Carta a la Luna 352 – Que se quede

Que quede de mi una sonrisa grande
un abrazo a la luna y algún instante
que quede de mi la verdad por delante
no mentirte, aunque puedas enfadarte
que quede de mi, fuerte, una canción
todo lo que escribí, siempre, de corazón
que quede de mi también un beso
una mirada clara, que grita en silencio
que quede de mi siempre una bienvenida
incluso ahora que se acerca la despedida.

Carta a la Luna 163 – Por la mañana junto al alba

Por la mañana junto al alba, otra vez eran tus pies, otra vez era tú piel y tú sonrisa de papel con esa curva dibujada, esa mirada donde aterriza la mía y se detienen, mientras estalla el reloj, ahí está todo mejor y no entiendo, casi no pesa más el cuerpo, sólo existe lo que siento, un momento estirado al infinito y elijo escribirte una vez más, no sé bien que pasará, pero sé que me haces bien.

Por la mañana junto al alba, otra vez tu risa, esos tambores ensayando en el pecho, otra vez esa manera de mover cada palabra en el aire de tu boca, la coherencia casi loca y yo no quiero entender, será lo que tenga que ser, cerré los ojos pero aún te podía ver, sólo respiro de tu brisa en el espacio, las estrellas atenuándose despacio, no sé bien que pasará, pero sé que me haces bien.

Por la mañana junto al alba, otra vez contigo, hacia frío pero sobraba el abrigo, otra vez esa inspiración como un tsunami en mis mares, otra vez toda mi atención sobre tú vida, no quedan puertas de salida, sólo muchas de bienvenida, cada oración sonaba como una sinfonía, como un himno a la alegría yo estaba feliz, todo esto explica algo de mi, no sé bien que pasará, pero sé que me haces bien.

Carta a la Luna 162 – Hasta mañana

Buenas noches, mañana un poco de luz bajo la lluvia, un café y la aventura de tus ojos otra vez, esa sonrisa que envidian hasta las musas, esa que aún no logro describir muy bien, el instante exacto en que te vea aparecer…hasta mañana y que duermas bien.

Buenas noches, mañana una canción con cada paso de tus pies, unas palabras y unas risas otra vez, esa mirada verde que me encuentra y me pierde, esa que inspira cada una de mis cartas…hasta mañana y que duermas bien.

Buenas noches, mañana llegará otra vez la bienvenida, a tu energía y a tú vida, a ese momento que en el tiempo estiras y no sabe terminar, aunque sea sólo un segundo, cuando apareces se detiene el mundo y el reloj tira la toalla…hasta mañana y que duermas bien.

Carta a la luna 28

Quiero agradecerte Luna, por el milagro que ha sido conocerte,

todo por lo que hemos pasado y la alegría de poder cada día verte

cada mañana riéndonos juntos y compartiendo algún sueño…

Me regalaste días supersónicos de sentimiento, me enseñaste, por lo pronto

más que cualquier maestro…y todo ello sin querer, siempre sonriendo,

siempre siendo tú.

Quiero agradecerte, Luna preciosa, porque me has cambiado a mejor,

paso a paso, día a día y entonando siempre una canción.

Esto no es una despedida, sino una bienvenida…

eres ahora parte de mi vida, otra vez sin quererlo, y para siempre.

El viaje ahora, no ha hecho más que empezar, en ésta roca,

donde sigo sentado, escribiéndote este texto emocionado…

no necesito más que verte sonriendo y saber que eres feliz.

Gracias Luna, de verdad, te quiero.