Carta a la Luna 285 – Cicatriz

Desperté y creí verte
asomada en la ventana
escribiendo en la pared
de una casa en tu pueblo
me acerqué, cayó el telón
y la puerta se cerró
otra vez fuiste silencio
debo haberme confundido
encontré o había perdido
la verdad fue una mentira
la noche mató al día
todo bien, ya no hay problema
pero el frío también quema
y me quemé
me cansé y reaccioné
a pesar que lo intenté
esta fue la ultima vez
que pruebo la conexión
que pregunta el corazón
mientras llueve en el espacio
y todo se hunde despacio
el universo y sus estrellas
la sonrisa, esa tan bella
los cometas kamikazes
ahora rompen el paisaje
es muy triste, asumiste
no miraste y no volviste
a mirar a este astronauta
que te escribe a diario
que siempre creyó en ti
que siempre estuvo aquí
me dejaste en el pasado
y está bien
libertad y transgresión
en mi propia extinción
en cada carta y lo que soy
yo ya no te pido nada
mientras la voz se me apaga
y respirar es tan difícil
porque el aire aquí no existe
fui el que vino y tú te fuiste
porque así lo decidiste
luna espero seas feliz
hoy me arranco de raíz
del camino invisible
hoy besé la cicatriz
de este viaje irreversible.

Carta a la Luna 236 – Te pido

Desfasa el horario y enciende mi motor, diosa invisible, devoto y ciego corazón, armadura de papel ardiendo bajo cero, rozando la locura, absurdo, aquí te espero.

Arrasa con mis sueños si prefieres no volver, diosa irreversible, valiente y terco corazón, silencio huracanado desgarrando mi canción, perdiendo la cordura, vacío, en tu prisión.

Devora de un bocado esta triste sensación, diosa irresistible, te traigo el corazón, tu ausencia golpeando contra mi escudo de papel, te quiero sin censura, perdido, aquí estaré.