Carta a la Luna 342 – En nada

Seca en sombra la lluvia
no se ve nada
la pared y la espada
cruzan miradas

Flor de noche olvidada
ríe en la nada
corazón sin palabras
duerme en calma

Dios de barro en las botas
no creas nada
la garganta asfixiada
sueña que canta

Astronauta en mis venas
flota en la nada
cartas en las estrellas
viajan eternas…

Carta a la Luna 265 – Procesos

En tu proceso fui
esquivé razones
me perdí
en mi proceso
reviví
vestido de espacio
artista lunar
resaca del pasado
tormenta y atormentado
simpleza y belleza
descarga de fuerza
sonrisa y labios
movimiento
mucha música
lo que siento
y abrazos
entero en pedazos
reciclándose a diario
motor antiguo
dañado a rugidos
cabalgata estelar
estrellas desbocadas
perdiendo miradas
buscando tu rastro
viviendo en un casco
escribo averiado
tal vez soy recambio
piel nueva otra vez
vuelto al revés
sentir que hace daño
pero eso es mi viaje
y es mi equipaje
sabía lo que hacía
el efecto y tu causa
el pulso sin ritmo
aunque no es lo mismo
todo esta bien
nunca fui quién
tampoco astronauta
sólo uno que escapa
del renglón cotidiano
en la oración de la vida
quien vio la salida
el que abrió los brazos
un beso independiente
un “te quiero” recurrente
otra carta dedicada
para ti, igual que ayer
sin nada que esconder.

Carta a la Luna 148 – Simplemente te encontré

El astronauta se encontró con la Luna:


Hoy, luna a mi lado, sin querer te había encontrado y regresó una canción al oído, otra vez vibró tú voz, otra vez esa sonrisa, no había prisa, pasó lento, compartiendo unas palabras, también miradas, quizás un té o un café, simplemente te encontré.


Hoy, luna de mañana, apareciste en mis ventanas, me encontraste tu también, paseando por el espacio, limpié el cristal despacio y ahí estabas, respiraba, inevitable recordaba, el reloj se me rompió, el pecho otra vez miró y miré, simplemente te encontré.

Hoy, luna de noche, te confieso me gustó, me hizo bien, me empujó, me diste algo que se me olvidó, el destino en el camino, y mis manos escribiendo diferente, algo cambia de repente y no se tú, pero yo me alegré, simplemente te encontré.

Carta a la Luna 144 – Vamos y no volvemos

Vamos, a dar un paseo de azul a claro, vamos a pintar el cielo, ahora oscuro y sin tus manos, vamos a sonreírle a la posibilidad, en libertad, vamos a abrazarla y que más da si no volvemos.

Vamos, a cantarle al silencio la mejor canción, vamos a cerrar los ojos para que vea el corazón, vamos a reír entre cometas y con estrellas, a pasear, vamos a amar y que más da si nos volvemos.

Vamos, a sentir lo que queremos e ir a por ello, vamos a enganchar miradas, a evitar palabras, vamos a incendiar cada momento, hasta sonrojar al tiempo, vamos a dar y que más da si no volvemos.

Carta a la Luna 94 – Viaje Lunar 2 – Día 7

Porque eres tú, simplemente tú, cuando me miras o me sonríes,
siempre fuiste tú, aunque abrazara una estrella, estabas tú en mi cabeza,
eres el tiempo en mi paciencia y el credo de mi conciencia frente a la belleza,
eres tú, este momento mientras te escribo y me invento un nuevo intento…
de ponerte en un texto, lo que me quema por dentro y lo que siento por ti.

Porque eres tú, todo se llama igual que tú cuando pregunto por el nombre,
siempre fuiste tú, allí en el cielo y antes de conocerte ya podía verte,
eres el pozo en mi desierto y el deseo escondido en una estrella fugaz,
eres tú, ese momento cuando nos gana el silencio y cruzamos las miradas,
me bloqueo en tus ojos, sin palabras para decirte lo que siento hoy por ti.

Porque eres tú, la que regresa, yo preparo las maletas para saltar de la nave,
siempre fuiste tú, aunque vuelvas y yo vaya, seguro nos cruzamos en el viaje,
eres aire extra cada vez que siento que me ahogo, te respiro y me incorporo,
eres tú, cuando me despierto recordando un sueño terminado en un beso,
sólo quiero hacerte sonreír y decirte de mil maneras todo lo que eres para mi.

Carta a la Luna 83 – Hoy más y mejor

El astronauta, por la mañana, sintió hablar con la luna, comunicándose a miles de kilómetros, desde su mente y haciendo escala en el corazón…le propuso algo para el futuro…y ella aceptó. Entonces, por fin, tomó un lápiz y escribió:

Esta mañana fue mejor que otras, ese viernes fue el mejor,
esta mañana no existía el reloj y éramos sólo tu y yo,
y se nos pasó en un segundo y no trabajamos, pero hablamos
y nos entendimos…te quiero mujer, hoy más y mejor que ayer.

Esta semana será la mejor y la próxima lo será también,
desde mi ventana te veo brillar y mañana te volveré a ver,
y se nos pasó la mañana, cruzamos miradas, te siento en la piel
los dos conectados…te quiero mujer, hoy más y mejor que ayer.

Este momento, es siempre el mejor si estás junto a mi,
te escribo y te cuento lo mucho que quiero estar junto a ti,
y se nos pasó el infinito, quiero una historia contigo sin fin,
y poder abrazarnos…te quiero mujer, hoy más y mejor que ayer.

Carta a la Luna 70

Cualquier día contigo es mejor y te lo demuestro a mi modo,

cualquiera de tus sonrisas y por dentro tiembla todo,

cualquiera de tus miradas y en un segundo me enamoro.

Cualquiera de tus palabras y cuando arrugas la nariz,

cualquiera de mis canciones si las canto junto a ti,

cualquiera de mis mañanas si te quedas cerca a mi.

Cualquier golpe en el hombro cada vez que te provoco,

cualquiera de tus abrazos y el corazón se vuelve loco,

cualquier momento tuyo y la eternidad dura muy poco.

Cualquiera de tus silencios, que me dicen mucho más,

cualquiera que sea el problema, para ti yo voy a estar,

cualquier momento es bueno para decirte que te quiero…

cualquier noche es perfecta si te encuentro en mis sueños.

Carta a la Luna 61 – Viaje Lunar, día 9

Uso tu alegría para emocionarme la vida todos los días y mantenerme atento,

uso mi piel para enterrar secretos y algunos sentimientos que están despiertos,

uso mi corazón siempre para escribirte y decirte con cuidado que te quiero…

Uso tu risa para la banda sonora de mis mañanas y por la noche de mis sueños,

uso cada una de  tus miradas, para mantenerme inspirado y sin miedo,

uso cada uno de los momentos contigo para enamorarme un pocos mas de ti…

Uso la vida como una excusa para estar a tu lado, para tratar de hacerte feliz,

uso el tiempo contigo para aprender por fin a ser mi mejor versión,

para amar aún más la increíble energía que nace desde ti,

uso esta carta para decirte que me encantas…eres lo mas real que hay para mi.