Carta a la Luna 343 – Luz oxidada

Tanto tiempo navego, bajo tus aguas
la memoria en mis dedos, corre descalza
el sol ríe en secreto, arden mis alas…

Tanta magia olvidada, era un sueño
apretando la sombra, luz oxidada
el espacio vacío, no queda nada…

Cada paso me habla, yo sin palabras
la canción se desnuda, sobre la almohada
el adiós se libera, marcho en calma..

Carta a la Luna 282 – Tengo algo

Tengo insomnio en mis sueños
tengo tinta en los dedos
cartas que no sé si llegarán
tengo un hambre pasajero
que aprendió a ayunar
tengo el fin para empezar
tengo ahora la esperanza
con ataques de ansiedad
tengo guardado este cuento
que nunca pudo acabar
tengo todos mis latidos
a punto de caducar
tengo todos los sentidos
ahogados por naufragar
tengo tanto y tú tampoco
acierto si me equivoco
tengo un paso más que dar
queda tanto por andar
tengo tu acción y mi reacción
tengo un beso recurrente
tengo la verdad que miente
y yo tengo también nada
demasiado exagerada.

Carta a la Luna 88 – Viaje lunar 2 – Día 1

Este día es el primero, de tu viaje y mis ojos extrañando,
pero tengo al de dentro palpitando y recordándote tan bien,
la distancia sólo es de la piel y no del querer, tú estás conmigo
no se tuerce el camino y en mi cabeza todavía te puedo ver,
y me acerco muy despacio, bella mujer en el espacio,
debajo de una estrella sueño con ese momento, cuando te vea aparecer.

Este día es el primero, de tu viaje y mis manos escribiéndolo,
pero tengo todavía fresco tu tacto en mis poros y tu voz cantando,
la distancia es un segundo y tú, mi tiempo, al infinito enamorando,
aquí sigo bien pegado a tu sonrisa dibujada en mi cabeza,
aquí sigo acorralado por la fuerza de tu efecto en mi naturaleza,
sentado en otra estrella sueño ese momento cuando irrumpa tu belleza.

Este día es el primero, de tu viaje y mis canciones en tus acordes,
siempre que no estás conmigo todo sufre el bautizo de tu nombre,
la distancia está tan cerca cuando quieres como te quiero yo, princesa,
aquí sigo encantado con la magia en mis oídos de tu risa,
aquí sigo con las huellas de tus dedos en alguna de mis camisas,
te mando un beso y un hasta luego luna preciosa, aquí te espero.

Carta a la luna 13 – Eres

El astronauta, fuera ya de aquella nube de confusión, volvía al sendero para llegar a ella…algunos meteoritos dificultaban el viaje pero, por fin había aprendido a esquivarlos…sólo aquí, bajo la luz de plata, aprendió a no golpearse dos veces en el mismo obstáculo…tal vez sea el magnetismo lunar, que no sólo mueve mareas, sino también ideas viejas que ya no debe usar…

Eres un beso cósmico interminable, un abrazo a la alegría de estar vivo,

de sentir tanto por dentro y poder inspirarme cada día lo que escribo

Eres, la canción tatuada en mi cerebro, la inspiración fluyendo entre mis dedos,

un “te quiero” haciendo eco en el espacio, el susurro en medio de los dos…

Eres, luna, la mejor cara de la noche y la envidia de la mañana

un siglo concentrado en 3 milímetros, entre tu mirada y la mía

hablándose sin decir, queriéndose sin pedir, sintiéndose sin fingir…