Carta a la Luna 234 – Arriesgarme

Un paseo eterno espacial, una apuesta imposible, mis sentidos inservibles y me pierdo en mi, pero sé muy bien por qué me fui, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Un descanso racional, inevitable herida por latir, aunque se quiebre, el corazón sabe seguir, pero si tu no estás, no sé por cuanto más, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Un equilibrio artificial, un intento mudo de gritar, ya sin aire en realidad, sólo el que escapa de mi, si te interesa, espero aún estar aquí, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Carta a la Luna 221 – Imposible de evitar

Cuando el cuerpo no aguante más, lo que siento por ti vivirá, cuando lluevan asteroides sobre mi, nada tocará lo que siento por ti, cuando parezca que pierdo y que me pierdo un poco más, tu recuerdo gritará y me volveré a encontrar…no es remedio ni enfermedad, eres algo que no puedo evitar.

Cuando explote todo alrededor, lo que siento por ti seguirá, cuando lloren las estrellas por verme así, en mi centro todavía he de latir, cundo parezca que el tiempo aprieta y me quiere borrar, tu recuerdo gritará y me hará inmortal…no eres remedio ni enfermedad, eres algo que no quiero evitar.

Cuando sienta que me duele más, lo que siento por ti brillará, cuando sepas todo lo que eres para mi, tal vez no quede ni un rastro de mi, cuando parezca todo muy difícil y no pueda respirar, tu recuerdo gritará y seguiré hasta el final…no eres remedio ni enfermedad, eres algo imposible de evitar.

Carta a la Luna 182 – Vine y estoy

Vine a regalarte el corazón, vine desde lejos, en el medio ahora estoy, mi planeta allí atrás, un recuerdo, se acabó, las estrellas iluminan, los cometas difuminan, aquí estoy, vine y prometo que ya no me voy, vengo exactamente como soy.

Vine a regalarte unos poemas, vine sin temores, sin promesas, mi problema ahora es mi solución, si te veo siempre todo es mejor, universos estallando alrededor, sigo escribiendo enamorado, ya no guardo el pasado, sólo tengo lo que doy, vengo exactamente como soy.

Vine a regalarte también una canción, vine sin idea, con inspiración, vine atravesando el espacio exterior, el silencio inunda, por cada rincón, mis barcos naufragan, pero el capitán nunca se ahogó, vuelve a latir, aquí estoy, vengo exactamente como soy.

Carta a la Luna 104 – LADO B

Cielo de ti, espacio de ti entre estrellas,
cuando te vi, al fin conocí la belleza,
cuando te vi, se me apagó la cabeza.

Cielo de ti, espacio de ti en un sueño,
cuando te vi, dioses cayeron del cielo,
cuando te vi, pude latir como un trueno.

Cuando te veo todo el resto es tan pequeño,
cuando te veo y quisiera darte un beso,
cuando apareces en el cielo o el espacio,
luna te vi, te conocí y ahora te quiero.

Cielo de ti, espacio de ti entre cometas,
cuando te vi, tuve que huir del planeta,
cuando te vi, el corazón casi revienta.

Cielo de ti, espacio de ti a mi lado,
cuando te vi, me descubrí enamorado,
cuando te vi, y se hizo polvo el pasado.

Cuando te veo todo el resto es tan pequeño,
cuando te veo y quisiera darte un abrazo,
cuando apareces en el cielo o el espacio,
luna te vi, te conocí y ahora te espero.