Carta a la Luna 294 – Viaje angosto

Digo poco esta noche
el viaje se hace escaso
sin decir ya lo diré
y nunca sabré el por qué
si decide mi cabeza
arrancarme la certeza
y sembrarme una duda
un recuerdo que sin cura me enfermó
digo que no lo diré
esta vez me descuidé
el pasado fue veloz
no lo pude detener
las ideas que inventan
escenarios de mentira
la memoria que disfraza la emoción
ahora vuelve el corazón
la marea se relaja
el silencio ahora encaja
y todo vuelve a su color
ahora me siento mejor
siento el frío y me abrigo
si recuerdo ahora sonrío
voy sintiendo el calor
el sendero se me acaba
aún me pesa la mirada
y prefiero una canción
esta bien, esto termina
estoy bien, no ha sido nada
no sé que será mañana
pero hoy sé que aún estoy.

Carta a la Luna 269

Es posible que esta noche
anochezca un poco más
y perderme en la sombra
podría ser hasta ideal
es posible que me vuelva
improbable para ti
se me extingue el sonido
se me extingue hasta la voz
es posible que me pierda
es posible y es mejor
que encontrarme tan lejano
tan inútil para ti
es posible que despierte
que me enferme de soñar
que desgarré de mi pecho
lo que nunca va a pasar
es posible tanto y nada
el silencio va a gritar
es posible que mejore
porque ya empeoré
es posible que reaccione
antes de lo que pensé.

Carta a la Luna 243 – Las malas lenguas

Dicen que yo ya no soy el mismo,
dicen las estrellas que perdí,
dicen que persigo un espejismo,
dice tanto el corazón de ti.

Dicen que todo esto es imposible,
dicen que te ponga en tu lugar,
dicen que mi impuesto es deducible,
dicen que me tengo que callar.

Dicen del amor y del dolor,
dicen que te deje de querer,
dicen que sin ti estoy mejor,
dicen que ya no vas a volver.

Dicen que no finja respirar,
dicen que regrese a los vicios,
dicen que ya no puedo volar,
dicen que escoja el precipicio.

Dicen tantas cosas por ahí,
dicen que es mejor encarcelado,
dicen que ya nadie quiere así,
dicen que no siga enamorado.

Dicen que el dinero y la sonrisa,
dicen que las cartas no te llegan,
dicen que me asome a la cornisa,
dicen que me rinda a la condena.

Dicen que te adorarte es blasfema,
dicen que es igual estar sin ti,
dicen que es inútil esta espera,
dicen que tu no piensas en mi.

Carta a la Luna 216 – Cuando tú estabas

Ya no recuerdo mi nombre, tengo gastado este uniforme, vuelo sin prisa pero sin parar, sigo cruzando el paisaje espacial, tengo tatuado tu abrazo en la piel, enamorado al derecho y revés, quisiera estar junto a ti otra vez.

Ya no espero que llegue el milagro, no me interesa el futuro o el pasado, vuelo incierto que no va a acabar, sigo buscando y no puedo encontrar, tengo grabado el sabor que probé, enamorado y no sé si me ves, quisiera estar junto a ti otra vez.

Ya no intento infringir otra ley, sin respirar juro que respiré, vuelo y no pienso en aterrizar, sigo contigo y no puedo parar, tengo en llamas a mi corazón, enamorado por fin sin razón, cuando tú estabas, todo era mejor…

Carta a la Luna 197 – A veces creo verte

Otra vez vuelve a anochecer, cubrió una sombra la ilusión, en mi cabeza la razón se extinguió, por los caminos de mis venas, sigue viajando el calor, sobre la piel el frío me anestesió, no sé dónde fuiste a parar, ¿por qué no te puedo encontrar?, a veces creo verte pero no estás.

Otra vez vuelve a anochecer, cantó una estrella tu canción, en mi sistema tu sonido se quedó, perdí la luz y el color, perdí el aroma y el sabor, cuando te fuiste te llevaste lo mejor, no sé dónde fuiste a parar, ¿por qué ya no puedo soñar?, a veces creo verte pero no estás.

Otra vez vuelve a anochecer, perdido siento que me voy, en mi cabeza todo ya desconectó, por el recuerdo que se aferra, resiste aún mi corazón, el traje de astronauta ya se me rasgó, el aire dice que se va, mientras escribo para ti, envío en el sobre un trozo más de mi, no sé dónde fuiste a parar, si estas palabras llegarán, a veces creo verte pero no estás.

