Carta a la Luna 368 – En busca de la Luna

Quise decir que no y siempre dije si
olía sospechoso, igual me lo comí
abrí de par en par la puerta de mi pecho
mi viejo corazón quedó al descubierto
no quiero recordar si no me hace feliz
no quiero el más allá, prefiero estar aquí
fui en busca de la luna y vuelvo con ninguna
todo esta bien así…

Volviendo a escribir para encontrar remedio
al tiempo que se va y a esta ley del hielo
sentí el palpitar, golpeando tan contento
hoy doy un paso mas, no busco y siempre encuentro
no quiero pedir más, prefiero dar de nuevo
no quiero pelear, ahora no siento eso
fui en busca de la luna y vuelvo con ninguna
todo esta bien así…

Carta a la Luna 290 – Después de todo

Después de todo sigo aquí
sin miedo voy oliendo el fin
después de ti, algo de mi
después de todo no perdí.

Después de todo respiré
para encontrarme me perdí
después de irme, volveré
después de muerto, reviví.

Después de todo no escapé
de este dolor y sonreí
después, por fin, me dormiré
después te veo, sé feliz.

Carta a la Luna 285 – Cicatriz

Desperté y creí verte
asomada en la ventana
escribiendo en la pared
de una casa en tu pueblo
me acerqué, cayó el telón
y la puerta se cerró
otra vez fuiste silencio
debo haberme confundido
encontré o había perdido
la verdad fue una mentira
la noche mató al día
todo bien, ya no hay problema
pero el frío también quema
y me quemé
me cansé y reaccioné
a pesar que lo intenté
esta fue la ultima vez
que pruebo la conexión
que pregunta el corazón
mientras llueve en el espacio
y todo se hunde despacio
el universo y sus estrellas
la sonrisa, esa tan bella
los cometas kamikazes
ahora rompen el paisaje
es muy triste, asumiste
no miraste y no volviste
a mirar a este astronauta
que te escribe a diario
que siempre creyó en ti
que siempre estuvo aquí
me dejaste en el pasado
y está bien
libertad y transgresión
en mi propia extinción
en cada carta y lo que soy
yo ya no te pido nada
mientras la voz se me apaga
y respirar es tan difícil
porque el aire aquí no existe
fui el que vino y tú te fuiste
porque así lo decidiste
luna espero seas feliz
hoy me arranco de raíz
del camino invisible
hoy besé la cicatriz
de este viaje irreversible.

Carta a la Luna 264 – Poco a poco

Tendré que hacerlo
tendre que verlo
sólo por mi
romper el sueño
porque despierto
siempre sin ti
tendré que irme
acompañado
de tu pasado
y de mis manos
que aún escriben
sólo por ti
todo esta bien
nada esta roto
todo se cura
muy poco a poco
yo sigo bien
tú sé feliz
no te preocupes
si sigo aquí
aún estás dentro
sigue latiendo
por tu sonrisa
y por su efecto
pero sin prisa
respiro lento
no me arrepiento
en cada carta
te envío algo
del astronauta
que un día fui.

Carta a la Luna 241 – Debo pero no debo

El astronauta, preso de una nube de gases tóxicos espaciales, mezclados con la difícil situación de haber perdido de vista a la Luna, alucinó y sintió que era aplastado por el vacío de la tristeza, hoy perdió esperanzas mientras escribía totalmente ajeno, mientras mordía la ironía de estar muriendo en el espacio por seguir aquello que le daba vida, por seguir al corazón.

Debo imaginar esa respuesta porque callas,
debo rodar por la cuesta de mis ganas,
debo ser inteligente y apagar mi corazón,
debo ser de lo que siento, una prisión
debo seguir incompleto y callado,
debo fingir y mirar al otro lado,
debo dejar de quererte tanto a ti,
debo dejarme morir para seguir.

Debo aprender a sonreír sin ser feliz,
debo reciclar mis últimos latidos,
debo vivir por vivir y sin sentido,
debo ser socialmente correcto,
debo rezarle seguido al dinero,
debo dejar de dedicarte esa canción,
debo hacerle caso sólo a la razón,
debo hacerme el duro y no extrañarte,
debo dejar de verte en cualquier parte.

Debo aceptar que sin más te fuiste,
debo acostumbrarme a estar triste,
debo dar respuestas pero nunca preguntar,
debo abstenerme para siempre de soñar,
debo asimilar que ya no puedo respirar,
debo ser artista sin poderme inspirar,
debo hacerme el tonto y olvidarme de crear,
debo ser un cero a la izquierda hasta el final.

