Carta a la Luna 378 – Hay

Hay, una caída, un pendiente
aprendí, a flotar en la corriente
hay, un espacio que no quiere
también hay algo nuevo, lo de siempre

Hay, un color que sabe mal
un motor rugiendo en la ciudad
hay, una chica alunizada
también hay una verdad, disfrazada

Hay, algo más porque hay menos
en la memoria, algo que no recuerdo
hay, un eclipse en mi ventana
también hay algo escondido, en la mirada

Hay, una sonrisa y despedida
nada que ver, donde antes siempre había
hay, un camino muerto de risa
también hay, algún golpe que no avisa…

Carta a la Luna 287 – No regresan

No regresan las mañanas
todo lo que se llevó
no regresan las pestañas
enmarcando esa visión
de dos soles esmeralda
donde me hice astronauta
y donde de tanto perderme
un buen día me encontré
no regresa pero vuelve
a momentos el color
no me importa mi destino
no quiero este sabor
de mil grises salpicando
este corazón helado
mi alegría está esperando
por un golpe de calor
no regresa el latido
que firmé en tu honor
aquí el eco es prohibido
el sonido se me ahogó
en la garganta del espacio
poco a poco y muy despacio
la marea ahora es alta
del naufragio vivo yo
no regreso pero vuelvo
el recuerdo se enraizó
no tiene ningún sentido
pretender que no dolió
pero ahora este tipo
viajará por otro viaje
más ligero de equipaje
por sonrisa y reacción.

Carta a la Luna 197 – A veces creo verte

Otra vez vuelve a anochecer, cubrió una sombra la ilusión, en mi cabeza la razón se extinguió, por los caminos de mis venas, sigue viajando el calor, sobre la piel el frío me anestesió, no sé dónde fuiste a parar, ¿por qué no te puedo encontrar?, a veces creo verte pero no estás.

Otra vez vuelve a anochecer, cantó una estrella tu canción, en mi sistema tu sonido se quedó, perdí la luz y el color, perdí el aroma y el sabor, cuando te fuiste te llevaste lo mejor, no sé dónde fuiste a parar, ¿por qué ya no puedo soñar?, a veces creo verte pero no estás.

Otra vez vuelve a anochecer, perdido siento que me voy, en mi cabeza todo ya desconectó, por el recuerdo que se aferra, resiste aún mi corazón, el traje de astronauta ya se me rasgó, el aire dice que se va, mientras escribo para ti, envío en el sobre un trozo más de mi, no sé dónde fuiste a parar, si estas palabras llegarán, a veces creo verte pero no estás.

Carta a la Luna 187 – Ojalá estuvieras

Estuviste siempre ahí, al salvarme de mi mismo, eres esa medicina y una dulce enfermedad, me volviste a inspirar, lo que dice tu mirada sin hablar es espacial, energía que alimenta cada carta hambrienta, me haces mucho bien y no sé si te das cuenta, sé que puedo esperar, pero a veces es difícil porque creo que te veo y la verdad es que ahora mismo, no estás.

Saliendo de un abismo, con tu mano en la mía, el universo estalló, empezó a llover color y el silencio me gritó, tu sonrisa es una droga espacial recorriéndome las venas, yo intentaré llegar en una pieza, te quisiera encontrar aunque me pierda, pero a veces es difícil, porque creo que te veo y la verdad es que ahora mismo, no estás.

Entre el espacio y la pared, a veces yendo al revés, eres musa inevitable, batería infinita entre mis manos y el papel, me empecé a mover cuando aprendí a no correr, empecé a respirar casi sin aire a tu lado y reviví, tengo tanto para ti…pero a veces es difícil, porque creo que te veo y la verdad es que ahora mismo, no estás.

Carta a la Luna 181 – Entre nubes

Entre nubes viejas espaciales, hay efectos especiales y se nubla la razón, entre el lápiz y mis manos hay un nexo, siento fuego, el papel resistirá, entre el cielo y el infierno, la galaxia y tú, entre música estridente hoy me pierdo y no estoy, entre estrellas y cometas nada vibra sin tu voz.

Entre golpes, meteoritos no me dejan maniobrar, hay defectos especiales pero voy a continuar, entre tanto mis latido necesitan ser oídos, entre todo lo que tengo y lo que he perdido, tu mirada está presente, entre el frío del ambiente tu calor se me grabó, entre estrellas y cometas, si no estás no hay color.

Entre todo lo que quiero, tú siempre estás primero, aunque duela y me mantenga respirando de ilusión, siento tanto, si te veo, siento más si eres feliz, entre mares y siluetas juro que una vez te vi, hace años, ya soñaba con tu vida, utopía en carne y hueso que se hizo realidad, pero quizás, no pueda llegar a ti, aún así, jamás me voy a rendir, entre la suerte y el uno por ciento, entre el milagro y todo lo que siento…entre tantos universos, si no estás, no está completo…

Carta a la Luna 165 – Ahora todo está mejor

Recorriendo un sonido en el espacio, por la vía en melodía y ya huele a canción, sin tú voz, pero cantas tú, las estrellas sonriendo en coro y ahora todo está mejor.

