Carta a la Luna 385 – Viaja viajero

Viajero de esta historia
explora en la memoria
un pulso antiguo y más
rastrea las estrellas
abrázate a ellas y serás

Viajero astronauta puedo ser
intento abandonar la piel
un mago en el desierto
alegra a este sediento
no quiero y doy un paso más

Viajero de canción astral
muriendo para no matar
un preso inventado
quizás acorralado
por tanta y tanta libertad

Viajero ya sin tiempo
me voy porque lo entiendo
un sitio que esta ardiendo
ya lo siento mordiendo
pero me tengo que arriesgar…

Carta a la Luna 371 – Restos adiós

Salgo un rato a respirar
no descanso bajo el mar
navegando en la corriente
ya quizás nunca regrese

Atentado espacial
explotó y no va más
llueve el sol sobre mis manos
sobre restos voy descalzo

Inconsciencia orbital
omitiendo la verdad
sólo traje un abrazo
y unas carta bajo el brazo

No fue nunca suficiente
morbo de dejar pendientes
adivinando entre dientes
el presente estuvo ausente

Si, resulta que es así
me iré lejos de aquí
llevo aire en la maleta
libertad en la cabeza

Un café de despedida
entrando por la salida
nada importa en realidad
el que llegó ahora se va…

Carta a la Luna 367 – El sur de mi caída

Perdi el miedo y también
perdí el paracaídas
me siento a contemplar
el sur de mi caída
salí a caminar
el espacio entre las estrellas
me siento aquí a dibujar
la herida rompiendo fronteras

Y nunca puedes despertar
colgado allí en la luna
no me sabe a nada a soñar
porque la mentira no cura
me puse también a cantar
canciones de despedida
ahora huele a libertad
andando hacia la salida

No miento según mi verdad
y nada es tan importante
vivimos sólo un instante
un paso siempre hacia adelante…

Carta a la Luna 365 – Un año y libertad

Escribo porque quisiera hablar
y en este espacio no hago ruido
escribo porque es tiempo de viajar
y me despido, escribo porque sabe a libertad

Escribo amarrado a mi pecho
siempre fui derecho a decirlo
escribo porque es hora de saltar
y me despido, escribo porque sabe a libertad

Escribo porque siento de verdad
un año escribiendo o algo más
escribo porque nada es lo mismo
y me despido, escribo porque sabe a libertad

Carta a la Luna 337 – Soñando al despertar

La herida era un fantasma
una frase ensayada, enyesada
este astronauta ahora parte
se rompe en olas sobre el mar
reúne un respiro para el final
la gravedad ahora pesa un poco más
las cartas que no llegan
de mi se olvidarán
que encierro puede ser la libertad
cuando sales a volar, pero sin alas
eres preso de la brisa en picada
en segundos eres nada y aceleras
apretando el corazón
mientras sientes que no llegas
pero ya no eres, eras
golpeaste otro paisaje
te adueñaste de un instante
hombre del espacio
duérmete despacio y sueña
sueña al despertar.

Carta a la Luna 314 – Paisajes y pasajes

Constelación sabor a sal
agujeros negros, gravedad parcial
salto al vacío y toco el mar
rompiendo las olas sabré naufragar

Paseo inmerso, paseo espacial
bloqueo adverso de tanto pensar
desprendió el silencio, se sumergió
ya pagué el precio, estoy mejor

Pasos tras mis pasos, ya no estoy
mientras me desgasto, mientras me voy
mantra germinando en bosque estelar
hoy por las venas, por fin, libertad.

Carta a la Luna 298 – Cercano a lo lejos

Encierro abierto y campo espacial
libertad que interpreta el silencio
melodía inquilina lunar
haciéndome eco
estoy muy despierto
descifrando el principio final
voz alada rompiendo a cantar
un susurro ganando terreno
y este cuento, estoy más atento
afluencia en masa estelar
los cometas partiendo al llegar
grados menos y gravedad cero
ya no me detengo y no me contengo
precipicio sensual sideral
la mirada de nunca acabar
astronauta, escribo sin pausa
revivo en papel algo más
sonrisa en tsunami del mar
quemando este hielo
quebrando el cielo
el desgaste hoy me dejó nuevo
la caída me pone de pie
y el dolor me cura el cuerpo
y siento la piel, latiendo otra vez.

Carta a la Luna 289 – Viajando

Viajando y respiro de regreso
viajando aprendí a estar despierto
viajando dando giros y conmigo
viajando, tan errante el destino
viajando con el corazón distante
viajando y nada es tan importante

Viajando me desgasto en el tiempo
viajando hoy me siento como nuevo
viajando capeando el siniestro
viajando, recordando algo nuestro
viajando con los pies pisando el suelo
viajando siento el cuerpo más ligero

Viajando con la locura consciente
viajando el miedo es irreverente
viajando abrazado a lo imposible
viajando nada es irreversible
viajando siento frío pero quema
viajando en libertad por el dilema
viajando se hace débil esta pena

Viajando quiero igual pero distinto
viajando sonriendo y luego existo
viajando en silencio y entre gritos
viajando solo doy y ya no exijo.

Carta a la Luna 239 – Por quererte, te escribo también hoy

Tengo tiempo, aunque sea muy poco, tengo pulso y lo pienso aprovechar, tengo vida que no piensa en la muerte, cuando llegue será sin avisar, el espacio me lleva de paseo, sin retorno pero quiero intentar, encontrarte un día aunque sea, solamente pura casualidad, tengo prisa por ver esa sonrisa, tengo un beso preguntando por ti, he mentido a todos mis sentidos, aún respiro, pero no hay aire aquí.

Tengo ganas también de abrazarte, de quererte con toda libertad, tengo firmes los pies pisando tierra, mi cabeza ya se echó a volar, tu recuerdo es mi mejor lugar, lo peor es que tú ya no estás, lo imposible es lo que me motiva, el momento que se hizo inmortal, tengo un sueño parado en la cornisa, pero nadie lo viene a rescatar, he cerrado los ojos esta noche, fingiré que te vuelvo a encontrar.

Tengo tiempo cruzando el desierto, tengo brazos cansados de nadar, espejismos al fondo del abismo, mil sirenas varadas en la arena, tengo suerte pero hoy la he perdido, tengo ganas y las he reprimido, he llorado queriendo sonreír, he falseado mi voz y mis pecados, he llegado y me tengo que ir, he buscado el presente en el pasado y me he encontrado viviendo ahora sin ti.

Tengo frío y me arden las heridas, tengo tibio todavía el corazón, por quererte es que todo esto me duele y no sé si tú sientes como yo, por quererte no puedo olvidarme, por quererte te quiero aún más, por quererte no vuelvo a querer tanto, por quererte quizás me esté engañando, por quererte perdí hasta la razón, por quererte ya no tengo remedio, por quererte te escribo también hoy.

Carta a la Luna 237 – Lo que sé, no sé

No sé si soy, si fui o si voy, pero sé bien que te quiero,
sé que peleé, perdí y gané, sé que aún te recuerdo,
se que estallé y me apagué, sé lo que siento por dentro,
se que el final será empezar, morir y seguir viviendo.

No sé si estás, si volverás, si aún lees todo esto,
sé que sentí la libertad, en las cadenas de tus besos,
sé que callé y soporté, sé que te sigo escribiendo,
sé que amar es la verdad, seguro sabes que no miento.

No sé fingir, mirar atrás, mientras me quema vivo este invierno,
sé que no es fácil respirar, pero por ti aún lo sigo haciendo,
sé que esperé y no me rendí, apostaré todo lo que tengo,
sé que es inútil soñar contigo, sé que prefiero verte despierto.