Carta a la Luna 350 – Medianoche y más

Medianoche, escribiendo en una estrella
desechando, sin problema mis ideas
el espacio ahora gira, entre vértigo y caída
soy de mi, ahora de todos
estoy rodeado, estoy solo

Medianoche, asomado a la ventana de mi vida
sujetando fuerte al corazón en la cornisa
el espacio ahora sabe a despedida
soy momentos, poco eterno
tanto frío, aún latiendo

Medianoche, a la sombra de un recuerdo
anestesia enamorada, pateando el proceso
el espacio ahora fluye más despacio
soy el mismo, ahora extraño
soy la huella, dando un paso.

Carta a la Luna 340 – Ausente y aquí

Rompí el cristal, me quedé ciego
entró algo más que el viento y vi de nuevo

La lanza aprieta el costado
y este barco a naufragado en el pasado

El exceso infiltrado por las venas
el tiempo estrecho abrazado a mi cabeza

La verdad tan embustera
la careta está contenta y está de fiesta

El amor dosificado por semanas
enfermedad y el buen veneno que te sana

Astronauta alter ego confundido
un tipo de Marte que aquí murió de frío

El adiós pegando fuerte
no es cuestión de despedirse…
si preferiste ausente, estando siempre.

Carta a la Luna 332 – Pasos de ida

Las estrellas en el suelo
claroscuro y silencio
el papel besó mis manos
germinando, apretando
desquiciando la caída
desde el norte, despedida
late fuerte alguna herida
aparece, en mi camisa
voy por tierra desde arriba
este pecho, no respira
me contiene con la brisa
paso a paso y la cornisa
el camino está hambriento
y yo sigo, ya no espero
y no miro, no me vuelvo…

Carta a la Luna 313 – Preparativos

Las estrellas se despiden
lagrimas que me sonríen
ahora me voy pero yo no
me guardarán en la memoria
se contará alguna historia

Tengo fuerte el corazón
mantengo lejos mi razón
descoso rastros de dolor
aprieto fuerte algún recuerdo
rompo el sueño y me despierto

Aún cubierto de astronauta
escribo y viajo en otra carta
observo el aire mientras escapa
es momento de tocar el suelo
es momento de dejar el cielo.

Carta a la Luna 267 – Consecuencia y paseo

Paseo por el mundo
que hace horizonte
en mis ojos
de viaje profundo
sin fronteras
en mi centro
sin correr
camino y a veces
voy mas lento
descubriendo la vida
en la brisa que respira
sin saber frenar
el recuerdo
a veces de ti
a veces del tiempo
quería tanto
y ahora
un abrazo espacial
podría ser suficiente
podría ser eficiente
o tal vez mortal
disparo mis dedos
intérpretes torpes
de mi corazón
siempre rebelde
y hoy tan dócil
apretado contra mi
cansado de fingir
que el dolor no duele
pero late y pega fuerte
y me canta en las mañanas
porque el alba ya no viene
a romper el simulacro
todo ahora va despacio
pero bien
yo sé también
que todo es perfecto
ya no busco más defectos
es así y así será
porque así tenía que ser.

Carta a la Luna 222 – Sabiendo

Sabiendo que no es perfecto, sabiendo que dice el silencio, sintiendo el aire ajeno y tú tan lejos, no sé ni que día es hoy.

Sabiendo a nada en la boca, sabiendo que pronto me toca, sintiendo el caos en mi mente y tú tan lejos, tal vez se termine mi suerte.

Sabiendo que te quiero tanto, sabiendo tan poco de mi, sintiendo que quiero llegar vivo hasta ti y tú tan lejos, dejaste reflejos aquí.

Sabiendo que estoy exiliado, sabiendo que extraño tus manos, sintiendo, tan enamorado y tú tan lejos, podrías también decir algo.

Sabiendo que eres mi vicio, sabiendo que pierdo el juicio, sintiendo vibrar tu energía y tú tan lejos, sin ti duele todos los días.

Sabiendo que no sobrevivo, sabiendo que aún sigo vivo, sintiendo tan fuerte el vacío y tú tan lejos, no ves las señales de auxilio.

Carta a la Luna 215 – Mientras yo

Mientras mi corazón resista, mientras tu magia exista, aquí estaré.

Mientras el sol caliente, mientras viva el presente, aquí te esperaré.

Mientras tenga el recuerdo, mientras me mantenga cuerdo, aquí yo seguiré.

Mientras seas mi musa, mientras tenga una excusa, aquí respiraré.

Mientras resista el frío, mientras seas mi abrigo, aquí sobreviviré.

Mientras me encienda al verte, mientras te sienta tan fuerte, aquí palpitaré.

Mientras siga inspirado, de ti tan enamorado…aquí escribiré.

Carta a la Luna 209 – Encuéntrame

Me arranqué el camuflaje para ti, despegué de mi planeta y no me arrepentí, me encendí para que tú me puedas ver, dibujé un corazón cada mañana en tu piel…Luna, por favor, encuéntrame.

Me perdí hace unos días por aquí, me olvidé como me llamo y no te vi, me arriesgué, quiero que sepas que me encantas, aún te regalo estas cartas…Luna, por favor, encuéntrame.

Me inspiro sólo al leer tu nombre, tú tan bella y yo en este uniforme, me congelo ahora que no estás aquí, es tan fuerte lo que me haces sentir…Luna, por favor, encuéntrame.

Me disipo y el tiempo ya no perdona, tú tan lejos, mi sonrisa pierde forma, me confieso un simple ser humano, que de ti se ha enamorado…Luna, por favor, encuéntrame.

Carta a la Luna 207 – Espero que sepas

Sigo visitando el pueblo que construiste, sigo sintiéndome un poco triste, porque tu sonrisa se marchó, porque la que llevo guardada no es igual, es mejor en vivo, es mejor el corazón lleno que vacío, tu calor y no este absurdo frío, sigo contigo y cada vez menos conmigo.

Sigo confiando en lo que siento, en que todo esto es real y no un cuento, porque sentí cada segundo contigo tan fuerte, porque sigo escribiendo todos los días, porque te quiero aún sin tenerte, cada día en mis manos naciendo un poco de ti, cada día en el pecho muriendo un poco de mi.

Sigo adjuntando mis pedazos, sin inspiración intentando algunos trazos, porque tus ojos se llevaron el efecto de la musa, porque tengo la imaginación demasiado confusa, porque todavía respiro un poco de ti, el tiempo se ríe y aún se apiada de mi, espero que sepas que sigo AQUÍ.

Carta a la Luna 205 – Posibilidad aquí

Puede ser que ya no vuelva a recordar, puede que me pierda y olvide respirar, puede ser que aún estés fuerte en mi, puede ser que no sepa que hago aquí.

Puede ser que trascienda y sepa revivir, puede ser que me apague y me vaya de mi, puedo ser un instante, o el infinito por ti, puede ser que no sepa que hago aquí.

Puede ser que nada ya importe, puede ser que olvides mi nombre, puedo ser quién siempre esté para ti, o un abrazo que sé perdió por ahí, puede ser que te quiera con todas mis fuerzas, puede ser que sin volver, desaparezcas y a veces no sé, que hago solo, aquí sin ti…