Carta a la Luna 257 – Pasos de mi

Mis pasos ahora pesan
rompen el camino
principios de nostalgia
atadas con los dientes
a mis ojos ya nublados
fuertes vientos
trago amargo
incansable la locura
enamorando a la cordura
frágil pulso de mi suerte
y astronauta por quererte
inservible el mecanismo
que me hacía respirar
tan lejano esperarte
no te vi jamás llegar
golpe exacto en el pecho
tan torcido sin derecho
encendí un volcán por ti
para que sepas volver
tengo el humo para mi
erupción de lo imposible
un poema a lo inservible
lava hirviente en la piel
despegué de un punto ciego
arrastre a pulso mi cuerpo
no miré y no huí
no escapé jamás de aquí
entre polvo de estrellas
entre truenos y cometas
dando gritos por la voz
que rió porque estoy solo
dando todo y no quitando
tú sonrisa y yo dolor
se acabó esa frontera
desactivo mi sistema
soy de hueso y corazón
soy de carne de cañón
por momentos extranjero
para ti quizás recuerdos
soy también sobre el papel
soy un tiempo que perder
si se aburre la belleza
en su juego, una pieza
soy presente y no pasado
soy el beso que te he dado
soy por ti y siempre por mi
soy un siempre hasta el fin
soy también quizás eterno
porque muero todo el tiempo
soy al fin lo que yo siento
y jamás lo que poseo.

Carta a la Luna 88 – Viaje lunar 2 – Día 1

Este día es el primero, de tu viaje y mis ojos extrañando,
pero tengo al de dentro palpitando y recordándote tan bien,
la distancia sólo es de la piel y no del querer, tú estás conmigo
no se tuerce el camino y en mi cabeza todavía te puedo ver,
y me acerco muy despacio, bella mujer en el espacio,
debajo de una estrella sueño con ese momento, cuando te vea aparecer.

Este día es el primero, de tu viaje y mis manos escribiéndolo,
pero tengo todavía fresco tu tacto en mis poros y tu voz cantando,
la distancia es un segundo y tú, mi tiempo, al infinito enamorando,
aquí sigo bien pegado a tu sonrisa dibujada en mi cabeza,
aquí sigo acorralado por la fuerza de tu efecto en mi naturaleza,
sentado en otra estrella sueño ese momento cuando irrumpa tu belleza.

Este día es el primero, de tu viaje y mis canciones en tus acordes,
siempre que no estás conmigo todo sufre el bautizo de tu nombre,
la distancia está tan cerca cuando quieres como te quiero yo, princesa,
aquí sigo encantado con la magia en mis oídos de tu risa,
aquí sigo con las huellas de tus dedos en alguna de mis camisas,
te mando un beso y un hasta luego luna preciosa, aquí te espero.