Carta a la Luna 355 – Ahora caigo

Después de compartir tanto quedó cortado
el fuego helando el aire y apagando
un golpe seco de reloj marcó lo eterno
me olvidó la voz del sol en este invierno

Espada cruzando la pared sobre mi pecho
sal lloviendo de este adiós y esta hecho
mi sonrisa es sobresalto a pie y descalzo
el reflejo filtró un rayo sobre el mar, escaso

Disfunción retráctil del misil allí en mis brazos
voz de cuero resbalando lenta por mis manos
el adiós que se aproxima es cercano, es hermano
me subí por encontrarte, me perdí y ahora caigo.