Carta a la Luna 368 – En busca de la Luna

Quise decir que no y siempre dije si
olía sospechoso, igual me lo comí
abrí de par en par la puerta de mi pecho
mi viejo corazón quedó al descubierto
no quiero recordar si no me hace feliz
no quiero el más allá, prefiero estar aquí
fui en busca de la luna y vuelvo con ninguna
todo esta bien así…

Volviendo a escribir para encontrar remedio
al tiempo que se va y a esta ley del hielo
sentí el palpitar, golpeando tan contento
hoy doy un paso mas, no busco y siempre encuentro
no quiero pedir más, prefiero dar de nuevo
no quiero pelear, ahora no siento eso
fui en busca de la luna y vuelvo con ninguna
todo esta bien así…

Carta a la Luna 229 – Porque es motivo

Porque te digo la verdad a veces miento,
porque te quiero y no lo lamento,
porque no estás y creo tenerte a mi lado,
porque siempre es ahora y nunca más el pasado,
porque te espero de pie y no me rindo arrodillado,
porque aún respiro y el pecho también late,
porque me es imposible olvidarte.

Porque sin ti no despiertan los días,
porque te doy sólo lo que me inspiras,
porque por ti aprendí a ser mi amigo,
porque el dolor ya no puede conmigo,
porque aprendí a encenderme de frío,
porque soy la mitad, la otra se fue contigo,
porque el tiempo juega a ser mi enemigo.

Porque escucho silencio en el ruido,
porque me encuentro ahora mismo perdido,
porque por ti traicioné a la razón,
porque suele hablarme de ti el corazón,
porque contigo soy libre en esta prisión,
porque gracias a ti sobreviví a la caída,
porque muero por ti, es que sigo con vida.

Carta a la Luna 219 – Sin ti sabe a nada

Te doy todo lo que llevo, tienes lo que guardo, lo que abrigo conmigo que no sienta el frío, que sienta la suerte de estar contigo, crezco siempre que me miras, si no estás, el abismo y la caída, tengo sólo noche, sin ti ya no hay alba, tengo de todo y sin ti sabe a nada.

Te regalo esto que traigo, tienes lo que escribo, lo que llevo en el pecho, también sus latidos, todo eso que me hace estar vivo, fuego inmediato cuando haces contacto, si no estás, me cierro y me apago, tengo sólo noche, sin ti ya no hay alba, tengo de todo y sin ti sabe a nada.

Te confieso mi adicción, tienes toda mi atención, ya no sueño más, estoy despierto, contemplando lo fugaz del tiempo, lo que siento es para ti, también mi universo, no te encuentro y otra vez, siento que me pierdo, tengo sólo noche, sin ti ya no hay alba, tengo de todo y sin ti sabe a nada.

Carta a la Luna 202 – Si no te encuentro

No sé muy bien a dónde voy, no veo nada alrededor, llevo apretado en el puño la razón, no sé por qué no estás aquí, no queda mucho más de mi, cuando te fuiste también siento que me fui, ya no importa el destino, ya se borró hasta el camino, si no te encuentro pronto, luna, estoy perdido…

No sé muy bien de dónde vengo, pero aún sé a donde voy, siento la pena asfixiando al dolor, no sé por qué esto es así, por qué me olvido hasta de mi, por qué la vida se pintó toda de gris, ya no me importa más el riesgo, me importa sólo lo que siento, si no te encuentro pronto, luna, pierdo el centro…

No sé muy bien por qué no estás, sólo te fuiste, así sin más, tal vez no quieras que te vaya a buscar, pero no puedo evitarlo, respiro por quererte tanto, creo que ni si quiera yo sabía cuanto, ahora no sirve estar callado, quisiera oírte decir algo, si no te encuentro pronto, el corazón se habrá apagado…

Carta a la Luna 193 – No sé si tú

El sonido de mi paso es invisible en el espacio, los planetas y cometas no se enteran, el pasar del tiempo infinito no me espera y ya nada va a volver, ya no hay nada que temer, despertar todos los días sin soñar, en cada carta algo de mi, sabes que vine a por ti, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

El fluir de tus mares por los trazos de mis manos, la respuesta para mi, es sentir, hundirme en tus ojos y sentir, nada nunca se vuelve a repetir, ya no hay monstruo en el espejo, si me pierdo o me encuentro ya da igual, es lo mismo, el final de un abismo fue el comienzo para mi, sabes lo que siento yo por ti, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

El dolor por el ego está muerto, antes ciego, ahora tuerto veo mejor, cuando uso solamente el corazón, es el ojo y mi motor, tu energía me incendió y ya no paro, es difícil, muy difícil todo esto, pero es mío y lo abrazo, todo esto es mi elección, mi cero coma uno por ciento, es mi vida y mi verdad, cuando ya no puedo más, sigo igual, sin querer, te quiero tanto, sabes lo que eres para mi, pero no sé si tú sigues todavía por aquí.

Carta a la Luna 153 – Tiempo y más

Ahora que no puedo de dormir, ahora que recuerdo vivir, ahora que vivo junto a ti, aunque casi no estés por aquí, ahora que sonrío y me pierdo, ahora que revivo y no muero, ahora quisiera besar, también ponerme a cantar, tengo en mis manos un texto y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Ahora que escapé de la farsa, ahora que sé ver más allá, ahora te veo en mi ventana, aunque no te pueda tocar, ahora que cerré mi cabeza y abrí la puerta lunar, ahora quisiera abrazar, quizás volver a soñar, tengo en mis manos el fuego y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Ahora que escapé del deshielo, ahora que caliento el sendero, ahora que te vi y no te encuentro, pero me volviste a inspirar, ahora que exilié a mis miedos, ahora que quisiera gritar, ahora un recuerdo intenso me volvió a visitar, tengo en mis manos la fuerza y más, tengo un tiempo en la eternidad.

Carta a la luna 36 – Algo

Algo, en compartir una canción cantándola contigo,

y  en ese ritmo que le diste a mis latidos…

algo desde tu vida que me dio cada mañana un motivo.

Algo que empieza en la belleza de tu risa y tu alegría,

lo que me inspiras a escribirte cada día…

algo que pasa en el momento en que me miras…

Algo, como un abrazo espacial que no se rinde,

como un deseo que en mi pecho ahora vive…

algo, como el milagro imposible de encontrarte

Algo, desde el momento en el que vas apareciendo

hasta el segundo en que te vas pero te encuentro

algo, que yo siento por ti, Luna…algo aquí por dentro…