Carta a la Luna 176 – Posiblemente

Posiblemente esté perdido, sumergido en este momento, todo el tiempo naufragando en tu recuerdo, estoy de acuerdo si no vuelvo a soñar, prefiero la realidad y tu sonrisa un segundo, que sin ti la eternidad, posiblemente esté perdido, pero siempre estás conmigo.

Posiblemente esté ausente, escapando de mi mente, todo el tiempo estás tú apareciendo, estoy de acuerdo si no logro escapar, prefiero encerrarme en lo que siento y perder por fin la llave, recordando tus mañanas en la nave, puede ser que esté perdido, pero siempre estás conmigo.

Posiblemente me mantenga enamorado, sin opción a ignorarlo, todo el tiempo escribiéndote poemas, desde el corazón que me gobierna, prefiero perderme en el espacio y perder hasta la luz, si lo último que veo eres tú…parece que estoy perdido, pero siempre estás conmigo.

Carta a la Luna 154 – Muchas veces

A veces junto a ti mientras respiro nada, a veces podría dar hasta mi piel, a veces tiemblo y no es que haga frío, a veces todo tan claro como un espejismo y estoy contigo.

A veces son muchas veces, de vez en cuando más, a veces creo cantar pero volví a gritar, a veces cierro los ojos y veo más, estoy ahora conmigo, a veces esa canción y estoy contigo.

A veces no duermo nada y sólo sé despertar, a veces corre la lluvia, me quiere ahogar, a veces el sol sé apaga y ahí estás, a veces yo en la terraza por tú motivo, a veces inspiración y estás conmigo.

Carta a la Luna 140 – No sé si estás

Cuando un huracán te quiere arrancar de mi, cuando se me inundan los ojos por ti, cuando el corazón no sabe que pasa aquí, entonces siempre le hago caso a lo que siento…cuando te busco y no sé si estás.

Cuando me mirabas y mi adicción por ti, cuando cantabas lo que iba a decir, cuando escribo y cada palabra me golpea, cuando respiro y huele a ausencia, cuando en el espacio me siento un intruso y cuando te busco…no sé si estás.

Cuando el sonido me recuerda a ti, cuando soñaba y ahora sin dormir, cuando sonrío y todavía siento frío, cuando no estás tú, un tono azul, cuando viajo solo y sin tu luz, cuando miro y no se ve…cuando te busco y no sé si estás.

Carta a la Luna 117 (lado A) – La verdad

Yo prefiero el camino y cada paso, no hace falta tomar ningún atajo, yo prefiero cualquier cosa si es contigo, quererte a ti es lo mejor que me ha pasado…yo prefiero ahogarme en el espacio que vivir en mi planeta respirando pero sin ti, yo prefiero estar vivo con tu efecto sobre mi…la verdad no pensé nunca sentir tanto, pero te conocí.

Yo prefiero tu sonrisa, la de la Mona Lisa es una mueca de risa, yo prefiero cuando cantas y consigues mejorar una canción, prefiero a la luna mil veces antes que al sol, prefiero si tengo frío, tu mirada y calentar a ese que late, prefiero acostumbrarme a esperarte, que obligarme a olvidarte y traicionar al corazón, yo prefiero estar contigo, las estrellas son testigo, me iluminan mientras te escribo…y la verdad no pensé jamás sentir tanto, como cuando estás conmigo.

Yo prefiero hacerle caso al que vive en el pecho, el del norte puede ser un mal maestro, a su lado he perdido mucho tiempo, yo prefiero un abrazo de tus brazos, aunque dure un segundo, siempre lo siento muy profundo, yo prefiero dibujarte sobre el espacio como lienzo, desde que oí tu risa, no existe más el silencio…yo prefiero y escojo quererte, vengo hoy a verte y mi vida es lo que tengo para ofrecerte.

Carta a la Luna 109 – Luna de mañana

Tengo tu mirada muy reciente…tuve esta mañana junto a ti,
tengo al corazón aún cantando, por tú música en mi,
tuve un par de horas extra, que me hicieron sonreír,
luna que volviste esta mañana y todavía estas aquí.

Tengo los latidos a tu ritmo…tuve esta mañana junto a ti,
tengo al silencio aturdido, el sonido de tu risa sobre mi,
120 minutos extra y tanto fue lo que me hiciste sentir,
luna que volviste esta mañana, donde estés, estás aquí.

Tengo un sueño esperando…tuve esta mañana junto a ti,
tengo al pecho golpeando, por tu fuerte efecto en mi,
7200 segundos extra, más que suficientes para escribir,
luna que sonreíste esta mañana, esta noche estás aquí.