Carta a la Luna 315 – Treinta y tres

Treinta y tres años
los ojos cansados
corazón intacto
viaje de espacio
prueba y ensayo
quizás astronauta
con todo y nada
años que pesan
termina y comienza
la ruta infinita
la sal de la vida
sonrisa dormida
despierta en herida
y se siente más viva
disparo errante
buscando guarida
pasión delirante
artista flotante
un paso sumando
el sendero restando
pronto seré un sueño
pronto seré eterno.