Carta a la Luna 393 – Todavía astronauta

Siento el cristal delgado de la vida
por momentos, arañando en el viento

Siento el aroma del desierto de un adiós
aferrándose, a este corto tiempo

Siento esta noche el ayer de la mañana
de aquella luz antigua en mi ventana

Siento dibujarse una sonrisa extraviada
todavía astronauta, en mis manos, una carta.

Carta a la Luna 390 – Siendo

He llegado al fin, a la luz de una estrella
todo abierto hacia mi, resolviendo el dilema
fui una idea cortando el espacio
fui también prisionero del sol y fui

He iniciado el fin, perdiendo la cabeza
el latido senil, golpeando con fuerza
fui un astronauta, fui un emisario
fui también un eclipse de sol y fui

He caído al fin, al sur de este planeta
todo bien, sobreviví, sigo de una pieza
fui un sueño que ha despertado
fui también exiliado del sol y soy.

Carta a la Luna 386 – Mañanas

Un eclipse lunar y una sombra nueva
dicen que existe la luz también
oleaje fugaz, por debajo en calma
nos pintamos de sed la piel

Si no encuentro el compás
si no quieres mirar
esperemos que vuelva el sol
mañana, puede ser mejor

La inocencia mortal, a mi lado enferma
peleando por respirar
este paso final, un latido que quema
un deseo, en si, fugaz

Si me olvido decir
volveré a escribir
cantaremos cuando vuelva el sol
mañana, puede ser mejor

Carta a la Luna 384 – Camino, camino

El desierto por sus venas
luz de noche que no ve
espejismo en las estrellas
sombra hambrienta a mis pies

El camino y el destino
se deshacen otra vez
de las nubes he caído
hoy la luna está al revés

Este traje de astronauta
aferrándose a mi piel
el espacio sin mañana
el silencio va a llover…

Carta a la Luna 349 – Aún estoy aquí

Desperté y todavía cicatrizando
estas cartas en la luna orbitando
sin mentirme ahora cambio y doy un paso
la verdad es un instante en intervalos
bajo el sol un latido fue menguando
pero aún estoy aquí

Ahora abrazo algún vacío
el camino cae conmigo
el calor haciendo frío
soy igual, el mismo tipo, soy distinto
de mis huellas nacen textos, mueren sueños
astronauta, estoy presente pero lejos y ausente
pero aún estoy aquí

Sigo extraño conociéndome de nuevo
casi un año escribiendo, haciendo sombra en el cielo
la sonrisa en amuleto y un disparo como un trueno
otro paso, estoy más cerca
el corazón siempre lo intenta
una luz y es de noche, otra vez
la canción gritó en silencio al nacer
aún respiro allí en el fondo
el espacio esta muy solo
todos se tienen que ir
pero aún estoy aquí.

Carta a la Luna 345 – Quizás

Inunda el cielo, fabricando el sur
incendia el tiempo, abrazando la luz
no doy un paso más, caigo sin ver
quizás me pierda y no quiera realmente volver

Lluvia en sueños, el desierto durmió
ciego el espacio, un sonido estalló
no puedo respirar, pero sigo aquí
quizás me apague una noche y no quede de mi

Sonrisa exacta, siempre sobre papel
viajando en cartas, partiendo en mi piel
de mi algo se fue, pero estoy bien
quizás no importe el futuro del pasado, que llegó hoy también…

Carta a la Luna 343 – Luz oxidada

Tanto tiempo navego, bajo tus aguas
la memoria en mis dedos, corre descalza
el sol ríe en secreto, arden mis alas…

Tanta magia olvidada, era un sueño
apretando la sombra, luz oxidada
el espacio vacío, no queda nada…

Cada paso me habla, yo sin palabras
la canción se desnuda, sobre la almohada
el adiós se libera, marcho en calma..