Carta a la Luna 398 – Siempre hoy

El silencio por fin estalló
por el camino algo se apagó
cierra la herida, guardé el dolor
por estas calles, ahora me voy

Salí a la noche sentí el calor
y las estrellas se hicieron canción
grabé otra huella, nada se perdió
abrí el pecho, tembló el corazón

Caí despierto, el sueño acabó
la luna llena, vacío el sol
perdí el juicio contra la razón
soy lo que siento y siempre es hoy…

Carta a la Luna 363 – Peor el sol

Caminando por la noche y el espacio
apretando en las manos una carta
no me importa el final, porque tiene que llegar
y la luna ya no sale, por aquí no se ve a nadie
me robé un rato al sol, pero fue mucho peor
porque quema, pero no me da calor

Caminando paso a paso, muy despacio
me acompaña un recuerdo que no calla
la cordura es pesada, la dejé por ahí tirada
y la luna se ha marchado, ni un cuarto ha quedado
me robé un rato al sol, pero fue mucho peor
porque quema, pero no me da calor

Caminando, hace frío, no me paro
voy curado por haberme enfermado
las estrellas despertando, todo otra vez girando
y la luna está dormida, se olvidó la despedida
me robé un rato al sol, pero fue mucho peor
porque quema, pero no me da calor

Carta a la Luna 349 – Aún estoy aquí

Desperté y todavía cicatrizando
estas cartas en la luna orbitando
sin mentirme ahora cambio y doy un paso
la verdad es un instante en intervalos
bajo el sol un latido fue menguando
pero aún estoy aquí

Ahora abrazo algún vacío
el camino cae conmigo
el calor haciendo frío
soy igual, el mismo tipo, soy distinto
de mis huellas nacen textos, mueren sueños
astronauta, estoy presente pero lejos y ausente
pero aún estoy aquí

Sigo extraño conociéndome de nuevo
casi un año escribiendo, haciendo sombra en el cielo
la sonrisa en amuleto y un disparo como un trueno
otro paso, estoy más cerca
el corazón siempre lo intenta
una luz y es de noche, otra vez
la canción gritó en silencio al nacer
aún respiro allí en el fondo
el espacio esta muy solo
todos se tienen que ir
pero aún estoy aquí.

Carta a la Luna 325 – Off

Era un reflejo abrazado al dolor
era el invierno devorando el calor
tal vez quise reír y tuve que llorar
era un desierto, un extraño bajo el sol

Ahora me voy de aquí, harto de soñar
camino hasta el final, doy un paso más
en este espacio, el tiempo se apagó…

Era la lluvia y yo moría de sed
era una excusa, no sabía querer
tal vez lo imaginé y era tan real
era el mar y sólo pude naufragar

Ahora me voy de aquí, basta de mentir
palabras sin hablar, vuelvo a escribir
en este espacio, el tiempo se apagó…

Carta a la Luna 309 – Partiendo

Partió la senda y me dejó
despistando a la ilusión
partió el camino en mi reloj
no vi a la noche apagar el sol.

Partió mi voz y silenció
la melodía en tu rincón
partió el ayer, ahora es hoy
y aún retumbo, aún estoy.

Partió el calor y aquí enfrió
quise abrigarte en mi corazón
partió el disparo y me alcanzó
aún escribo, aún soy yo.

Carta a la Luna 294 – Viaje angosto

Digo poco esta noche
el viaje se hace escaso
sin decir ya lo diré
y nunca sabré el por qué
si decide mi cabeza
arrancarme la certeza
y sembrarme una duda
un recuerdo que sin cura me enfermó
digo que no lo diré
esta vez me descuidé
el pasado fue veloz
no lo pude detener
las ideas que inventan
escenarios de mentira
la memoria que disfraza la emoción
ahora vuelve el corazón
la marea se relaja
el silencio ahora encaja
y todo vuelve a su color
ahora me siento mejor
siento el frío y me abrigo
si recuerdo ahora sonrío
voy sintiendo el calor
el sendero se me acaba
aún me pesa la mirada
y prefiero una canción
esta bien, esto termina
estoy bien, no ha sido nada
no sé que será mañana
pero hoy sé que aún estoy.

Carta a la Luna 287 – No regresan

No regresan las mañanas
todo lo que se llevó
no regresan las pestañas
enmarcando esa visión
de dos soles esmeralda
donde me hice astronauta
y donde de tanto perderme
un buen día me encontré
no regresa pero vuelve
a momentos el color
no me importa mi destino
no quiero este sabor
de mil grises salpicando
este corazón helado
mi alegría está esperando
por un golpe de calor
no regresa el latido
que firmé en tu honor
aquí el eco es prohibido
el sonido se me ahogó
en la garganta del espacio
poco a poco y muy despacio
la marea ahora es alta
del naufragio vivo yo
no regreso pero vuelvo
el recuerdo se enraizó
no tiene ningún sentido
pretender que no dolió
pero ahora este tipo
viajará por otro viaje
más ligero de equipaje
por sonrisa y reacción.

Carta a la Luna 276 – Restos

El tiempo se me deshizo
subjetivo y tan inútil
extraño y ajeno como tú
porque estabas y ahora no
todo y nada de sabor
ridículo astronauta
divago sin motivo
sin calor
y el motor podrido
por confiar me desnudé
me encontré perdido
sin ti y sin respiro
escribí otra vez
con la tinta
del silencio
y de ese ruido
del espacio
ahora vacío
y otro verso
arrancaré
por la luna
que se fue.

Carta a la Luna 259 – Tiempos sin ti

El astronauta y la Luna imposible, no la encuentra, ya no vuelve…contempla en silencio su mundo apagado, escribe las cartas porque no sabe parar de quererla, no sabe como cortar lo que siente…espera callado, espera por ella, espera un abrazo o el fin, de un golpe preciso, también de sus manos.

Tiempos de cambio
a cambio de nada
voces lejanas
vacías, calladas
fuga del sol
eclipse al calor
sube la deuda
no existe una tregua
pierdo las luces
sin fuerza
a patadas
mensaje en silencio
partiendo el cuerpo
posible esperanza
ahogada de ganas
quisiera buscarte
impulso al instante
quisiera olvidarme
y vuelvo a quererte
despierta la noche
no sales
te escondes
yo sigo viajando
por ti
viajando
por ti
a expensas de mi
porque me hace daño
te espero hace años
siento que me quiebro
y ya no te veo
aprieto los ojos
los puños
los dientes
hasta el corazón
frenó de repente.

Carta a la Luna 217 – Vivo y sin ti

Esta noche perdí el miedo, el reloj se me rompió, el calor poco a poco se apagó, no sentí que respiraba y muy poco el corazón, tengo todavía tatuada tu canción, quisiera romper las sombras para ver si estás ahí, duele tanto estar vivo y sin ti.

Esta noche la tormenta, abrazó y me pegó, creí verte pero era una ilusión, no siento que estoy despierto y me olvido de quien soy, tengo el pecho abierto sin temor, quisiera que el sol brillara para ver si estas ahí, duele tanto estar vivo y sin ti.

Esta noche no se acaba, todo gira sin control, tu recuerdo otra vez me alimentó, sabes bien de lo que hablo, sabes que te quiero tanto, seguiré por ti viajando aunque pierda la razón, quisiera estirar los brazos y alcanzarte desde aquí, duele tanto estar vivo y sin ti.