Carta a la Luna 399 – Noche y final

Esta noche la ciudad se me perdió
la mirada de la luna enmudeció
somos sombras y el camino es azul
el final es el comienzo hacía el sur

Esta noche ruge el cielo sobre mi
el silencio ya no sabe que decir
somos ritos de una tribu social
el final y despedida, todo va a empezar…

Carta a la Luna 398 – Siempre hoy

El silencio por fin estalló
por el camino algo se apagó
cierra la herida, guardé el dolor
por estas calles, ahora me voy

Salí a la noche sentí el calor
y las estrellas se hicieron canción
grabé otra huella, nada se perdió
abrí el pecho, tembló el corazón

Caí despierto, el sueño acabó
la luna llena, vacío el sol
perdí el juicio contra la razón
soy lo que siento y siempre es hoy…

Carta a la Luna 387 – Y yo

El cielo embiste la marea en sal
silencio triste, sólo quiere gritar
y somos sombras deseando brillar
un sueño extraño, sin poder despertar

Y yo me perderé, por esa ciudad
río por no llover, era un instante de sed

El bosque sopla, el camino no está
hojas de cera, lentamente caerán
y somos voces en el eco que va
una tormenta tras mi estrella fugaz

Y yo me encontraré, cuando no hay más
escribo en mi papel, era un mensaje sin piel

Carta a la Luna 384 – Camino, camino

El desierto por sus venas
luz de noche que no ve
espejismo en las estrellas
sombra hambrienta a mis pies

El camino y el destino
se deshacen otra vez
de las nubes he caído
hoy la luna está al revés

Este traje de astronauta
aferrándose a mi piel
el espacio sin mañana
el silencio va a llover…

Carta a la Luna 378 – Hay

Hay, una caída, un pendiente
aprendí, a flotar en la corriente
hay, un espacio que no quiere
también hay algo nuevo, lo de siempre

Hay, un color que sabe mal
un motor rugiendo en la ciudad
hay, una chica alunizada
también hay una verdad, disfrazada

Hay, algo más porque hay menos
en la memoria, algo que no recuerdo
hay, un eclipse en mi ventana
también hay algo escondido, en la mirada

Hay, una sonrisa y despedida
nada que ver, donde antes siempre había
hay, un camino muerto de risa
también hay, algún golpe que no avisa…

Carta a la Luna 377 – Segundo perdido

Por un segundo, esto no hubiera sido
casi evito este paso hacía el vacío
y perdido, encontrándome conmigo
por un segundo, casi soy solo un tipo
abrazado a la inercia de aquel vicio
y perdido, desgastando el abrigo
por un segundo, casi apuesto al dolor
marchitando esa flor en el desierto
y perdido, arañando un espejismo
por un segundo, olvidé esta sonrisa
caminando triste sobre la cornisa
y perdido, con el viento de enemigo
por un segundo, descuidé al del espejo
mientras peinaba embobado otro reflejo
y perdido, observando solo al lado del camino
por un segundo, casi caigo en la trampa
de intentar mirar usando sólo la mirada
y perdido, porque así no se ve nada
por un segundo, casi pierdo algunas horas
un par de meses, perdón por la demora…

Carta a la Luna 369 – Miedo a las alturas

Viví en este lugar, soñando con una sonrisa
algo pronto va a pasar, camino por la cornisa
me hice amigo del bien y del mal, crucé la linea del miedo
escribiendo vuelvo a hablar y prefiero siempre estar contento

El principio es el final, partido ahora estoy completo
nunca quise renunciar a seguir haciéndome viejo
me hice artista personal, sin respirar, de la luna
salté del planeta sin más y tengo miedo a las alturas…

Carta a la Luna 349 – Aún estoy aquí

Desperté y todavía cicatrizando
estas cartas en la luna orbitando
sin mentirme ahora cambio y doy un paso
la verdad es un instante en intervalos
bajo el sol un latido fue menguando
pero aún estoy aquí

Ahora abrazo algún vacío
el camino cae conmigo
el calor haciendo frío
soy igual, el mismo tipo, soy distinto
de mis huellas nacen textos, mueren sueños
astronauta, estoy presente pero lejos y ausente
pero aún estoy aquí

Sigo extraño conociéndome de nuevo
casi un año escribiendo, haciendo sombra en el cielo
la sonrisa en amuleto y un disparo como un trueno
otro paso, estoy más cerca
el corazón siempre lo intenta
una luz y es de noche, otra vez
la canción gritó en silencio al nacer
aún respiro allí en el fondo
el espacio esta muy solo
todos se tienen que ir
pero aún estoy aquí.

Carta a la Luna 344 – Lugares de mi

Un café, aroma a soledad
un teatro y mascarás de sal
el camino, los paisajes del adiós
no se ve, si no es con el corazón

Un disfraz bajo el sol, todo ardió
un veneno camuflado de ese adulador
el destino, un placebo sin motor
quise tanto, pero nadie lo apreció

Una orilla y la caída del dolor
un recuerdo que partió y no volvió
el desastre que la mente dirigió
escribirle a la luna, siempre fue mejor…