Carta a la Luna 190 – Todo mejor

Un paisaje difuso, un recuerdo intruso, tu mirada ocupando mi espacio, tu canción al oído, lo profundo y el frío, ahora entiendo más y también mucho menos, ahora te espero encontrar, da igual si me pierdo…

Un bosque de estrellas, un mar de ti, de reflejos, tan cerca y tan lejos, el tatuaje de tu sonrisa, flotar sin correr, no hay prisa, la cicatriz del pasado, la suerte de estar enamorado…

Mis manos fluyendo para ti, una carta cada día y algo más de mi, palabras mensajeras volando entre cometas, todo es imposible si nunca lo intentas, el corazón y el motor, cuando estás cerca, está todo mejor…

Carta a la Luna 182 – Vine y estoy

Vine a regalarte el corazón, vine desde lejos, en el medio ahora estoy, mi planeta allí atrás, un recuerdo, se acabó, las estrellas iluminan, los cometas difuminan, aquí estoy, vine y prometo que ya no me voy, vengo exactamente como soy.

Vine a regalarte unos poemas, vine sin temores, sin promesas, mi problema ahora es mi solución, si te veo siempre todo es mejor, universos estallando alrededor, sigo escribiendo enamorado, ya no guardo el pasado, sólo tengo lo que doy, vengo exactamente como soy.

Vine a regalarte también una canción, vine sin idea, con inspiración, vine atravesando el espacio exterior, el silencio inunda, por cada rincón, mis barcos naufragan, pero el capitán nunca se ahogó, vuelve a latir, aquí estoy, vengo exactamente como soy.

Carta a la Luna 179 – Para vivir

Me gusta todo lo que empieza en ti, esta noche, otra vez sobreviví, me gusta el color que pintaste en el espacio, me gusta escribir despacio para ti, me gusta tu sonrisa porque me hace sonreír, me gusta que me inspires a vivir.

Me gusta el infinito de tu abrazo, me gusta tu reflejo sobre el mar, me gusta esa canción cuando es contigo, me gusta tu sonido espacial, me gusta si me pongo a dibujarte, me gusta si me pierdo en tu mirada, me gusta dedicarte estas cartas, me gusta que me inspires a vivir.

Me gusta saber que eres feliz, aunque no estés ahora mismo junto a mi, me gusta si te atreves, sacando todo lo mejor de ti, me gusta el momento exacto en que apareces, me gusta si tatúo en tus manos, me gusta sentirme enamorado, me gustas tú porque me inspiras a vivir.

Carta a la Luna 167 – A veces, confieso

A veces creo que prefiero no saber, a la mentira en la verdad, prefiero tu sonrisa en mi mente, o si aparece de repente, prefiero nada seguro, prefiero casualidad, y las miradas desde dentro, la palabra desde el pecho, prefiero encontrarte o morir en el intento, prefiero escribirte en cada carta lo que siento y aunque lejos, quererte de verdad.

A veces siento que no llego, pero sigo respirando, a veces creo que voy cantando y el viaje es aún mejor, siento algo por dentro, todo el día está latiendo al compás de esa canción, siento que no cabe el corazón, siento que a veces no puedo, pero te observo, me pongo a escribirte en cada carta lo que soy y lo que eres para mi, todo lo que tengo aquí lo doy.

A veces creo que me prefiero perder en tus corrientes estelares, contarte los lunares para no perder el juicio, esto no es un sacrificio, esto es absoluta libertad, porque prefiero apagarme en tú soplido, que incendiarme en el desquicio del olvido personal, es que prefiero, sin dudar, un sólo momento en tú mirada, sumergido en la galaxia, que tenerlo todo en mi mundo y no tener nada de nada, prefiero escribirte y dedicarte cada día…un momento de mi vida espacial.

Carta a la Luna 165 – Ahora todo está mejor

Recorriendo un sonido en el espacio, por la vía en melodía y ya huele a canción, sin tú voz, pero cantas tú, las estrellas sonriendo en coro y ahora todo está mejor.

Renaciendo todo el tiempo en los brazos del reloj, voy moviendo hacia mis manos el golpe de corazón, las estrellas sé abren en flor y ahora todo está mejor.

Respirando de un momento en tú sonrisa y un recuerdo, voy despierto todo el tiempo, ya no necesito sueños, las estrellas ahora tienen más color y ahora todo está mejor.