Carta a la Luna 299 – Dicen tanto

Dicen, que seguro cambió la estación
a pesar de lo que congeló
que se escucha hasta mi corazón
que quizás ya perdí la razón
dicen, que por fin aprendí a querer
que encontré sólo porque perdí
que seguro no pueda volver
dicen, que robé una nave espacial
de la luna y de la mujer
que por fin aprendí a esperar
que abracé una estrella fugaz
dicen, que aprendí a reírme de mi
que escribí cada día por ti
que pinté tu sonrisa en papel
dicen, que se acerca a galope el final
la mentira juega a ser verdad
que la música otra vez cantará
dicen, que la vida vuelve a girar
que un segundo sabe a eternidad
que subió y que caerá
dicen, que me importa y que así será
y tal vez lo correcto esté mal
que aún respiro y vuelvo a soñar…

Carta a la Luna 291 – Si parece

Si parece que me apago
y viajo al revés
si te escribo por un año
cometas de papel
si me extrañas algún día
allí donde tú estés
mándame una sonrisa
quizás la pueda ver.

Si parece que me gasto
y olvido hasta la piel
si parece que me pierdo
es porque me encontré
si vuelve esa melodía
e inunda lo que ves
luna, cierra las pestañas
y déjala vencer.

Carta a la Luna 151 – Salté

Me fui a ver las estrellas más de cerca, escapé otra vez de mi cabeza y volé, me perdí en esa imagen que dejaste junto al pecho, me volví una canción, viajé derecho al corazón del universo, te escribo otro verso, por encontrarte me expandí, salté del cuerpo y me encontré a mi.

Volví y dejé las estrellas a lo lejos, abrí ventanas para dejar entrar tú luz a mi centro, mire a los ojos a la inspiración y abracé otra canción, que alguna vez fue también de los dos, te escribo, siempre escribo lo que contengo, por encontrarte perdí el miedo, salté del cuerpo y me encontré a mi.

Siguiendo y las estrellas respirándome en el cuello, llevando una sonrisa de amuleto, me siento mucho mejor, siempre estarás en esa canción, sin nada, tengo de todo, si no te veo, cierro los ojos, siempre escribo lo que siento, por encontrarte rompí el tiempo, salté del cuerpo y me encontré a mi.

Carta a la luna 145 – Mirando

Mirando el cielo allí debajo de mis pies, caída libre hacía arriba, no puedo volver, escribiendo para no desfallecer, sonriendo para mantenerme bien, algo nuevo de repente y ya no duele más, respiré de tu sonrisa tanto tiempo, no era el sol cada mañana, era tú cuerpo en mi ventana, a millones de kilómetros encontré lo que perdí.

Mirando el tiempo allí debajo de mis pies, fluyendo libre y sin poder volver, describiendo sobre papel lo que siento, lo que late y pega dentro de la piel, algo enciende de repente y ya no enfría más, abracé la sombra tanto tiempo, no era yo cada mañana, era una pena enamorada, a millones de kilómetros encontré lo que perdí.

Mirando el suelo allí debajo de mis pies, atento sueña con verme caer, escribiendo todo lo que callé, la garganta estando lejos no funciona bien, lo que perdí es lo que gané y no discuto lo que fue, siempre vuelvo a quererte, éramos todas las mañanas, me arrancaron la mitad como si nada, a millones de kilómetros encontré lo que perdí.

Carta a la Luna 68

Hoy se rompe el puente y me quedo en tu orilla, pronto te veré,

vivo entre planetas, galaxias, algunos cometas y no quiero volver,

luna, eres mi universo, no me importa el tiempo, por fin te encontré.

Hoy soñé con un beso, salté de la cama y contento me puse a escribir,

siempre te llevo sonriendo por dentro haciendo perfecto el poder vivir,

eres como fuego intenso por todo el cuerpo cuando estás aquí, junto a mi.

Hoy, entre ayer y mañana eres mi presente, en cada segundo te vuelvo a ver

lo que yo siento por ti jamás lo viví ni aquí ni en mi mundo…volví a nacer,

luna, eres mi energía, la musa perfecta, el miedo jamás me podrá vencer.