio
dibujándote en ellos muy despacio
sintiendo sin palabras, hablando sin razón.

Carta a la Luna 388 – Cambiando

Dejé la orilla y el mar me arrastró
crucé el tiempo y la noche cayó
no tengo miedo, no siento dolor
viajero eterno no sé dónde voy

Mandé otra carta en su dirección
rompí el hielo, mirando hacia el sol
no hace frío en mi corazón
cerré los ojos para ver mejor

Habló el silencio y todo estalló
guardé en el pecho aquella canción
no tengo un sitio pero siempre estoy
subí a la luna y todo cambió…

Carta a la Luna 374 – Dice

Dice el cielo sobre mi
todo está acabando
dice cada paso por aquí
algo está fallando

Recuerdo que abrí
el pecho hacia ti
después me perdí
y terminé para volver a comenzar

Recuerdo mentir
diciendo la verdad
recuerdo escribir
cada palabra y la puerta del final

Dice el tiempo que me fui
mientras estoy llegando
dice algún recuerdo al sonreír
sólo eres humano

Recuerdo morir
mirando hacia atrás
recuerdo vivir
abrir los ojos bien cerrados y amar

Y luego partí
al sur de la ficción
después sucedí
moví los brazos y salí a respirar…

Carta a la luna 357 – Viaje y cambio

El sol cayó dormido, llueve en sal
el universo encendido, vuelve a gritar
nada más que un latido y todo acabó
este traje de cera se marchitó

El aire sigue extinto, todo acabó
lo que golpeaba en el pecho, no resistió
nada más que el abismo y todo empezó
la historia en las estrellas se fracturó

La melodía indigente, hoy renunció
cerré los ojos muy fuerte y todo vibró
nada más que un instante y algo murió
el viaje por la galaxia pronto cambió…

Carta a la Luna 354 – Sucede nuevo

Los vacíos en el cielo dicen algo
los instantes cuando todo es extraño
y quizás caer, romperme y no morir
despertar, esto no es el final

Las cenizas del espacio no lo entienden
todo inmerso en tus mares de repente
y quizás cerrar los ojos para ver
el soñar, enmascara la verdad

Los recuerdos se interpretan en mis manos
tus sonidos desgarrando este ensayo
y quizás no vuelva a verte otra vez
sin parar, el tiempo volvió a nacer…

Carta a la Luna 315 – Treinta y tres

Treinta y tres años
los ojos cansados
corazón intacto
viaje de espacio
prueba y ensayo
quizás astronauta
con todo y nada
años que pesan
termina y comienza
la ruta infinita
la sal de la vida
sonrisa dormida
despierta en herida
y se siente más viva
disparo errante
buscando guarida
pasión delirante
artista flotante
un paso sumando
el sendero restando
pronto seré un sueño
pronto seré eterno.

Carta a la Luna 305 – El tiempo de hoy

Y la lluvia habló
se calló cuando el sol despertó
la estrella partió
incendió las pupilas del tiempo
destronó al silencio eterno
vino y se marchó
mis segundos rompieron la pena
las cadenas cumplieron condena
tu sonrisa alada corrió y voló
una noche dio el paso y partió
debe ser así
por ahora el veneno es mejor
el remedio sabia a dolor
despintando la espera camino hoy
astronauta o un tipo cualquiera
quién te escribe desde el corazón
un susurro, la palabra fuera del renglón
pero aquí estoy, todavía no me voy
si quisieras, sabrías que hacer
la canción es la misma de ayer
todo parece estar bien
cierra los ojos y empieza a ver.

Carta a la Luna 267 – Consecuencia y paseo

Paseo por el mundo
que hace horizonte
en mis ojos
de viaje profundo
sin fronteras
en mi centro
sin correr
camino y a veces
voy mas lento
descubriendo la vida
en la brisa que respira
sin saber frenar
el recuerdo
a veces de ti
a veces del tiempo
quería tanto
y ahora
un abrazo espacial
podría ser suficiente
podría ser eficiente
o tal vez mortal
disparo mis dedos
intérpretes torpes
de mi corazón
siempre rebelde
y hoy tan dócil
apretado contra mi
cansado de fingir
que el dolor no duele
pero late y pega fuerte
y me canta en las mañanas
porque el alba ya no viene
a romper el simulacro
todo ahora va despacio
pero bien
yo sé también
que todo es perfecto
ya no busco más defectos
es así y así será
porque así tenía que ser.