Renaciendo todo el tiempo en los brazos del reloj, voy moviendo hacia mis manos el golpe de corazón, las estrellas sé abren en flor y ahora todo está mejor.

Respirando de un momento en tú sonrisa y un recuerdo, voy despierto todo el tiempo, ya no necesito sueños, las estrellas ahora tienen más color y ahora todo está mejor.

Carta a la Luna 160 – Eres tú quien me inspira a escribir

A pesar del galope del tiempo sobre la piel, el miedo se perdió y ya no puede volver, el viento que arrasó, ahora sólo es brisa, la musa en tú sonrisa, las estrellas por fin enamoradas y cantando para ti, eres tú quien me inspira a escribir, pero tal vez nunca te pueda describir.

A pesar del abrazo siempre helado del vacío, tú canción venció al frío, el corazón que se rompió, ahora le pone ritmo a mi viaje, tengo todo el equipaje necesario en tú mirada, eso basta para mi, eres tú quien me inspira a escribir, pero tal vez nunca te pueda describir.

A pesar del zarpazo certero de las penas, otra vez se me incendiaron de color todas las venas, el traje de astronauta es resistente, puede ser que dure para siempre, eres un poema cuando entras por mis ojos, en los tuyos una tarde me perdí, eres tú quien me inspira, pero tal vez nunca te pueda describir.

Carta a la Luna 157 – En cada carta

Mañanas y días enteros de ti, de tu sonrisa, de tu mirada, abriendo y cerrando latidos, resumiendo siempre el infinito, estás guardada y escapando en mi cabeza, dando vida a la belleza otra vez, me robaste esas ganas de correr y ahora estoy mucho mejor, porque aprendí como querer, ahora no puedo perder, escribiré tu reacción en lo que siento, en cada carta el corazón.

Galaxias enteras, latiendo por ti, por esa risa, por esa brisa que no acaba y da vida, abriendo siempre el reloj, desarmando el tiempo y pintando todo en color, dando voz hasta al silencio, las estrellas en tu cuerpo floreciendo, me quebraste el cristal del miedo, me enseñaste a decir que si, ahora no puedo morir, escribiré a tu vida cada día, en cada carta el corazón.

Universos enteros chocando atraídos por ti, magnetismo increíble, luna moviendo los mares de cada sistema, moviendo el flujo en mis venas, cargando de fuerza mis manos, letra a letra un poco de mi, todo esto es para ti y siempre fue así, me enseñaste que el milagro es posible, que todo empieza aunque termine, ahora no puedo mentir, escribiré, para ti siempre hay tiempo, en cada carta el corazón.

Carta a la Luna 133 (lado A) – Golpea el corazón

Viviendo de noche, se apagó la luz, mordiendo la calma arrojé la cruz, tal vez de un soplido apagaré al sol, quisiera decirte que nunca se acabó, no existe el tiempo en mi reloj, no sé bien quién fui, pero ahora sé quién soy, escucho una canción mientras golpea el corazón.

Muriendo de noche, se apagó el calor, mordiendo un sueño regresó tu voz, tal vez si madrugo me ayudará algún dios, tal vez si me duermo todo parezca estar mejor, abrazo el momento y sólo puedo sentirte en esa canción mientras golpea el corazón.

Despierto de noche, se apagó el color, mordiendo una carta de amor, tal vez ahora pueda liberar a mi intención, tal vez un incendio arrase con mi razón, no tengo que pedir perdón, sólo creer en lo que siento, me pierdo en tú canción mientras golpea el corazón.

Carta a la Luna 118 – Obras en la Luna

Obras sobre ti, obra de arte, quisiera ayudar pero no debo involucrarme, tengo que apretar fuerte los dientes y aguantarme, tengo que escribirte y nada más, sabiendo que lo estás pasando mal, obras y escenarios personales, tenemos que confiar, nunca es tarde y la función siempre debe continuar.

Obras sobre ti, obra de arte, es difícil tener que contenerme así, porque te adoro desde que te conocí y lo que has hecho tú por mi…obras mías, de mi vida son para ti, lo que siento no se puede describir, aunque es momento ahora, de quedarme quieto aquí, haré todo lo que pueda para hacerte feliz.

Obras sobre ti, obra de arte, yo decido no asfixiarme y pelear por ti, tú eres libre también de decidir el ritmo de tú canción para vivir, obras de miedo, de medianoche en mi cama, luna siempre estás en el cielo cuando haces falta, aunque los nervios muerdan con fuerza, aunque los pensamientos asusten al corazón, siempre es ése golpe en el pecho, quien nos da la razón.

Obras sobre ti, obra de arte, ahí voy a estar para pintarte si pierdes el color, no es una promesa vacía, suicida, es que te quiero con todo lo que soy, obras lunares sobre tus lunares, obras que llevamos en la piel y en la mente, estar aquí cuatro días ya es una suerte, no nos alejemos nunca del ahora, obras espaciales, obras mundiales, recuerda ese cartel, cuando salimos de la nave, que ponía: respira, todo es posible…sonríe, nada es tan grave.