Carta a la Luna 206 – Enamorado de ti

Si el olvido canta victoria y me gana jugando a saber quién soy, es porque sólo tengo lugar para tu sonrisa, bailando al compás de mi corazón, si pierdo la razón es porque te adoré con locura, prefiero caer junto a mi, que volar y perder tu hermosura, tatuada en mi vida, te recuerdo tan exacta todavía, si algo callé es porque siempre te puse primero, el silencio ganó simplemente porque te quiero, despierto, no duermo y me pierdo un poco más en mi, apretando los labios sigo enamorado de ti…

Si la certeza abandona también mi cabeza, espero tener todavía tu imagen conmigo, apareciendo, quizás, cuando duela y haga frío, no me arrepiento de nada de lo que hice por ti, lo haría mil veces de nuevo, quisiera tanto que estés aquí, prefiero un segundo a tu lado, que por esta vida haber pasado sin conocerte, quisiera tanto que seas mi presente y un deseo al futuro, de nada ahora puedo estar seguro, sólo de lo que siento, aunque mañana no me acuerde de mi, sé que no he querido tanto, como te quiero a ti…

Carta a la Luna 147 – Sólo por curiosidad

Luna, en mis ojos ya no vives, fuiste y olvidaste regresar, apagaste y no volvió a iluminar, me quedé con el reloj del infinito estropeado, el recuerdo y mil canciones me han quedado, luna, dime dónde vive ahora tu sonrisa, no tengo prisa en realidad, sólo es curiosidad.

Luna, en mi boca sabe a veces a tu nombre, el eclipse tardo más que de costumbre, me quedé con un abrazo a media asta, la galaxia entera ahora ya no basta, la cordura se fugó con la hermosura, dime luna dónde vibra esa risa en concierto espacial, sólo por curiosidad.

Luna, sigo entero y escribiéndote igual que ayer, ahora el frío se empieza a relamer, me quedé con el calor ahí en el pecho, voy derecho y ahora ciego estoy mejor, ahora sigo al corazón, dime luna, si me entiendes esta noche, aunque sea la mitad, sólo por curiosidad.