Carta a la Luna 233 – Quisiera junto a ti

Quisiera ser de hierro y aguantar un poco más, la lluvia oxidaría las tierras al sur de mis ojos, quisiera ser eterno sólo para poderte acompañar por tu historia y empezar juntos al final, quisiera que quisieras regresar, quisiera el corazón libre de conflicto, quisiera otra sonrisa tuya, quisiera tanto junto a ti…

Quisiera ser aire puro y ayudarte a respirar, ser alas para tu risa y poderte abrazar, quisiera ser las manos en tus manos, el astronauta enamorado de la luna con algún final feliz, quisiera que quisieras dar la vuelta y regresar, quisiera el corazón alegre como un niño, quisiera otra vez esa mirada, quisiera tanto junto a ti…

Quisiera demostrarte lo posible en lo imposible, por la noche junto a ti por la galaxia a pasear, quisiera que te creas mi verdad y que sientas sin pensar, aún puedo esperar, quisiera que quisieras venirme a buscar, quisiera el corazón curado de este dolor, quisiera otra vez tu energía espacial, quisiera tanto junto a ti…

Carta a la Luna 227 – Cuando es ahora

Cuando dije que te quería, habló el corazón,
cuando dije que podía, no sabia del dolor,
ahora que me pierdo dentro mío y sin ti,
ahora que golpea el frío sobre mi,
dime por qué aún sigo aquí.

Cuando pude abrazarte, todo el resto se apagó,
cuando entré en tus ojos, de repente algo cambió,
ahora que te fuiste en silencio, sin nada que decir,
ahora que me sabe a nada vivir sin ti,
dime por qué aún sigo aquí.

Cuando te confesé lo que sentía, no te mentí,
cuando tú me sonreías, me hacía tan feliz,
ahora aunque me apago, todavía escribo para ti,
dime por qué aún sigo aquí.

Carta a la Luna 195 – Viajando

Viajando solo voy ligero, llevando sólo lo que siento, las luces de tus ojos entre mis recuerdos, quisiera saber más de ti, ahora que sé más sobre mi, quisiera a veces olvidar que sigo aquí, llevo a veces el latido congelado, a veces te escribo las cartas tiritando, no sé si tienes algo que decir, no sé si con todo este frío te pueda oír, si no termino es porque siento que aún no empiezo…

Viajando por este universo, con el fantasma de la suerte, guardándote un abrazo por si vuelvo a verte, ahora que nada más me importa, que saber que eres feliz, aunque se quiebre el corazón, esto es así, a veces te traiciono y quisiera olvidarte, pero vuelves a aparecer en cualquier parte, no sé si pueda algún día encontrarte y que también tú quieras encontrarme a mi…

Viajando siempre sin ningún camino, guiando siempre, los latidos y no el destino, no soy lo que pueda tener, no soy el traje que ahora llevo, no soy un cargo, un trabajo o dinero, siempre fui el que estaba al lado, enamorado de la luna, lo que te doy no se lo di nunca a ninguna, con la certeza de realmente no saber, no sé si pueda comprender, pero es que no puedo dejarte de querer…

Carta a la Luna 192 – Todavía en movimiento

Todavía en movimiento, dentro de una poesía, sin gloria y sin pena, extraña condena, prefiero gastarme el corazón, en una sonrisa, aunque haya dolor, prefiero decir que te quiero y quedarme expuesto, porque simplemente es lo que siento.

Todavía en movimiento, dentro de mi centro, sin musa presente, en carne y hueso, prefiero estar muerto, por hacerme adicto a la luna, que nunca haberte encontrado y estar vivo, sin fuego, entre tantos, pero sin ti.

Todavía en movimiento, por el universo, sin buscar sentido, estando perdido pero decidido, en cada canción, algo todavía, en todas mis cartas, algo de mi vida, yo sigo y también sé resistir, sólo espero que seas feliz.

Carta a la Luna 181 – Entre nubes

Entre nubes viejas espaciales, hay efectos especiales y se nubla la razón, entre el lápiz y mis manos hay un nexo, siento fuego, el papel resistirá, entre el cielo y el infierno, la galaxia y tú, entre música estridente hoy me pierdo y no estoy, entre estrellas y cometas nada vibra sin tu voz.

Entre golpes, meteoritos no me dejan maniobrar, hay defectos especiales pero voy a continuar, entre tanto mis latido necesitan ser oídos, entre todo lo que tengo y lo que he perdido, tu mirada está presente, entre el frío del ambiente tu calor se me grabó, entre estrellas y cometas, si no estás no hay color.

Entre todo lo que quiero, tú siempre estás primero, aunque duela y me mantenga respirando de ilusión, siento tanto, si te veo, siento más si eres feliz, entre mares y siluetas juro que una vez te vi, hace años, ya soñaba con tu vida, utopía en carne y hueso que se hizo realidad, pero quizás, no pueda llegar a ti, aún así, jamás me voy a rendir, entre la suerte y el uno por ciento, entre el milagro y todo lo que siento…entre tantos universos, si no estás, no está completo…