Carta a la Luna 402 – Desierto y noche

Desierto y noche, luces del final
voz de caída, nadie va a esperar
qué sueño extraño, regresó a por mi
cuando despierte no estaré más aquí

Luna en mis cartas, viajan sin parar
quizás orbitan, reflejando en el mar
qué importa nada, yo no tengo lugar
naufragio interno, restos por encontrar…

Advertisements

Carta a la Luna 400 – Es igual

El tiempo se rasgó
el sol desconectó
y pronto me iré de aquí

El ruido estalló
la luna se perdió
y no queda nada aquí

Ya no importa si caí
si un mal día me perdí
si ya no sobreviví
si el aire escapó de mi
es igual…

El frío se extendió
el pulso terminó
y no quiero estar aquí

El sueño no volvió
el cielo se rompió
no quiero morir aquí

Ya no importa si caí
si un mal día me perdí
si ya no sobreviví
si el aire escapó de mi
es igual…

Carta a la Luna 382 – Sin saber

Cayó el recuerdo y se rompió
en los pedazos me encontró
no sé si tuve, lo mantengo o se perdió

El tiempo escapa del reloj
se quema lento bajo el sol
no sé si vine alguna vez, pero me voy

La suerte un día me mordió
después de un rato se marchó
no sé si quiero que regrese o ya no

Nada me importa al final
que otra vez vuelve a empezar
no sé si lo que escribo vaya a regresar…

Carta a la Luna 371 – Restos adiós

Salgo un rato a respirar
no descanso bajo el mar
navegando en la corriente
ya quizás nunca regrese

Atentado espacial
explotó y no va más
llueve el sol sobre mis manos
sobre restos voy descalzo

Inconsciencia orbital
omitiendo la verdad
sólo traje un abrazo
y unas carta bajo el brazo

No fue nunca suficiente
morbo de dejar pendientes
adivinando entre dientes
el presente estuvo ausente

Si, resulta que es así
me iré lejos de aquí
llevo aire en la maleta
libertad en la cabeza

Un café de despedida
entrando por la salida
nada importa en realidad
el que llegó ahora se va…

Carta a la Luna 299 – Dicen tanto

Dicen, que seguro cambió la estación
a pesar de lo que congeló
que se escucha hasta mi corazón
que quizás ya perdí la razón
dicen, que por fin aprendí a querer
que encontré sólo porque perdí
que seguro no pueda volver
dicen, que robé una nave espacial
de la luna y de la mujer
que por fin aprendí a esperar
que abracé una estrella fugaz
dicen, que aprendí a reírme de mi
que escribí cada día por ti
que pinté tu sonrisa en papel
dicen, que se acerca a galope el final
la mentira juega a ser verdad
que la música otra vez cantará
dicen, que la vida vuelve a girar
que un segundo sabe a eternidad
que subió y que caerá
dicen, que me importa y que así será
y tal vez lo correcto esté mal
que aún respiro y vuelvo a soñar…

Carta a la luna 27

Hoy, sin vergüenza y con decisión, dejo aquello que tanto me hizo sufrir,

a mi y a los demás y que me trajo a ésta situación…

donde sólo con tu recuerdo, me hago fuerte para continuar

porque prefiero oír tu risa antes que cualquier canción que se pueda inventar

Ahora eres lo que más me importa y me importo también yo,

es por eso que renuncio a volverme un extraño otra vez y poder ser,

aquel astronauta que adora a la luna, ese tipo que sólo la puede querer,

como nunca hizo con ninguna y que más recibió también de ella…

eres ese tipo de inspiración que me salva, y que a pesar de mis errores,

confío en volver a ti algún día, y se acaben nuestros temores

Eres un sueño que cambió enormemente mi realidad,

y a pesar de todos los contratiempos de este viaje,

por algún motivo siento que es real, que todo encajará al final.

Hoy te vi por un segundo, y se sintió tan bien, nunca lo sé explicar,

aunque me congele en la espera…no renunciaré, no daré un solo paso atrás.