Carta a la Luna 10 – Lado A

El astronauta, se quedó dormido por el frío que ya presionaba contra su piel…y recordó que hoy, escribiría su décima carta…entonces decidió hacerlo especial y escribirla en dos partes, como los dos lados de un buen disco de música, como las dos caras de aquella luna con la que soñaba…

 

Una vida ordinaria cuando se trata de querer, no es vivir, debes de vibrar,

debes estallar en ganas y no contener ni un segundo lo que sientes, no dudar,

no conformarte con cenizas cuando tienes fuego ardiendo junto a ti…

cuando tienes a la luna entera frente a ti.

Por eso decidí viajar rumbo a tu boca de plata y tus ojos espaciales…

Debo ser libre ahora, porque no sé si existiré el próximo segundo…

sólo se que llegaré a ti, por difícil o imposible que parezca,

porque por ti, luna, yo dejé el mundo.