Carta a la Luna 388 – Cambiando

Dejé la orilla y el mar me arrastró
crucé el tiempo y la noche cayó
no tengo miedo, no siento dolor
viajero eterno no sé dónde voy

Mandé otra carta en su dirección
rompí el hielo, mirando hacia el sol
no hace frío en mi corazón
cerré los ojos para ver mejor

Habló el silencio y todo estalló
guardé en el pecho aquella canción
no tengo un sitio pero siempre estoy
subí a la luna y todo cambió…

Carta a la Luna 349 – Aún estoy aquí

Desperté y todavía cicatrizando
estas cartas en la luna orbitando
sin mentirme ahora cambio y doy un paso
la verdad es un instante en intervalos
bajo el sol un latido fue menguando
pero aún estoy aquí

Ahora abrazo algún vacío
el camino cae conmigo
el calor haciendo frío
soy igual, el mismo tipo, soy distinto
de mis huellas nacen textos, mueren sueños
astronauta, estoy presente pero lejos y ausente
pero aún estoy aquí

Sigo extraño conociéndome de nuevo
casi un año escribiendo, haciendo sombra en el cielo
la sonrisa en amuleto y un disparo como un trueno
otro paso, estoy más cerca
el corazón siempre lo intenta
una luz y es de noche, otra vez
la canción gritó en silencio al nacer
aún respiro allí en el fondo
el espacio esta muy solo
todos se tienen que ir
pero aún estoy aquí.

Carta a la Luna 305 – El tiempo de hoy

Y la lluvia habló
se calló cuando el sol despertó
la estrella partió
incendió las pupilas del tiempo
destronó al silencio eterno
vino y se marchó
mis segundos rompieron la pena
las cadenas cumplieron condena
tu sonrisa alada corrió y voló
una noche dio el paso y partió
debe ser así
por ahora el veneno es mejor
el remedio sabia a dolor
despintando la espera camino hoy
astronauta o un tipo cualquiera
quién te escribe desde el corazón
un susurro, la palabra fuera del renglón
pero aquí estoy, todavía no me voy
si quisieras, sabrías que hacer
la canción es la misma de ayer
todo parece estar bien
cierra los ojos y empieza a ver.

Carta a la Luna 303 – Mientras sigo

Desde mi, todo lo que queda
desde aquí, llueve la marea
pude verte, desde la casualidad
esta noche, reflejada sobre el mar

Desperté, sigo mi camino
escapé, del bluff de mi destino
saludé, al ver caer el día
y recorrí, las luces de salida

Escuché, la misma melodía
y subí, sintiendo la caída
recordé, a golpe de sonrisa
y respiré, sentado en la cornisa

Conspiré, en contra del dolor
y naufragué, sintiéndome mejor
hoy escribí, una más para ti
mientras estoy, aún sigo por aquí.

Carta a la Luna 294 – Viaje angosto

Digo poco esta noche
el viaje se hace escaso
sin decir ya lo diré
y nunca sabré el por qué
si decide mi cabeza
arrancarme la certeza
y sembrarme una duda
un recuerdo que sin cura me enfermó
digo que no lo diré
esta vez me descuidé
el pasado fue veloz
no lo pude detener
las ideas que inventan
escenarios de mentira
la memoria que disfraza la emoción
ahora vuelve el corazón
la marea se relaja
el silencio ahora encaja
y todo vuelve a su color
ahora me siento mejor
siento el frío y me abrigo
si recuerdo ahora sonrío
voy sintiendo el calor
el sendero se me acaba
aún me pesa la mirada
y prefiero una canción
esta bien, esto termina
estoy bien, no ha sido nada
no sé que será mañana
pero hoy sé que aún estoy.

Carta a la Luna 185 – Densa

Densa la corriente espacial, fuerte el río negro, luna subliminal creo que te veo, pero no estás aquí, siento que te siento, pero no estás junto a mi, fuerte es el destino golpeando, haciendo olas, apagó hasta al sol, lento el momento y sin tus ojos no sé si vengo o voy, pero dentro algo funciona y aquí estoy.

Densa la marea, me mareo y pierdo el control, marcas en mi mente, de repente apareces tú, pero no es verdad, no te puedo tocar y sé bien que no estás, fuerte golpe en el pecho, mi corazón esquiva esa quietud al acecho, eterno el momento sin tu energía, a veces no sé si vengo o voy, pero dentro sigo latiendo, aquí estoy.

Densa la tormenta sideral, estrellándose en las rocas las estrellas, ahora ruge el mar, quiero ser eterno y aguantar, sólo soy un tipo enamorado de ti, no sé cuánto dure, pero daré todo de mi, lento sigo el viaje, si me ahogué, reviví, sólo de equipaje, lo que dejaste aquí, a veces no sé si vengo o voy, pero te siento, aquí estoy.

Carta a la Luna 182 – Vine y estoy

Vine a regalarte el corazón, vine desde lejos, en el medio ahora estoy, mi planeta allí atrás, un recuerdo, se acabó, las estrellas iluminan, los cometas difuminan, aquí estoy, vine y prometo que ya no me voy, vengo exactamente como soy.

Vine a regalarte unos poemas, vine sin temores, sin promesas, mi problema ahora es mi solución, si te veo siempre todo es mejor, universos estallando alrededor, sigo escribiendo enamorado, ya no guardo el pasado, sólo tengo lo que doy, vengo exactamente como soy.

Vine a regalarte también una canción, vine sin idea, con inspiración, vine atravesando el espacio exterior, el silencio inunda, por cada rincón, mis barcos naufragan, pero el capitán nunca se ahogó, vuelve a latir, aquí estoy, vengo exactamente como soy.

Carta a la Luna 40

El viaje continua, es por momentos accidentado pero puedo con ello,

ahora que no te veo, sólo cuento con mi memoria enamorada y un sueño…

tengo tus ojos y sonrisa en mis manos al escribir y estoy bien con eso.

Mientras pasa a mi lado una estrella fugaz deseo que seas feliz de verdad,

que jamás te detengas y sigas creando, que te atrevas a vivir en libertad…

tengo canciones, dibujos, momentos de ti y un deseo latiendo sin parar.

Me ayudaste a liberarme de cadenas imaginarias y aquí estoy yo, tal cual soy,

viajando sin miedo, sin ti pero contigo y por fin, conmigo contento voy…

no sé si éste será mi viaje final…sólo sé que aún sin aire, voy a continuar.