Carta a la Luna 374 – Dice

Dice el cielo sobre mi
todo está acabando
dice cada paso por aquí
algo está fallando

Recuerdo que abrí
el pecho hacia ti
después me perdí
y terminé para volver a comenzar

Recuerdo mentir
diciendo la verdad
recuerdo escribir
cada palabra y la puerta del final

Dice el tiempo que me fui
mientras estoy llegando
dice algún recuerdo al sonreír
sólo eres humano

Recuerdo morir
mirando hacia atrás
recuerdo vivir
abrir los ojos bien cerrados y amar

Y luego partí
al sur de la ficción
después sucedí
moví los brazos y salí a respirar…

Carta a la Luna 355 – Ahora caigo

Después de compartir tanto quedó cortado
el fuego helando el aire y apagando
un golpe seco de reloj marcó lo eterno
me olvidó la voz del sol en este invierno

Espada cruzando la pared sobre mi pecho
sal lloviendo de este adiós y esta hecho
mi sonrisa es sobresalto a pie y descalzo
el reflejo filtró un rayo sobre el mar, escaso

Disfunción retráctil del misil allí en mis brazos
voz de cuero resbalando lenta por mis manos
el adiós que se aproxima es cercano, es hermano
me subí por encontrarte, me perdí y ahora caigo.

Carta a la Luna 353 – También adiós

Este adiós, debe suceder
sin preguntar y yo sin responder
este adiós no termina
este adiós es bienvenida

Este adiós abre los brazos
rompe el miedo en pedazos
este adiós, siempre conmigo
tú verás lo que se queda contigo

Este adiós es porque quiero
porque era mentira y no verdadero
este adiós no es tan importante
es sólo un paso hacia adelante

Este adiós es aprendizaje
por haberme equivocado tanto
este adiós, para seguir el viaje
mientras el espacio, se va apagando…

Carta a la Luna 351 – Cielo roto

El cielo rompió el cristal y el reflejo
a millones de kilómetros, me acerco
canto en fiebre, empujando cada paso
el oxígeno es terco, es tan escaso

El efecto de mis brazos se perdió
el sonido de mi boca caducó
este traje, aferrándose herido
el tiempo que gastamos sin sentido

Y mis manos, extrañando extrañas
los espejos rotos bajo las pestañas
estas cartas, como sombras pasajeras
las palabras, aún en ritmo por mis venas.

Carta a la Luna 318 – Quiero porque quiero

Discapacidad emocional
amateur y tan profesional
lengua viva alrededor
vestido de seda y antifaz

Corazón cansado de estallar
seducción confusa, tan femme fatal
brazos desatados en tempestad
nado entre estrellas por estrellar

Demasiado ego, demasiada sal
danza violenta, astronauta a desechar
pulso bajo cero, sonda musical
quiero porque quiero, quiero terminar.

Carta a la Luna 308 – Egoista

Recorrer el vasto final de mi
observo cada paso y me recuerdo así
sin voz te lo diré, escrito gritaré
quisiera que hagas sombra aquí un día
quisiera a lo mejor brindar con té
quisiera abrazar a la alegría
teñir las canas de lo que esperé
quisiera incendiarme otra vez
que cicatrice el resto de mi piel
quisiera dormir despierto y no soñar
quisiera esa sonrisa un rato
quisiera que no sea tanto
quisiera ser en parte este papel
quisiera perder peso y despegar
quisiera inundarme y naufragar
quisiera aquella risa retumbando
quisiera el efecto hipnotizando
quisiera ser el doble de astronauta
quisiera tu reflejo enrojecer
quisera el camino dando curva
quisiera brazos y cintura
quisiera que prenda hoy la luna
quisiera más lugar en el espacio
quisiera el tiempo más despacio
quisiera pero ya no quiero tanto
quisiera pero me estoy acabando
quisiera al final, el despertar
quisiera que comience…al terminar.

Carta a la Luna 281 – Sin estar

Estoy, si, pero no
estoy sólo aquí
congelado
rompiéndome
y en pedazos
recogiendo
lo que pueda llevar en los brazos
estoy porque si
pero en realidad me fui
pero sigo
sin respuesta
sin respiro
las estrellas ya sin brillo
oxidadas van cayendo
te busqué y me fui perdiendo
estoy, pero no quiero estar
no volviste a mirar
ni a girar esa sonrisa hacia mi
poco queda ya de ti
y no dices nada
censuraste las palabras
las canciones
las mañanas
te extrañé por muchas lunas
te esperé como a ninguna
es en serio cuando escribo
para ti cada latido
que partió y no volvió
corazón que marchitó
en tu invierno
olvidado
sin cuidado
atrapado en el pasado.

Carta a la Luna 265 – Procesos

En tu proceso fui
esquivé razones
me perdí
en mi proceso
reviví
vestido de espacio
artista lunar
resaca del pasado
tormenta y atormentado
simpleza y belleza
descarga de fuerza
sonrisa y labios
movimiento
mucha música
lo que siento
y abrazos
entero en pedazos
reciclándose a diario
motor antiguo
dañado a rugidos
cabalgata estelar
estrellas desbocadas
perdiendo miradas
buscando tu rastro
viviendo en un casco
escribo averiado
tal vez soy recambio
piel nueva otra vez
vuelto al revés
sentir que hace daño
pero eso es mi viaje
y es mi equipaje
sabía lo que hacía
el efecto y tu causa
el pulso sin ritmo
aunque no es lo mismo
todo esta bien
nunca fui quién
tampoco astronauta
sólo uno que escapa
del renglón cotidiano
en la oración de la vida
quien vio la salida
el que abrió los brazos
un beso independiente
un “te quiero” recurrente
otra carta dedicada
para ti, igual que ayer
sin nada que esconder.

Carta a la Luna 218 – Cuando tú no estás

Sigo vivo por los pelos, sigo en busca del tesoro, aún respiro de algún modo y si apareces en mi mente soy feliz, vuelvo a tomar las riendas, flotando en el espacio sideral, pero cuando tú no estás…nada es tan especial.

Sigo vivo y en camino, sigo olvidando sobre mi, aún te espero con los brazos bien abiertos y un regalo para ti, vuelves a encender mis venas, si recuerdo tu sonrisa espacial, pero cuando tú no estás…nada es tan especial.

Sigo entero pero partido, sigo deseando verte llegar, aún te quiero y es tan intenso, me enamoro si pienso en ti, te vuelvo a escribir princesa, tu efecto es inmortal, pero cuando tú no estás…nada es tan especial.