Carta a la Luna 115 – Todo, seguro va a estar bien

Todo, seguro va a estar bien, ya no tienes que correr, sólo debes caminar por la curva en tu sonrisa y confiar, todo va estar bien, el espacio entero brillará, yo escribiré para alegrarte desde Marte o desde cualquier parte, que más da, porque todo estará bien aunque cueste empezar, al terminar tu siempre sonreirás, todo va a estar bien al final.

Todo, seguro va a estar bien, me lo prometió una estrella fugaz que te conocía también, todo estará bien por la noche y por el día, tu risa es la más bella poesía y también es medicina para el corazón, deja que entre por el balcón, por la ventana cada mañana, antes que salga el sol, todo estará bien cuando despiertes y sonrías otra vez.

Todo, te aseguro estará bien, me lo tienes que creer no es mentira…el futuro está crudo y el pasado de moda está pasado, lo que sientes está aquí y está mejor que nunca, ahora, cada segundo junto a ti es lo más bello en mis horas, ahora todo está contento y la vida es más vida y mejora, cuando estás cerca de mi, te miro y lo presiento…serás feliz, no vas a poder parar de sonreír.

Todo estuvo bien cuando me decidí, a cruzar el mar y ahora el espacio, por ti…porque di el paso estando descalzo, por que sin paracaídas pegué el salto, porque escribo lo que siento y hasta lo canto cuando estoy a tu lado, camuflado en cualquier canción, todo se siente tan bien con emoción y la imaginación renace y se vino a vivir junto a mi…todo, te aseguro va a estar bien, princesa no debes temer, que yo siempre estaré, éste astronauta no te dejará de querer.

Carta a la Luna 114 – Ser contigo

Este invierno quiero ser tu abrigo reversible, quiero reírme junto a ti de lo imposible, quiero que mis dedos se paseen por tu pelo, quiero ser ese último beso antes de un sueño y quiero quererte…quiero ser contigo y nunca sin ti.

Este invierno quiero encender un fuego en medio del universo, quiero que el silencio pierda el miedo y nos regale una canción, quiero que me sigas inflamando la imaginación y quiero quererte…quiero ser contigo y nunca sin ti.

Este invierno quiero ser vocero de mi corazón, quiero ser el primero que lance una piedra contra la razón, quiero ser contigo fugitivo en el espacio entre ayer y hoy… y quiero quererte, quiero ser contigo y nunca sin ti.

Este invierno quiero seguir como cartero indefinido de mis versos para ti, quiero escribirte hasta dormido y decirte al oído que vi al frío huir, quiero ser el motivo preferido de tu sonrisa, quiero oír todos los días el sonido de tu risa y quiero quererte…quiero ser contigo y nunca sin ti.

Carta a la Luna 107 – Después de todo, otra vez tú

Después de irme del planeta, después de escribirte unos poemas, después de quererte tanto y aprender a ir despacio, de mi pacto de no agresión con mi propio llanto, después de escaparme del abismo en la grieta de mi mismo, después de un beso, o unos cuantos, después de haber perdido el tiempo por ir corriendo tras sus pasos, otra vez estás tú, frente a mi estás tú.

Después de perderme en el fondo de una botella, después de encontrarme en tus ojos llenos de estrellas, después de aprender a confiar totalmente en ti, después de un abrazo y tú efecto en mi, después del concierto en mi corazón dedicado a tú huella en mi imaginación, después de haber también de ti dudado, después de haberme defraudado, después de aburrirme de creerme listo y estar atontado, después de verte pintar mi vida de colores de pronto, ya no me escondo, estás ahí, no muy lejos de aquí.

Después de perderme detrás de una máscara de gas, después de por fin aprender a respirar, después de domesticar a mi paciencia, después de escuchar al corazón y olvidarme de la ciencia, después de la duda y el temor, después de confesarte que por ti me muero y que todo a tú lado es mejor, después de ser un poco soñador y dedicarte otra vez una canción…después de tantos años con los ojos apagados, ahora me veo, verdaderamente enamorado.

Carta a la Luna 76 (lado B) – Nuestro juego

En memoria de un juego que soñó que compartieron, empezó cada línea con las 8 palabras principales del mismo, además, metió algunas mas en el contenido…esta es la segunda carta de hoy, como un pequeño plus a la primera que la luna puede leer más abajo…siempre para ella siempre desde ella…

LA PLAYA y las mareas se mueven al arrullo de tu luz allí en mi mundo,
LA VIDA en este viaje espacial se hace más bella si me encuentro a tu lado,
LA CARTA que te envío está inspirada en tu sonrisa, que me tiene enamorado,
LA IMAGINACIÓN corre deprisa cuando escribo para ti emocionado.

UNA CANCIÓN en mi cabeza va cantando entre estrellas y asteroides,
UNA VEZ soñé contigo, de paseo de la mano, por una calle en Londres,
UNA NOCHE, la esperanza desea encontrarnos bailando lentamente,
UNA MAÑANA te vi y el corazón me dijo, pegando un grito de repente:
ella es única, es la luna…astronauta, arriésgate, la vida es una!