Carta a la Luna 388 – Cambiando

Dejé la orilla y el mar me arrastró
crucé el tiempo y la noche cayó
no tengo miedo, no siento dolor
viajero eterno no sé dónde voy

Mandé otra carta en su dirección
rompí el hielo, mirando hacia el sol
no hace frío en mi corazón
cerré los ojos para ver mejor

Habló el silencio y todo estalló
guardé en el pecho aquella canción
no tengo un sitio pero siempre estoy
subí a la luna y todo cambió…

Carta a la luna 26

El astronauta, sigue perdido, gastando el aire dando vueltas por el espacio, golpeado en el alma por él mismo, se falló otra vez y le falló a ella. Avergonzado, coge el lápiz para escribir a la Luna, sin saber si las cartas llegan a su destino…Tal vez no la vuelva a ver pero cree en que nada es imposible, que lo puede hacer…

Aquella costumbre perdida volvió a nublarme la razón,

siempre me trajo dolor y aún lo hace…y me parte el corazón,

pero al final fui yo quien cometió el error y no puedo justificarme

fui yo el único culpable…

Quise hacerlo bien, y viajaba con un traje nuevo, me peiné

y traté de estar guapo para ti, pero fallé y volví a caer en esa pesadilla

te perdí de vista y ahora no te encuentro, siento que se me partió la vida

por no estar atento, por no estar a la altura…

Ahora estoy solo y tengo miedo, no lo puedo negar

pero de alguna forma tengo que abrazar alguna esperanza

tengo que ser valiente de verdad y luchar contra lo que haga falta

luna, no sé si estás cartas te llegarán, pero las envió igual…

El cambio en mi por ti, fue real, eso jamás lo podré negar

pero aún queda algo por cambiar, y otra vez te hice daño y me lo hice a mi,

se que puedo enterrarlo, pues eres lo mejor que me ha pasado

y ya he logrado tanto…

pero luna, no sé si me puedas esperar, porque sé que además

perdí tu confianza,

he perdido contra mi peor enemigo que soy yo mismo,

pero sé que puedo ganar.

Ahora no tengo nada, ahora que me dejé perder y que duele tanto…

el espació puede ser muy cruel, sobre todo cuando estas solo

y no sabes dónde ir

ya no canto, como poco y respiro más rápido…

espero poder verte otra vez sonriendo

espero poder volver a encontrar mi camino y por fin cumplir con mi deseo

de hacerte feliz de una vez y ser feliz yo contigo…

Estas cartas son lo único que tengo, al escribirlas imagino que,

de alguna manera llegarán a ti…luna, no sabes cuánto lo siento…

Dije que no me rendiría y lo mantengo, tengo que ser consecuente en mi lucha

y con lo que hice, lo que no quiero volver a hacer y lo que haré, pero te diré

que lo que siento por ti, y lo bueno en mi,

es verdadero como nunca nada lo fue…

Este es el momento de hacer las cosas bien o morir en el intento.