Carta a la Luna 407 – Tierra hambrienta

Entre el polvo los caminos de mis huellas
esta tierra palpitando en mis pies
tanto ruido es esta selva
tanto fuego por comer

Entre el suelo y el infierno que golpea
todo gira al revés
tantas penas que enferman
tantos rotos por coser

Entre dientes apretado este planeta
no importa que hay después
tanto me pesan las piernas
tanto aún por recorrer…

Carta a la Luna 355 – Ahora caigo

Después de compartir tanto quedó cortado
el fuego helando el aire y apagando
un golpe seco de reloj marcó lo eterno
me olvidó la voz del sol en este invierno

Espada cruzando la pared sobre mi pecho
sal lloviendo de este adiós y esta hecho
mi sonrisa es sobresalto a pie y descalzo
el reflejo filtró un rayo sobre el mar, escaso

Disfunción retráctil del misil allí en mis brazos
voz de cuero resbalando lenta por mis manos
el adiós que se aproxima es cercano, es hermano
me subí por encontrarte, me perdí y ahora caigo.

Carta a la Luna 260 – Aire, agua, tierra y fuego

Aire difuso
escaso
confuso
principio de fuga
en mis labios
silencio de ti
palabra imposible
censura al sonido
jamás mi canción
ambiente pesado
tangible
sin nada
espeso y difícil
perdido el grito
mi tiempo
finito.

Agua salvaje
embiste
rugiste
mareas eternas
cargadas de sal
profunda verdad
ahogada en mentiras
naufragio espacial
tus ojos y el mar
sirena especial
regalos del eco
princesa lunar
rompí el espejo
salvé lo mejor
lo pude cargar
quisiera nadar
llegar a tu orilla
callar y abrazar
volverte a besar.

Tierra de nadie
tan seca
eterna
profunda condena
respira montañas
pesadas pestañas
me pierdo
en sus venas
no siento las piernas
perdiendo la suerte
consciente de ti
de mi, tan ausente
dibujo el camino
pateo al destino
no paro
yo sigo
aquí sólo conmigo.

Fuego perpétuo
me incendio
latiendo
desborda mi centro
robando el aliento
cordura en cenizas
tal vez tu sonrisa
volviendo a pegarme
regresa a buscarme
te quiero y arde
estrella cobarde
robó mi deseo
fugó en el cielo
heridas abiertas
mis manos desiertas
viviendo del arte
sin musa
ni excusa
tal vez sobrevivo
me apago y revivo.

Carta a la Luna 192 – Todavía en movimiento

Todavía en movimiento, dentro de una poesía, sin gloria y sin pena, extraña condena, prefiero gastarme el corazón, en una sonrisa, aunque haya dolor, prefiero decir que te quiero y quedarme expuesto, porque simplemente es lo que siento.

Todavía en movimiento, dentro de mi centro, sin musa presente, en carne y hueso, prefiero estar muerto, por hacerme adicto a la luna, que nunca haberte encontrado y estar vivo, sin fuego, entre tantos, pero sin ti.

Todavía en movimiento, por el universo, sin buscar sentido, estando perdido pero decidido, en cada canción, algo todavía, en todas mis cartas, algo de mi vida, yo sigo y también sé resistir, sólo espero que seas feliz.

Carta a la Luna 181 – Entre nubes

Entre nubes viejas espaciales, hay efectos especiales y se nubla la razón, entre el lápiz y mis manos hay un nexo, siento fuego, el papel resistirá, entre el cielo y el infierno, la galaxia y tú, entre música estridente hoy me pierdo y no estoy, entre estrellas y cometas nada vibra sin tu voz.

Entre golpes, meteoritos no me dejan maniobrar, hay defectos especiales pero voy a continuar, entre tanto mis latido necesitan ser oídos, entre todo lo que tengo y lo que he perdido, tu mirada está presente, entre el frío del ambiente tu calor se me grabó, entre estrellas y cometas, si no estás no hay color.

Entre todo lo que quiero, tú siempre estás primero, aunque duela y me mantenga respirando de ilusión, siento tanto, si te veo, siento más si eres feliz, entre mares y siluetas juro que una vez te vi, hace años, ya soñaba con tu vida, utopía en carne y hueso que se hizo realidad, pero quizás, no pueda llegar a ti, aún así, jamás me voy a rendir, entre la suerte y el uno por ciento, entre el milagro y todo lo que siento…entre tantos universos, si no estás, no está completo…

Carta a la Luna 153 – Tiempo y más

Ahora que no puedo de dormir, ahora que recuerdo vivir, ahora que vivo junto a ti, aunque casi no estés por aquí, ahora que sonrío y me pierdo, ahora que revivo y no muero, ahora quisiera besar, también ponerme a cantar, tengo en mis manos un texto y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Ahora que escapé de la farsa, ahora que sé ver más allá, ahora te veo en mi ventana, aunque no te pueda tocar, ahora que cerré mi cabeza y abrí la puerta lunar, ahora quisiera abrazar, quizás volver a soñar, tengo en mis manos el fuego y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Ahora que escapé del deshielo, ahora que caliento el sendero, ahora que te vi y no te encuentro, pero me volviste a inspirar, ahora que exilié a mis miedos, ahora que quisiera gritar, ahora un recuerdo intenso me volvió a visitar, tengo en mis manos la fuerza y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Carta a la Luna 114 – Ser contigo

Este invierno quiero ser tu abrigo reversible, quiero reírme junto a ti de lo imposible, quiero que mis dedos se paseen por tu pelo, quiero ser ese último beso antes de un sueño y quiero quererte…quiero ser contigo y nunca sin ti.

Este invierno quiero encender un fuego en medio del universo, quiero que el silencio pierda el miedo y nos regale una canción, quiero que me sigas inflamando la imaginación y quiero quererte…quiero ser contigo y nunca sin ti.

Este invierno quiero ser vocero de mi corazón, quiero ser el primero que lance una piedra contra la razón, quiero ser contigo fugitivo en el espacio entre ayer y hoy… y quiero quererte, quiero ser contigo y nunca sin ti.

Este invierno quiero seguir como cartero indefinido de mis versos para ti, quiero escribirte hasta dormido y decirte al oído que vi al frío huir, quiero ser el motivo preferido de tu sonrisa, quiero oír todos los días el sonido de tu risa y quiero quererte…quiero ser contigo y nunca sin ti.